Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El Ayuntamiento de València estudia un sistema semafórico por barrios para contener la pandemia

26/10/2020 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València está estudiando la posibilidad de implantar en la ciudad un sistema de indicadores semafóricos que involucre a toda la sociedad civil en la difícil tarea de la contención del coronavirus en el Cap i Casal. Asociaciones de todo tipo -hostelería, comercio, de vecinos, etcétera- podrían ser partícipes del programa que en el que han pensado las concejalías de Participación y la de Ciclo Integral del Agua, dirigidas ambas por Elisa Valía. Un plan que se presenta para su estudio en el Centro de Coordinación Operativa Municipal (Cecopal), constituido para el control de la pandemia en la ciudad y convocado este lunes por el departamento de Seguridad Ciudadana.

El planteamiento fundamental pasa por utilizar los datos de concentración de coronavirus en las aguas residuales para clasificar el estado de cada barrio y asignar, en función de la situación, un color del semáforo a cada sector analizado. De esta manera, aquellas zonas cuya concentración del virus fuera alarmante recibirían la peor calificación y se les asignaría el indicador rojo. Y a aquellas en las que se registraran niveles más optimistas, se les atribuiría otro color de la escala semafórica, verde en el mejor de los casos.

Eso constituiría el trabajo interno del consistorio: definir la escala y los criterios de clasificación. Y a partir de ahí, entraría en juego la actuación del tejido asociativo de la ciudad. El Ayuntamiento comunicaría la información semanalmente a las organizaciones que se presten a colaborar en esta empresa, con el propósito de que los establecimientos asociados a las plataformas situaran en su entrada el indicador con el color correspondiente a su zona. Así, hosteleros, comerciantes, asociaciones vecinales o de cualquier otra índole registradas en el consistorio informarían del panorama dibujado por los datos en cada área a sus vecinos de una manera sencilla e intuitiva. También se implantaría en los edificios municipales.

Se trata de ir un paso más allá en el uso de los datos que se obtienen del análisis de las aguas residuales cada semana. Hasta el momento, la concejalía de Ciclo Integral ha estado informando asiduamente acerca de la fotografía de cada barrio en cuanto a concentración del virus. Sin ir más lejos, esta semana la edil comunicaba que su presencia se había duplicado en tan sólo una semana en la ciudad. Pero ahora, con el sistema semafórico, la pretensión es bajar los grandes datos al día a día de la ciudad con ánimo de mantener a raya la expansión del virus.

Por una parte, según señala la edil responsable, no sólo serviría a modo informativo, sino que también ayudaría a concienciar más al vecindario en el cumplimiento de las recomendaciones y normas de seguridad. Pero además, podría servir para atribuir a cada uno de los niveles de peligro unas recomendaciones concretas para aplicar dentro de los establecimientos. De esta manera, señala, se puede actuar de manera focalizada y mucho más precisa en los lugares cerrados.

Es un sistema que ya se utiliza en algunos lugares de Europa aplicado a los niveles de alerta terrorista, asegura Valía, pero es posible adaptarlo a esta pandemia como una medida complementaria al toque de queda aplicado por la Generalitat Valenciana. De hecho, este viernes, antes de que entrasen en vigor las restricciones, la propia Valía aseguraba que el consistorio se encontraba "a expensas" de la materialiazación de esta medida, y en base a ella, estudiar si se toma "alguna decisión adicional" en el Cap i Casal.

Así, preguntada ahora al respecto, la dirigente municipal considera que en esta nueva etapa, "cada administración debe pensar en medidas para contribuir a frenar la expansión del contagio en clave de complementariedad". En este sentido, dice la edil de Participación, resulta capital poner en marcha mecanismos de trabajo conjunto "que incluyan la fluida transmisión de información a la ciudadanía".

Este sistema semafórico podría considerarse una manera de "poner en valor a todas las entidades de la ciudad", que según la concejala, "en los duros meses de abril, mayo y junio fueron claves como agentes arraigados en todos los rincones". Por el momento, se va proponer en el Cecopal, donde están representados todos los servicios esenciales en la coordinación para la contención de la pandemia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email