GRUPO PLAZA

este servicio será prestado por la empresa pública de salud

Sanidad prevé ahorrar 6,2 millones al recuperar la farmacia sociosanitaria en residencias públicas 

24/04/2021 - 

VALÈNCIA.  La Conselleria de Sanidad prevé ahorrar 6,2 millones de euros en 2021 al recuperar a la gestión directa la farmacia sociosanitaria en residencias públicas. Un servicio que, día de hoy, se encuentra enmarcado en un concurso que finalizó en 2014 y está acarreando un gasto extra para la administración que ahora esperan eliminar prestándolo a través de la Empresa Pública de Salud que proyecta el departamento de Ana Barceló

Así lo recoge en la Memoria Económica del proyecto de decreto-ley donde se enmarca la creación de esta sociedad pública, que arrancará con dos servicios, éste y el de resonancias magnéticas, cuyo contrato venció hace ya casi dos años y medio y, en los dos casos, se está abonando a través de expedientes por "resarcimiento por enriquecimiento injusto". Este contrato de farmacia sociosanitaria afecta, a día de hoy, a 4.755 residentes.

Bajo la licitación "Elaboración, preparación y sistema de distribución de dosis unitarias de medicamentos y material sanitario en los servicios de farmacia sociosanitarios ubicados en residencias de personas mayores", el contrato, activo entre 2010 y 2014, incluye los gastos de personal, el Transporte de los medicamentos a las residencias, los desplazamientos de los farmacéuticos a las residencias o  el mantenimiento de las envasadoras, entre otras cuestiones. Con la gestión desde esta empresa pública esperan ahorrar 719 euros por plaza a la hora de expedir las unidosis con la que deben medicarse los mismos. 

A día de hoy este servicio lo presta Domus Vi, que absorbió a SAR Quavitae, ganadora del concurso. Concretamente, el servicio abarca las residencias Burriana y El Pinar, en Castellón, La Cañada, en Paterna, y La Florida, en Alicante. Ahora, los cálculos elaborados por Sanidad contemplan también la creación de 1.000 plazas adicionales.

La recuperación para la gestión directa del servicio le llevará a la empresa pública a subrogar a 55 trabajadores de la contrata, la mayoría farmacéuticos y técnicos de farmacia. Un número que irá creciendo, según concreta la memoria, hasta 68 profesionales en 2022, tal y como consta en el documento firmado el pasado 15 de abril por la subsecretaria de Sanidad, Mónica Almiñana.

Como también especifica esta memoria, el retraso en la reversión a la gestión pública del servicio de resonancias magnéticas en hospitales valencianos ha supuesto que la Generalitat haya pagado un sobreprecio de 21 millones de euros solo el año pasado. Una cifra que supera la que en enero del año pasado calculó la Conselleria en la memoria económica que realizó para reactivar la reversión. Entonces, y referido al año 2019, cifró el sobrecoste de tener el servicio privatizado en 17,8 millones. Quince meses después, el mismo departamento eleva el sobrecoste a 21,1 millones. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email