Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 11 de agosto y se habla de Moncada coronavirus ilsa pcr DESCONFINAMIENTO
GRUPO PLAZA

un cambio en la calificación de los residuos obliga a llevarlos a otros vertederos

Suspenden las obras del parque central en el terreno donde estaba el concesionario de coches

30/07/2020 - 

VALÈNCIA. La sociedad Valencia Parque Central ha formalizado la suspensión por un plazo aproximado de dos meses de las obras de urbanización del parque Central "Zona Russafa. Zona Dr. Domagk y otros" porque los residuos extraídos de la zona deben trasladarse a un vertedero especializado en residuos "no peligrosos" en lugar de a un vertedero de inertes, como contemplaba el proyecto licitado.

Se trata de las actuaciones que quedaron pendientes de ejecutar en la superficie en su día ocupada por las instalaciones de un concesionario de automóviles hasta su desalojo previa resolución judicial, informa la Delegación del Gobierno.
 
Las pruebas de laboratorio de control de calidad, que habitualmente se realizan durante la ejecución de las obras, han calificado como “no peligrosos” en lugar de “inertes” los residuos procedentes de la excavación y movimiento de tierras.
 
Ello implica un cambio en la calificación del vertedero donde trasladar los residuos, que tiene un efecto económico no previsto. Se trata, por tanto, de buscar una solución técnica y económica para poder elaborar una propuesta que reduzca al máximo la cantidad a excavar y retirar a vertedero. Dado que los primeros trabajos a realizar en las obras es el movimiento de tierras, la sociedad Valencia Parque Central ha decidido la suspensión temporal.

Se trata de residuos “no peligrosos”, no de un asunto de contaminación, sino del vertedero donde retirarlos. Es un cambio en el tipo de vertedero al que conducir los residuos. Ese cambio implica el pago de otras tasas más elevadas, del canon que hay que satisfacer por cada tonelada del residuo a retirar.

Las pruebas de laboratorio han determinado la presencia de sales (lixiviados de sulfatos), que no suponen un peligro para la salud ni de riesgo ambiental.
 
Por tanto, el esfuerzo en la búsqueda de la solución técnica se va a centrar en reducir la cantidad y reciclar al máximo los productos de las excavaciones en la propia obra.

"Ello no solo será mejor económicamente para la obra, sino que además acata criterios de las autoridades ambientales que, atendiendo resoluciones de la Comisión Europea, promueven e incentivan el reciclaje in situ y la reducción de la cantidad neta de residuos", destaca la Delegación.
 
Una vez la dirección facultativa presente su propuesta en las próximas semanas y sea supervisada por VPC, se recabará la conformidad de los servicios municipales y se remitirá para su aprobación por el órgano de contratación de la Sociedad. La previsión es reanudar las obras a principios de octubre.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email