Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el informe rechaza que el cine tenga suficiente valor histórico

Salvem el Metropol critica que el informe del CVC sobre el edificio "carece de valor académico"

30/06/2020 - 

VALÈNCIA. No agradó el último informe sobre el valor patrimonial y artístico del antiguo cine Metropol elaborado por el Consell Valenciá de Cultura (CVC) a instancias del Ayuntamiento de València. El documento rechaza cualquier valor artístico del edificio aunque insta a no derribarlo por ahora, y ha recibido las críticas de la Plataforma Salvem el Metropol, desde donde acusan al organismo de emitir "valoraciones personales y subjetivas, alejadas completamente de la materia objeto del informe" y de que "no se ha molestado en realizar un estudio histórico crítico para evaluar el objeto de la discusión".

La Plataforma asegura que el informe del CVC está elaborado "desde el punto de vista personal de alguno de sus miembros y no de forma consensuada y colectiva como sería de esperar" y critica que el documento "carece de valor académico" porque "no se ha utilizado la metodología propia de las investigaciones humanísticas". Así, denuncia que el Consell Valencià de Cultura ha obviado parte de la bibliografía y de la legislación sobre la materia.

La cuestión se centra, fundamentalmente, en resolver si la importancia histórica y patrimonial del edificio es tal como para protegerlo, ante la intención de sus actuales propietarios privados de derribarlo para sustituirlo por un hotel. En este sentido, la Conselleria de Calidad Democrática, dirigida por Rosa Pérez Garijo, pretende proteger el que es uno de los restos del art decó valenciano, sito en la calle Hernán Cortés, en el centro de València, al incluirlo en el catálogo de protección contemplado en la Ley de Memoria Democrática

No obstante, el Consell Valencià de Cultura resolvió que la consideración histórica del edificio vinculada a la Segunda República "no está formalmente y documentalmente probada, más allá de la coincidencia temporal, y radica en el ámbito de las valoraciones personales", dado que, prosigue, "no fue sede de un organismo de gobierno", ni de ninguna institución contemplada en la Ley de Protección del Patrimonio Cultural, ni tampoco "un espacio de relevancia política, como se ha podido comprobar en el análisis documental".

Unas consideraciones que han soliviantado al colectivo en defensa del edificio, que sostiene que la consideración histórica del cine, vinculada a la Segunda República, "está formalmente y documentalmente probada en la bibliografía que ha sido ignorada por el propio CVC". La plataforma remite a dos referencias bibliográficas documentales para comprobar "la vinculación del Cine Metropol con la Segunda República y el Comité Ejecutivo Popular (CEP) que ostentaba la representación legal del gobierno central republicano desde el  5 de agosto de 1936".

Foto: EVA MÁÑEZ

No obstante, prosiguen las críticas, más allá de que fuera o no sede de un organismo de gobierno "o de otra institución y que tuviera o no relevancia política", recuerdan que en la Ley de Protección de Patrimonio se recoge explícitamente como patrimonio a proteger, el patrimonio histórico y arqueológico civil y militar de la Guerra Civil "además de los espacios singulares relevantes e históricos de la capitalidad valenciana".

En ese sentido, sostienen, es "más que evidente" que el Metropol es un "espacio singular, único, relevante e histórico de la capitalidad valenciana", promocionado por el periodista, escritor y editor de La Traca, Vicente Miguel Carceller, "personaje obviado e ignorado de nuevo por las instituciones a las que se le ha solicitado un informe histórico". 

Y a mayor abundancia, recalcan que durante la Guerra Civil, el Comité Ejecutivo de Espectáculos Públicos (CEEP), bajo el control de los sindicatos CNT y UGT, "fue el responsable de requisar teatros y locales tanto públicos como privados además de controlar y programar todos los espectáculos con el fin de apoyar y alentar la resistencia en la zona republicana". "Fue el único comité de esta índole que se creó en toda España y que permaneció activo hasta casi el final de la Guerra Civil", por lo que, sentencian, "el Cine Metropol es el único edificio en pie que queda en toda València de un comité único y exclusivo en toda España".

En este edificio se informaba a los ciudadanos del curso de la Guerra Civil y se levantaba la moral de la retaguardia, además de servir de lugar de evasión para las tropas republicanas que volvían a la ciudad del frente con días de permiso, alegan en la Plataforma. Por ello, subrayan que en este enclave "se desarrollaron hechos de singular relevancia histórica". Un supuesto contemplado en la Ley de Memoria Democrática para proteger "lugares e itinerarios de la memoria democrática de la Comunitat Valenciana".

 Foto: KIKE TABERNER

Precisamente es esta ley a la que se acoge la Conselleria de Pérez Garijo para intentar registrar el edificio en el catálogo de protección autonómico. Un movimiento apoyado por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de València. Ahora, la Conselleria de Cultura deberá concluir el Inventario del Patrimonio Valenciano de la Guerra Civil. Por ello, el CVC prefiere esperar a que este documento esté acabado por el "elemental principio de cautela y por no incrementar la inseguridad jurídica del bien en cuestión" y concluyó instar a que no se derribe el edificio. Al menos por el momento.

Valor arquitectónico

El informe del CVC también rechazaba que el edificio tuviera un alto valor arquitectónico. Concretamente, explicaba que el cine "no alcanza en buena medida un nivel destacable el desarrollo de la arquitectura del primer tercio del siglo XX" y que se le está intentando atribuir a la edificación, con "cierto forzamiento", "fórmulas novadoras que permanecen impostadas y que, finalmente, representa una obra menor dentro de la trayectoria de un maestro de la arquitectura de su tiempo".

En la plataforma Salvem el Metropol niegan la mayor y consideran el lugar "una obra de gran singularidad a nivel arquitectónico, además de por el rótulo de fachada (único elemento en consideración en dichos informes), también por el diseño de estilo modernista (art decó) presente en su fachada". "Al ser el único cine de esta época que reúne estas características y que se conserva íntegramente en pie, es pues ejemplo singular y único de esa tipología edificatoria en la ciudad", aseguran en la asociación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email