X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el conseller de hacienda responsabiliza a la derecha de la "situación límite" de tesorería 

Soler niega los "recortes" y culpa a PP y Cs de bloquear la llegada de ingresos a la Comunitat

15/10/2019 - 

VALÈNCIA (VP/EP). El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha dado a conocer este martes el Plan de Económico Financiero (PEF) que la Generalitat Valenciana ha enviado al Ministerio de Hacienda y que, según ha explicado, no contiene "ningún recorte" y "no afecta a ningún servicio fundamental". Lo que hace son "retenciones de crédito acordadas con todas las conselleries" de partidas y proyectos no ejecutados en este último trimestre --que suponen el 1,68% del presupuesto consolidado, 364 millones-- y que se pasarán al 2020.

Soler ha expuesto los detalles de este plan de "contención del gasto" en una comparecencia en Les Corts a petición propia, en la que ha querido dejar claro que, en lo que va de año el Botànic "ha gastado más" que en el ejercicio anterior en todos los departamentos --en total de 7.045 millones más--, con lo que "no hay recortes" y los Presupuestos de la Generalitat "continúan siendo expansivos", ha defendido.

Los capítulos en los que más se aprecia la "cirugía fina" del Consell, ha apuntado Soler, son el capítulo VI (Inversiones Reales ) y VII (Transferencias de capital) en los cuales no se había comenzado la licitación y por tanto, pueden trasladarse al presupuesto de 2020" porque era imposible su ejecución en el cuarto trimestre del 2019, ha argumentado. En el capítulo I (Gastos de personal) se ha aplicado una retención de crédito de 20 millones, correspondientes a vacantes producidas durante el ejercicio presupuestario.

En su intervención, el conseller ha justificado la necesidad de estos ajustes en la revisión a la baja de las perspectivas del cuadro macroeconómico y en la no aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) --que recibieron el voto en contra de PP, Cs y los independentistas catalanes-- y por tanto en la reducción de los ingresos previstos. Una situación ante la que "el Botànic ha actuado con responsabilidad", ha defendido.

En el caso de los servicios públicos fundamentales, Soler ha repasado su techo de gasto para asegurar que en Educación, que hasta diciembre de este año, todavía podrá ejecutar hasta 602 millones más que en 2018, un 13,2% más. En este punto se ha detenido en los programas Edificant, donde el techo de gasto puede alcanzar un 159% en Primaria y un 48,48% en Secundaria respecto a lo ejecutado en 2018. En Sanidad, también el techo de gasto para el 2019 es superior en 372,43 millones al gasto de 2018 (+5,3%) y en Igualdad y Políticas Inclusivas continúan con un aumento de 402 millones (+35,2%).

Por programas, de los 131 contemplados en los Presupuestos de la Generalitat, Soler ha cifrado en 85 los afectados por los ajustes y "solo en 10 podrían considerarse potencialmente recortes". En este punto ha precisado que esta decena de programas "ya partían de un presupuesto más bajo que en 2018", por lo que no se pueden considerar "recortes".

En su intervención, el conseller ha justificado la necesidad de estos ajustes en la revisión a la baja de las perspectivas del cuadro macroeconómico -en especial por la evolución de la actividad inmobiliaria- y en la no aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que pese a ser "cómplices" de las políticas sociales del Botànic, ha dicho, recibieron el voto en contra de PP, Cs y los independentistas catalanes. Como consecuencia, se han reducido los ingresos previstos, una situación ante la que "el Botànic ha actuado con responsabilidad", ha defendido.

En todo caso, Soler ha garantizado que el Consell continuará reivindicando los 1.325 millones por la infrafinanciación y el "maltrato histórico" que sufre la Comunitat Valenciana, así como la reforma del sistema de financiación autonómico. A su juicio, el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) es una "estafa" y a pesar de que los 427 millones del extraFLA que el Gobierno liberó el 9 d'Octubre supusieron un "balón de oxígeno" para la caja de la Generalitat "siguen sin resolverse el problema de fondo".

"La paciencia tiene un límite", ha dicho parafraseando al 'president' Ximo Puig en su discurso del Dia de la Comunitat Valenciana. Eso sí, Soler ha valorado que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se haya comprometido a "desligar" las entregas a cuenta de los PGE para no generar "situaciones absurdas" como la que se ha producido recientemente con "nefastas consecuencias para todos".

Desde la oposición, el diputado del PP Rubén Ibáñez ha pedido al conseller que "deje esa actitud altiva y prepotencia", al tiempo que ha criticado que "se jacte de que una parte importante de los recortes van en capítulos 6 y 7, y resulta que el 7 es de donde se nutre todas las construcciones de colegios".

Según Ibáñez, "el conseller intenta hacer un doble tirabuzón, habla de ejecución del año 2018 y luego del potencial de ejecución que tiene en el año 2019. Sin embargo, si uno se detiene, ve que en Primaria, de 189 millones consignados, a fecha de agosto solo han ejecutado 5,5 millones, que por cierto no han pagado. Y en Secundaria, de 56,5 millones han ejecutado 564.000 euros. Respecto a las becas universitarias, de 24,9 millones de euros solo han ejecutado 5", ha lamentado. Además, le ha echado en cara que "únicamente ha enseñado el 10%" de los ajustes de 364 millones.

La diputada de Ciudadanos Ruth Merino ha reprochado a Soler que haya "divagado" en su intervención con un "discurso triunfalista" y ha criticado que el Presupuesto de la Generalitat inicial estaba "sobredimensionado".

Por parte de Vox, la diputada Maria Ángeles Criado ha afeado al conseller "gastos excesivos" por la "cantidad de organismos" creados, secretarías y direcciones generales. Y ha aprovechado para lanzarle unas "sugerencias": en primer lugar, cerrar À punt, cuyo único fin según Criado es el "adoctrinamiento, y en segundo lugar recudir el número de cargos.

Los partidos del Botànic --PSPV, Compromís y Podem-- han valorado que los ajustes "no impliquen recortes" y que se limiten a "retenciones de crédito". Desde Compromís, Aitana Mas ha aprovechado para recordar al conseller que hay que seguir siendo "fuertes" a la hora de reivindicar una financiación justa, ya que el FLA es solo una "limosna", mientras desde Podem Ferran Martínez ha reprochado a PP y Cs su "sobreactuación".

Desde el PSPV, el diputado José Enrique Muñoz ha destacado el "striptease financiero y contable" que ha realizado el conseller de Hacienda, al tiempo que ha anunciado que su partido elevará una "queja" por la actuación de la presidenta de la Comisión, la portavoz adjunta del PP, Eva Ortiz, "por coartar la libertad para argumentar" de Soler.

La diputada 'popular' ha indicado en varias ocasiones al conseller que "se ciña a los puntos del orden del día" y ha asegurado tener "mucha paciencia" con él, además de recriminarle su "tono jocoso" al hablando de ajustes. Soler ha respondido que no entendía que no pudiera argumentar como considerara teniendo en cuenta que comparecía "a petición propia".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email