GRUPO PLAZA

la pandemia aflora nuevas necesidades 

Sanidad crea cuatro nuevas figuras para el personal de Salud Pública

28/05/2022 - 

VALÈNCIA. Si algo ha conseguido la pandemia de la covid en los últimos dos años ha sido el poner en primer plano el departamento de Salud Pública de la sanidad valenciana. Los rastreos, las pruebas constantes para evitar la transmisión comunitaria o los confinamientos para cortar los contagios masivos posicionaron al departamento como muro de contención clave que, junto a la vacuna, fueron aplacando -en la medida que fue posible- una pandemia de altos y bajos.

Un área que, aunque se vio reflotada con la covid, ha ido perdiendo personal desde 2003. "En la Comunitat Valenciana teníamos unos servicios de Salud Pública modélicos hace 40 años. Centros con médicos, enfermeros, veterinarios o farmacéuticos que se fueron poco a poco debilitando porque las inversiones no iban ahí. El presupuesto de la medicina preventiva ha sido estable y a la baja", señalaba a Valencia Plaza en una entrevista a Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva Salud Pública e Higiene (Sempsph) y Jefe del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Clínico, quien reconocía que con la pandemia ha puesto un "crecimiento espectacular".

Pero ahora, con la marcha de los refuerzos covid, desde la dirección general de Salud Pública han decidido seguir avanzando en la definición de un mejor modelo, para lo que está sobre la mesa la creación de nuevas categorías de personal. En la última mesa sectorial, los sindicatos aprobaron una propuesta de informe para modificar la Ley 2/2021 de Fundación Pública, donde se enmarcan los cuerpos superiores y de gestión de administración sanitaria y de salud pública en la administración de la Generalitat.

Cabe recordar que estos trabajadores tienen la categoría de funcionario y no de estatutario, por lo que su normativa es mucho más rígida. Esto ha llevado a los sindicatos a solicitar la modificación a la Conselleria de Sanidad y cuya posibilidad está en estudio. Una cuestión que llevo a que, por ejemplo, durante la pandemia no pudieran cobrar la extra covid. Actualmente, las categorías vigentes están referenciadas en áreas como farmacia, médico de seguridad alimentaria, laboratorio de análisis microbiológico o veterinarios. 

De nutricionistas a técnicos en comunicación

Ahora, esta nueva modificación creará cuatro nuevas figuras de Salud Pública: nutricionista, técnico en comunicación, psicólogo y trabajador social. La primera de estas escalas, la de nutricionista, ha sido justificada en la necesidad de contar con recursos con formación específica que permitan desarrollar de manera eficaz los programas de promoción de la salud y prevención en lo referente a problemas como la obesidad o el síndrome metabólico. En este sentido, se busca que participen en el desarrollo de políticas alimentarias, de prevención y de la salud en general y de educación alimentaria.

En segundo lugar, la comunicación de la pandemia y las medidas a cumplir se han convertido en clave con la covid. Para ello, se ha creado la escala de técnico en comunicación de Salud Pública para realizar una difusión efectiva de información de salud pública en el ámbito de la vigilancia, la protección, la prevención y la promoción de la salud, para lo que se solicitará una titulación en Periodismo, Audiovisuales o Publicidad. Una comunicación orientada tanto a la difusión de mensajes a la sociedad en materia de prevención, como de manera interna.

La tercera de las escalas es la de psicólogo. Ésta se orienta en gran medida al área de prevención en drogodependencias y adicciones con el fin de diseñar y evaluar programas. En cuarto lugar, está la figura del trabajador social de Salud Pública, quien debe velar por el enfoque social y de equidad en la intervención en salud pública y especialmente en los programas de prevención y promoción de salud con los que se busca la máxima adhesión de los colectivos más vulnerables. 

Ampliación de otras categorías

En dichas modificaciones, también se amplían las competencias de categorías, como a los enfermeros de gestión sanitaria y salud pública. De hecho, se les da poder para requerir la ejecución de tareas de control sanitario de establecimientos y servicios, y realizar labores de inspección. También se reformulan otras categorías con el fin de actualizar las funciones y requisitos de los médicos de administración sanitaria y seguridad alimentaria y laboratorio. 

El pasado año, el pleno del Consell también aprobaba la modificación organizativa de Salud Pública que se concretaba en la agrupación de los servicios que integran la cartera en diez áreas de actuación: monitorización del estado de salud de la población y sus determinantes; diseño y evaluación de políticas, estrategias y servicios de salud pública; vigilancia de enfermedades y respuesta a alertas y emergencias; prevención de enfermedades y lesiones; promoción de la salud; seguridad alimentaria; laboratorios de salud pública; salud laboral; salud ambiental y formación, docencia e investigación.

En este camino,  la Conselleria de Sanidad se encuentra en fase de adaptar otras áreas a las nuevas necesidades. Por ejemplo, recientemente sacó la consulta pública previa al decreto que incorporará las categorías de 'facultativo especialista investigador' y 'enfermero especialista investigador' al Estatuto marco del personal estatutario. Una petición que busca recoger aportaciones para redactar el proyecto de decreto de ley del Consell y que mejorará las condiciones y el reconocimiento de los investigadores vinculados a la actividad clínica de los departamentos de salud de la Comunitat Valenciana.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme