X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de octubre y se habla de PRESUPUESTOS vicent soler pef PLÁCIDO DOMINGO VIVIENDA EMT VALENCIA
GRUPO PLAZA

encuesta vp - elecciones autonómicas 28A

Sondeo VP: el Botànic gobernaría de nuevo ante la caída de PP y Ciudadanos

21/04/2019 - 

VALÈNCIA. Los socios del Pacto del Botánico -PSPV, Compromís y Podem- mantienen opciones claras de poder reeditar un gobierno progresista tras las elecciones autonómicas que se celebrarán el próximo 28 de abril. Esto es lo que se desprende del sondeo encargado por Valencia Plaza a SyM Consulting realizado entre el 11 y 12 de abril (ficha técnica abajo), que indica que el bloque de izquierdas conservaría su ventaja sobre las fuerzas de derechas debido a la pérdida de fuelle de PP y Ciudadanos, que no podrían aprovecharse de la notable irrupción de Vox en Les Corts.

De esta manera, la fuerza más votadas sería el PSPV-PSOE que lidera Ximo Puig, con un 25,9% del apoyo y una proyección de 25-27 escaños. Un buen resultado, superior en cinco puntos y en dos o cuatro diputados al de 2015, pero que dista considerablemente de lo que muchas encuestas vienen apuntando.

La segunda fuerza más votada sería Compromís, que incluso mantendría todavía opciones de adelantar a los socialistas en esta recta final de la campaña. Así, la coalición que encabeza Mónica Oltra obtendría un 23,1% del respaldo, también cinco puntos por encima de 2015 y con una proyección de 22-24 escaños, entre tres y cinco más que en los pasados comicios.

Así pues, según este estudio demoscópico, las fuerzas que sustentan el Consell rentabilizarían su gestión en el Ejecutivo y conseguirían un ascenso de representación muy similar que incluso les podría servir para sumar entre ambas los 50 diputados que dan la mayoría en Les Corts sin la necesidad de sumar a la tercera fuerza progresista, Unides Podem.

En este caso, la alianza entre la formación de Pablo Iglesias e Izquierda Unida conseguiría una representación de ocho diputados y un 7,5% de los votos. Un resultado bastante por debajo del cosechado en 2015 (13 escaños y 11,2%) pero que sí superaría con cierta comodidad la barrera del 5%. Esta precisamente, viene siendo la preocupación del bloque progresista, que los votos de Unides Podem pudieran perderse por no superar el listón mínimo. Una posibilidad que, no obstante, no ha aparecido en ninguna encuesta publicada hasta ahora.

Mientras, en el bloque de derechas también hay movimiento pero que parece limitarse a un nuevo reparto de la representación entre las fuerzas existentes. El PP sufriría una caída estrepitosa, perdiendo diez escaños (de 31 a 21) y cerca de ocho puntos menos respecto a las anteriores elecciones. También se estrella Ciudadanos, que se dejaría cinco puntos y descendería hasta la horquilla de entre 6 y 8 escaños, muy por debajo de los 13 conseguidos en 2015.

El gran beneficiado de esta pérdida de representación de PP y Cs sería Vox, que irrumpiría en Les Corts con un 14,4% de respaldo y 14 diputados, una cifra muy similar a la suma de lo que pierden las otras fuerzas del bloque de derechas.

Ahora bien, la entrada de este partido no cambiaría la configuración de esta legislatura. La izquierda sería ampliamente superior, con una suma que se movería entre los 56 y los 59 escaños, muy por encima de la mayoría absoluta. Mientras, la derecha solo aglutinaría entre 41 y 43 escaños, lejos de poner en aprietos al Botànic. Además, tampoco habría opciones de otras combinaciones como un hipotético pacto entre PSPV y Ciudadanos, por lo que todo quedaría a expensas de la negociación de la izquierda.

Valencia: el Botànic arrasaría



Uno de los vuelcos más importantes para la izquierda se produciría en la provincia de Valencia, donde este bloque lograría 26 escaños frente a los 14 de la derecha. El PPCV, líder con 12 escaños en 2015, caería hasta los siete y se quedaría como tercer partido más votado. El PSPV-PSOE de Ximo Puig sería la formación más votada con un 29,2% y una previsión de 12 o 13 escaños, adelantando a Compromís que consiguió vencerle en los anteriores comicios. La coalición de Mónica Oltra mejoraría resultados logrando entre 11 y 12 diputados pero eso no sería suficiente para ser el partido más votado. Destacada caída tanto de Ciudadanos como de Unides Podem, que pasarían en ambos casos de cinco escaños a dos. Además, el estudio señala que Vox irrumpiría con cinco representantes, misma marca que se le otorgaba en la encuesta publicada en el mes de febrero.

Alicante: todo por decidir e igualdad entre los bloques



Más igualdad se daría en la provincia de Alicante, donde el bloque de izquierdas conseguiría 18 o 19 diputados frente a los 16 o 17 de la derecha. El PSPV sería la fuerza más votada con ocho escaños, seguido del PP con siete, Compromís con 6-7 y Vox con seis. Un escenario que refleja una igualada pelea en la provincia de la que quedarían descolgados Unidas Podem con cuatro representantes y Ciudadanos con entre tres y cuatro.

Castellón: el PP resiste en cabeza


También duelo intenso entre la derecha e izquierda en Castellón en el que estos últimos parten con una mínima ventaja. El PP sería la fuerza más votada con siete escaños seguida de cerca por PSPV y Compromís. Vox irrumpiría con tres diputados y de nuevo Unides Podem y Ciudadanos tendrían que conformarse con menor representación que en 2015.

FICHA TÉCNICA:

Censo electoral Comunidad Valenciana (CER)Marzo 2019: 3.537.872 personas.
Nivel de confianza: 95'45%
Margen de error máximo: 
2,61%
Total de encuestas válidas: 1.414 

Trabajo de campo: 11 y 12 de abril de 2019

Técnica: Telefónica asistida por ordenador (IVR).
Muestreo: aleatorio estratificado por sexo, edad y población.
Llamadas mediante proceso de generación automático de números telefónicos. Tratamiento de datos: SPSS

Director: Eduardo San José Requejo
Licenciado en Ciencias Políticas - Colegiado número: 5.647

Noticias relacionadas

Foto: KIKE TABERNER
‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Aún no lo hemos visto todo

Es sabido que la canícula veraniega recalienta las meninges a más de uno. Lo tórrido de la estación no disculpa a los políticos. Más de un ciudadano se pregunta para qué va a las urnas si luego sus representantes no se ponen de acuerdo para gobernar. Y ya no vale que estemos en tiempo de tanteo y de juegos más o menos florentinos. Aún no lo hemos visto todo

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email