GRUPO PLAZA

censuran la "imposibilidad de debate" y el "derrumbe interno" del partido 

Siete miembros de la ejecutiva de Podem dimiten entre críticas a la gestión de Pilar Lima

7/09/2021 - 

VALÈNCIA. Un total de siete miembros del Consejo Ciudadano Valenciano (CCV), el máximo órgano de dirección de Podem, han decidido dimitir entre críticas a la gestión que su líder, Pilar Lima, ha realizado durante los últimos meses. En un comunicado, han censurado la toma de decisiones desde que ganó en la última asamblea ciudadana por 38 votos a la otra candidata, Naiara Davó, a quien posteriormente relevó de la portavocía de Les Corts Valencianes. 

Los siete cargos salientes son Cristian Santiago, María García Sandoval, Rafael Mercader, Anabel Mateu, Moisés García, Ainhoa Alberola y Noelia Olivares. En el escrito señalan que la primera decisión de Lima fue "hacer una ejecutiva monocolor, contraria a la unidad y la integración que exigía la militancia". "38 votos no pueden expulsar a 2.200 inscritos", añaden. 

"A lo largo de los meses, hemos intentado trabajar por esa unidad para estabilizar y  fortalecer el partido. Así, Naiara Davó, aún siendo síndica, incorporó a Pilar Lima como portavoz adjunta en Les Corts. A pesar de ello, la Coordinadora General, renunciando al diálogo y al acuerdo, ha incumplido el proyecto que presentó a la militancia y su palabra de no expulsar a los otros dos dirigentes: a Naiara Davó, cesada hace 8 meses de la sindicatura de Les Corts, y ahora a Rubén Martínez Dalmau de la Vicepresidencia", relatan.

En su opinión, todo ello ha generado "un daño irreparable para la unidad, la fortaleza y la reputación" de Podem. "La imposibilidad de debate, la falta de transparencia y el incumplimiento de los acuerdos están llevando al partido a la inanidad y provocando el desencanto de la militancia. La deriva ya se percibe imparable y, pese a que hemos intentado todo lo posible para revertirla, actualmente no hay ninguna opción real de detenerla", admiten.

"No podemos ser cómplices del derrumbe interno"

"Como consejeras y consejeros ciudadanos que asumimos nuestro compromiso con la transformación valenciana y los principios que levantaron este proyecto, no podemos ser cómplices del derrumbe interno, político y ético que se están llevando a cabo desde la actual dirección", aseguran. 

Los miembros salientes del CCV remarcan que, en lo orgánico, la expulsión se extendió a los equipos técnicos, trabajadores y trabajadoras de la formación morada. "La actual dirección ha cruzado líneas rojas en materia de vulneración de derechos laborales, algo inasumible para un espacio político que enarbola la defensa de los mismos. En cuanto a los órganos de dirección, la ineficacia del Consejo Ciudadano Valenciano, vaciado de sus competencias es otro de los motivos por los que tomamos esta decisión. El que debiera ser el máximo órgano de toma de decisiones, carece de tal cometido al ser el último espacio en conocer las acciones de la Coordinación General", comentan.

En materia feminista, destacan que se vuelven a incumplir los documentos internos "al no respetar las cuotas de representación de mujeres en puestos de responsabilidad". "Concretamente, en los dos cargos de mayor poder del Consell como son la Vicepresidencia segunda y la secretaria autonómica de Justicia. Sospechamos que tampoco se están cumpliendo en la contratación de personal de la organización. Por no hablar de la cada vez más débil defensa política del feminismo a nivel discursivo, de análisis y propuesta de despatriarcalización del País Valencià. A la par que respecto a las políticas medioambientales, que han sido ejes fundamentales del proyecto de Podem desde sus inicios", apuntan.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email