GRUPO PLAZA

Tras abrir compromís la batalla, puig y mazón lo han asumido en su agenda

Todos los partidos se suben al tren de la mejoría urgente del servicio de Cercanías

Foto COMPROMÍS

Compromís aprovecha el día de los inocentes para lanzar un video crítico y Puig se reúne con la ministra y pacta un plan de choque inmediato, tras sacar Mazón el asunto en su cita

29/12/2021 - 

VALÈNCIA. ¡Viajeros al treeeeen! El creciente enfado de miles de valencianos con las continuas cancelaciones de trenes de Cercanías ha hecho que los partidos se suban al vagón de las reivindicaciones de una mejoría urgente del servicio, queriendo asumir o no las competetencias del mismo. Las discrepancias en ese punto suponen un obstáculo para montar un segundo frente común con el de la financiación autonómica.

Desde la pasada primavera, Compromís ha hecho bandera de una queja que ha convertido en un video para el día de los inocentes. Su publicación en redes este martes llegó poco después de que el presidente del PPCV Carlos Mazón pusiera el tema encima de la mesa en su primera reunión con el president de la Generalitat y poco antes de que el propio Ximo Puig se reuniera por videoconferencia con la ministra de transportes Raquel Sánchez para abordar el problema. Una significativa confluencia que acabó con el conseller Arcadi España explicando que el ejecutivo central se ha comprometido a presentar en una semana un 'plan de choque' para aplicar a corto plazo.

Diagnóstico compartido

Los tres partidos coinciden en el maltrato que supone para los valencianos un servicio que consideran deficiente y, de hecho, España explicó que él y Puig trasladaron a la ministra "la indignación" de miles de valencianos y de la propia Generalitat por el "caos" que existe. Palabras gruesas para ser los tres socialistas. La ministra habría reconocido una "situación crítica" y ha accedido a la "exigencia" del Consell de medidas a corto plazo para salvar un servicio esencial. La semana que viene debe haber una "hoja de ruta", afinó el conseller.

Un momento del encuentro telemático con la ministra Foto GVA

Ha sido Compromís quien más ha alimentado una locomotora que le permite mantener un perfil complementario reivindicativo y de oposición. Este mismo martes, emulando un programa de telvisión para recaudar fondos, vistió de gala a algunas de sus caras más reconocibles para hacer un recuento de los trenes que se cancelan anualmente. De Mónica Oltra o Joan Ribó a Joan Baldoví, pasando por Fran Ferri y Mireia Mollà como presentadores. Todos acaban brindando por los 7.593 trenes de cercanías cancelados en un año "por el Gobierno de España" hasta que una voz en off pone fin a la fiesta y pide que se acabe con "la gran inocentada que sufrimos".

Desde Renfe, no obstante, contextualizan la cifra y aseguran que incluye trenes de media distancia y líneas sin pasajeros. Además recuerdan que la casuística de las cancelaciones es variada y que no se debe sólo a la falta de maqunistas y apuntan a inclemencias meteorológicas, sucesos como el reciente robo de cable en Massalfassar o contagios y cuarentenas por covid-19. De hecho, apuntan que en el núcleo de Valencia las cancelaciones estarían en una media de entre el 2'7 y el 3% sobre una programación diaria de 308 trenes.

Este último viaje de Compromís arrancó en junio cuando presentó su campaña 'On està el meu tren?', con el inestimable altavoz que le proporcionó ADIF al cancelar el alquiler de espacios publicitarios dentro de las estaciones. Lo hicieron Baldoví, el senador Carles Mulet y la diputada en Les Corts Papi Robles lo que hacía prever una doble estrategia. Por una parte, han recorrido en los últimos meses diferentes estaciones de la Comunitat Valenciana para denunciar cancelaciones y por otra se ha 'apretado' desde la tribuna del Parlamento.

La presión de sus socios y un creciente malestar recogido en las redes sociales animó a Puig a retomar en el Debate de Política General la idea de reclamar al Gobierno central la gestión de Cercanías. Sin ir más lejos a principios de diciembre las plataformas 'Indignats amb Renfe y 'Usuaries del Tren València' pusieron en marcha la campaña 'Mocadors al vent' para denunciar cancelaciones. Desde septiembre es un tema recurrente en las intervenciones del president, aunque hasta este mismo martes con un tono medido al ser el receptor de las mismas su propio partido. Pero no sólo eso. La presencia hasta hace unos meses al frente del Ministerio del ahora defenestrado José Luis Ábalos, su gran contrapeso en el PSPV, obligaba a ir con pies de plomo en las críticas. Con la catalana Raquel Sánchez ha habido menos contemplaciones.

Distintas soluciones

Ambos socios coinciden en querer asumir la competencia, algo que comparten con la tercera pata del Consell, Unides Podem-EU. De hecho, esta ultima formación llegó a pedir que se incluyera ya en los presupuestos generales de 2022 una partida para poder iniciar un traspaso hacia una gestión "más próxima al territorio y con mejor conocimiento de los problemas".

Compromís, además, presentó un boceto para extender el servicio por todo el territorio con nuevas línas y conexiones. De Vinaròs a Orihuela pero también el 'tren de la costa' y trazados por las comarcas centrales.

En cambio, Mazón dejó claro que no quiere reclamar esa competencia... aunque fue el PPCV el que primero lo hizo. Fue en Les Corts en 2008, con el socialista José Luis Rodríguez Zapatero en el Gobierno y para estrenar la llamada 'cláusula Camps' y obtener una competencia que se le dio a Catalunya. Entonces, el PSPV se puso de perfil y Compromís ya apoyó la petición. Después los populares también se desmarcaron de la petición botànica de 2018 y ahora el líder popular sigue sin verlo claro. "Sería poco fructífero y llegaría muy tarde. Hay que reponer los maquinistas que faltan, reclamar la competencia no es la solución", apuntó tras sorprender convirtiendo la cuestión en uno de los cinco puntos clave de su reunión con Puig. Eso sí, los populares reclamarían "compensaciones" al ejecutivo central.

Mazón pide más maquinistas pero rechaza la competencia Foto GVATambién Ciudadanos reivindicó en su día con un viaje de Toni Cantó a Massalfassar un aumento presupuestario y asumió como propio el argumento de que el deficiente servicio ha expulsado del mismo a diez millones de viajeros. 

Desde Renfe aseguran que las incorporaciones previstas le llevarán a una plantilla con 5.720 maquinistas, la más alta desde 2016, pero recuerdan que deben convivir con procesos de habilitación complejos (cursillos y adaptación) que reducen el número disponible e insisten en que hay otras muchas causas en las cancelaciones y retrasos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email