GRUPO PLAZA

El silencio de Puig con el contrato programa de À Punt 'calienta' a Compromís en la sesión de control

Foto: CORTS
11/06/2021 - 

VALÈNCIA. Poco o nada gustó este jueves en Compromís que el president de la Generalitat, Ximo Puig, no contestara en la sesión de control a ninguna de las preguntas que le formuló el síndic de la coalición, Fran Ferri. El jefe del Consell hizo extensiva la táctica seguida con el PP minutos antes con los valencianistas, sus principales socios de Gobierno. Una evasiva que no sentó nada bien y que, de hecho, su síndic se encargó de poner de manifiesto en redes sociales, si bien renunció a realizar ninguna réplica ante este silencio. 

El malestar, no obstante, no solo se hizo evidente por los mensajes que Ferri publicó en Twitter. El síndic de la coalición valencianista realizó un extenso recorrido sobre la gestión del Gobierno del Botànic durante estos dos años, desde que el pacto que dio vida al tripartito fue firmado en el Castillo de Santa Bárbara en Alicante, para más tarde poner sobre la mesa tres puntos donde ve riesgo de incumplimiento del acuerdo: la reversión a gestión pública del Hospital de Torrevieja -prevista para octubre cuando acaba el contrato con Ribera Salud-, el traspaso de las competencias de los trenes de Cercanías a la Generalitat y el próximo contrato-programa de la radiotelevisión pública valenciana, À Punt.

En este sentido, el síndic preguntó a Puig por el grado de cumplimiento del acuerdo del Botànic en relación con estas tres cuestiones: "¿El próximo contrato de À Punt respetará el Pacto del Botánico? ¿Cómo van las negociaciones con el Gobierno central para gestionar los Cercanías? ¿Haremos público el Hospital de Torrevieja siguiendo la política común aplicada a Alzira?". La respuesta del jefe del Consell apenas sirvió para reconocer que la pandemia había paralizado algunos de los proyectos, "algo bastante fácil de entender" y prometer la "recuperación" del Hospital de Torrevieja "con el mejor instrumento para ser más eficiente para atender a los ciudadanos, garantizar los derechos de los trabajadores y ser más eficientes". 

Foto: CORTS

Es decir, no hubo respuesta como tampoco hubo mención al contrato programa o a la gestión del servicio de Cercanías. "Es evidente que hoy el señor presidente no ha contestado mis preguntas sobre el nefasto servicio de Cercanías, la sanidad pública o la industria audiovisual. Espero tener más suerte en próximas ocasiones", publicó minutos después Ferri en Twitter. 

Ahora bien, la revuelta del síndic no fue la primera que se produjo. Apenas dos minutos después de que Puig terminara su intervención y de su boca no saliera ninguna respuesta sobre el contrato programa, la diputada de Compromís Mònica Àlvaro registró una pregunta oral dirigida al Director General de la Societat Anònima de Mitjans de Comunicació (SAMC) sobre este tema para ver si con él, la coalición, tiene más suerte y consigue saber qué es lo que ocurre con este documento que ya está caducado. "¿En qué estado se encuentra actualmente el contrato programa 2021-2023?", cuestiona Àlvaro. 

La pregunta fue registrada a las 10:47 de la mañana. Es decir, mientras Puig todavía se debía enfrentar a las preguntas de Ciudadanos, Vox y Unides Podem en la tribuna. O lo que es lo mismo, se presentó desde el propio hemiciclo mediante registro electrónico tras el silencio de Puig. De hecho, la pregunta estaba preparada desde dos días antes y no fue registrada hasta este jueves a la espera de tener noticias del contrato programa por parte del president de la Generalitat, algo que no se produjo a pesar de que es Presidencia quien trabaja en su contenido desde el pasado mes de diciembre. 

Foto: KIKE TABERNER

Recelo desde diciembre

Conviene recordar que hace casi seis meses -el 11 de diciembre-, el Consejo Rector de À Punt aprobó el nuevo contrato programa de la cadena y lo remitió a Presidencia de la Generalitat. Un documento que debe regir los objetivos de la radiotelevisión pública y que necesita la luz verde por parte del Ejecutivo valenciano para poder entrar en vigor. En concreto, este debía obtener el visto bueno de la dirección general de Presupuestos, pasar por la comisión mixta Consell-CVMC, aprobarse en un pleno del Consell y finalmente ratificarse en Les Corts Valencianes. Nada de eso ha ocurrido. 

Hasta la fecha la comisión mixta Consell-CVMC que componen tanto miembros de la cadena como de PSPV y Compromís en el Gobierno valenciano no se ha reunido. Los valencianistas aseguran que desconocen el contenido del nuevo contrato programa propuesto por la cadena y han insistido a sus socios en varias ocasiones para fijar una fecha en el calendario y zanjar de una vez por todas el asunto, pero las peticiones no han servido de nada. Y la desconfianza de Compromís hacia su socio de gobierno es mayor cada día, como se puso de manifiesto durante la sesión de control de ayer. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email