GRUPO PLAZA

Urbanismo amenaza a Sanidad con desmontar el hospital de campaña cuando ya se va a guardar

6/11/2021 - 

VALÈNCIA. O la Conselleria de Sanidad legaliza el hospital de campaña de València, que se montó sin licencia, o el Ayuntamiento lo desmontará motu proprio. Es el ultimátum que la concejalía de Urbanismo de València ha remitido al departamento autonómico de Sanidad tras la única inspección realizada por el consistorio a las instalaciones pandémicas apenas dos meses antes de que la Generalitat Valenciana tenga previsto desmontarlo.

La Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (Avsre), dependiente de la conselleria de Justicia que dirige Gabriela Bravo, impulsó la construcción de este hospital para dar una respuesta rápida a las necesidades que pudieran surgir de la crisis provocada por el coronavirus, especialmente ante la posibilidad de que los centros tradicionales pudieran verse saturados.

Las instalaciones se estrenaron en abril de 2020 pero no fue hasta el 17 de septiembre de 2021, 17 meses después, cuando los inspectores de la concejalía de Urbanismo visitaron las instalaciones a raiz de varias preguntas del grupo municipal del PP. La visita técnica, adelantada por Valencia Plaza, era la primera inspección que se llevaba a cabo porque estas actuaciones, según explicaron fuentes de Urbanismo en su momento, "siempre se realizan ante una petición" y nunca de oficio.

La inspección confirmó que la Generalitat Valenciana había construido y puesto en marcha el hospital de campaña junto al Hospital de La Fe careciendo de licencia ambiental y de la correspondiente autorización administrativa para la ejecución de las obras. La ley contempla que algunas intervrenciones estén exentas de los controles municipales siempre y cuando respondan "razones de urgencia o excepcional interés público declarado por el Consell".

Por otro lado, no obstante, el proyecto del hospital de campaña, visado por el Colegio de Arquitectos en junio de 2020, explicitaba que la actividad de estas carpas estaba "sometida a régimen de licencia ambiental". Y los técnicos de Urbanismo refrendaron esta postura tras su inspección y no contemplaron la exención de estas obligaciones ni siquiera teniendo en cuenta que el hospital de campaña se construyó con la intención de hacer frente a una situación de emergencia.

Foto: KIKE TABERNER

Por eso el pasado 28 de octubre, Urbanismo requirió a Sanidad para que aporte "la documentación necesaria y solicite la oportuna legalización de las obras ejecutadas sin licencia o autorización urbanística". En la resolución, la concejalía recoge la "expresa advertencia" de que si pasan los dos meses y sigue sin haberse legalizado la actuación, "se acordarán las medidas de restauración de la legalidad [...] incluida, en su caso, la demolición de las edificaciones realizadas ilegalmente".

La Generalitat ya va a desmontarlo

Fuentes municipales de Urbanismo apuntaron este viernes a Europa Press que esta resolución y la correspondiente comunicación dirigida a la Conselleria de Sanitat forman parte del procedimiento administrativo "sin más" y que no tienen mayor trascendencia que el puro trámite habitual establecido por ley.

Lo que resulta del todo sorprendente es que precisamente este ultimátum llega cuando la Generalitat Valenciana ya ha anunciado su intención de tener desmontados los hospitales de campaña antes de que finalice el año. Sanidad comunicó el pasado mes al área de Emergencias, dirigida por José María Ángel, que el próximo 30 de diciembre deberá llevar a cabo el desmantelamiento de las instalaciones.

El secretario autonómico de Emergencias, José María Ángel. Foto: KIKE TABERNER

Según el contrato con la empresa adjudicataria, la Generalitat Valenciana pasará ahora a ser la propietaria del hospital de campaña, para poder disponer de él en caso de que se vuelva a dar otra situación de emergencia. Según pudo saber Valencia Plaza, las instalaciones de València se guardarán en un almacén de Quart de Poblet dependiente del gobierno autonómico. Queda pendiente realizar el encargo para la dirección facultativa de la obra, si bien también es posible colaborar con la Cruz Roja en las tareas de desmontaje. 

"Nuevo despropósito"

Por su parte, desde el PP, la portavoz del Grupo Municipal, María José Catalá, criticó este viernes lo que calificó de "nuevo despropósito del gobierno" de Compromís y PSOE, "que ha tardado casi un año en actuar por el hospital de campaña de Ximo Puig sin licencia y donde debía atenderse a personas enfermas por el covid".

"Han vuelto a demostrar lo poco que les importa la salud de los valencianos al no actuar sabiendo que el hospital estaba sin licencia por permitirlo. Es una casualidad que actúen cuando ya va desmontarse la infraestructura y no cuando tocaba hacerlo, demostrando la dejadez en la gestión municipal", planteó Catalá en un comunicado.

"No queremos pensar que Ribó y Gómez han estado dilatando la actuación, cosa que no se hace con cualquier vecino que pone en marcha cualquier actividad en la ciudad", declaró Català, para subrayar que "no se trata de una instalación cualquiera, sino una infraestructura para atender a valencianos enfermos y se debía haber velado por ellos pidiendo a la Generalitat el cumplimiento de la legalidad, pero no por intereses de partido como parece que se ha actuado en este caso".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme