GRUPO PLAZA

La Conselleria espera conseguir financiación de los fondos europeos

El resurgir de Sociópolis: Vivienda retoma su urbanización para levantar 2.600 inmuebles 

2/02/2021 - 

VALÈNCIA. Más de quince años han pasado desde que se proyectara la urbanización de Sociópolis en el barrio de La Torre de València, un desarrollo para dar una nueva forma a este enclave de la ciudad. Pero, con el estallido de la crisis inmobiliaria de 2008, se frenó la actuación y aquel proyecto quedó abandonado. Desde entonces, malas hierbas y deterioro se adueñan del lugar cuyo símbolo más emblemático es el esqueleto de hormigón de una torre envuelta en grafitis.

Algunas compañías privadas levantaron en Sociópolis edificaciones y en la pasada legislatura la Conselleria de Vivienda, con María José Salvador al frente, concluyó la fase de urbanización del entorno con nuevas dotaciones de servicios. Pero, pese a ello, el barrio sigue siendo fantasma y la mayor parte de las parcelas, tanto de titularidad pública como privada, continúan siendo pasto de la degradación. Poco queda del megaproyecto de más de 2.000 viviendas impulsado en 2005 por el entonces conseller de Obras Públicas, Rafael Blasco, condenado por el 'caso Cooperación'. 

Ahora, el nuevo equipo de la Conselleria de Vivienda quiere revertir esta fotografía. Y, para ello, ha diseñado un Plan Estratégico para la zona con el que pretende de nuevo poner en marcha la maquinaria y levantar 2.600 viviendas, la mayoría de ellas públicas y destinadas al alquiler social. El objetivo es integrar Sociópolis con el casco antiguo de La Torre y generar un barrio integrado y verde, aprovechando su histórica huerta. 

Foto: EDUARDO MANZANA

"Queremos un nuevo proyecto integral en el barrio de La Torre para dejar atrás los pelotazos y movimientos especulativos", asegura el actual conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, en declaraciones a este diario. "El objetivo es integrar esta parte nueva con la tradicional para que sea un barrio verde, inclusivo, moderno, que conserve su huerta y conectado con el resto de la ciudad en 15 minutos", sostiene.

2.100 viviendas públicas

La Torre cubre una superficie de 350.000 metros cuadrados, de los cuales 135.000 metros corresponden al casco antiguo y 200.000 al proyecto de Sociópolis, donde se quiere actuar. Según las previsiones de la Conselleria, en este vasto espacio se podría construir unas 2.600 viviendas, de las que 2.100 serían de protección pública y el resto vivienda libre. Además, se pretende dotar a esta zona de áreas verdes, así como mantener sus alquerías y huertos urbanos.

Actualmente, la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVha) cuenta con tres parcelas y otra conjunta con el Ayuntamiento de València que, a su vez, tiene otras dos. Otros 11 suelos son de titularidad privada, por lo que la intención de Vivienda en este caso consiste en ofrecer a los propietarios una colaboración público-privada para poder desarrollarlos y que los inmuebles se destinen a alquiler social y asequible. Además, existen suelos de Educación y Sanidad, cuyo uso dotacional irá destinado a ofrecer servicios a los vecinos.

Foto: EDUARDO MANZANA

Como agente urbanizador, Vivienda ya ha destinado más de 60 millones de euros entre indemnizaciones por incumplimientos y actuaciones de urbanización de la zona. Ahora, Conselleria quiere reactivar el desarrollo de los suelos a través de diferentes fases. Pero, para ello, buscará la colaboración del consistorio valenciano.

De hecho, este mismo miércoles, el conseller Dalmau tendrá una reunión con el alcalde València, Joan Ribó, para definir los pasos a seguir y completar este trozo de ciudad todavía inacabado. "Queremos que sea una decisión conjunta con el Ayuntamiento para avanzar en el plan del nuevo barrio de La Torre y diseñar el proyecto y las diferentes aristas que tiene. Para eso, los equipos técnicos de ambos tienen que trabajar de forma conjunta", explica Dalmau. 

Fondos europeos para "saldar una deuda histórica"

En una primera evaluación, esta actuación podría suponer unos 260 millones de euros, por lo que para poder acometerla se quiere rascar financiación de Europa. "Es el momento idóneo para que una parte de los fondos europeos para promoción y rehabilitación de vivienda se inviertan en La Torre. Creemos que puede ser susceptible. No solo en las nuevas promociones, sino también en la rehabilitación de su casco antiguo", señala Dalmau. "No solo sería algo beneficioso por la emergencia habitacional de estas viviendas, sino que se saldaría una deuda histórica con el barrio", recalca.

Para el desarrollo de los terrenos, el conseller tiene claro que la colaboración con los agentes del mercado inmobiliario es esencial, aunque todavía está por definir la fórmula. Y dado el simbolismo del esqueleto de la torre que ahora asoma en el skyline de la ciudad, su finalización podría incluirse en una primera fase de esta regeneración.

Los cimientos de esta construcción inacabada evidencian signos del vandalismo y desidia desde que en 2011 quedará inacabada. Promovido por la Conselleria de Blasco, a través del ya desaparecido Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), el edificio se ubica sobre una parcela de 3.169 metros cuadrados de superficie y está formado por dos torres de 14 y 20 alturas en las que se proyectaron un total de 184 viviendas de protección pública. También 210 plazas de aparcamiento en dos plantas de sótano y ocho locales comerciales en planta baja.

El proyecto contaba con un presupuesto de 18,3 millones, un gasto que en plena crisis económica la Generalitat no pudo asumir. Solo se ejecutó un 35% y, desde entonces, sigue parado a falta de ejecutar el 65% restante, una operación estimada en unos 12 millones de euros. La Generalitat Valenciana respetará la propiedad intelectual de los arquitectos que proyectaron la obra, un diseño del estudio francés Colomer Dumont. Para retomar su construcción, este año Vivienda presupuestaba cerca de un millón de euros

Un nuevo horizonte planea ahora sobre La Torre a falta de definir cómo se ejecutará la actuación y si finalmente llega el dinero europeo. Su resurrección está más cerca. "La integración del barrio va a ser una prioridad. Este año queremos ver avances", concluye Dalmau. 

Foto: EDUARDO MANZANA

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email