GRUPO PLAZA

Educación contrata 8.000 purificadores de aire para aulas con ventilación insuficiente

Ventilación natural, cruzada, purificadores... Así deben los colegios airear las aulas ante la covid

24/11/2020 - 

VALÈNCIA. No solo el uso de las mascarillas y el aumento de la distancia de seguridad son clave para la reducción del riesgo de contagio dentro de las clases. Una correcta ventilación del espacio docente con aire del exterior también es esencial para disminuir la emisión y la exposición del alumnado a las partículas en suspensión susceptibles de contener virus. Ante esto, la Conselleria de Educación ha establecido cuatro instrucciones para la aireación de las aulas en función a sus condiciones al tener en cuenta que hay algunas habilitadas que no pueden hacerlo de forma natural y que se acercan las bajas temperaturas.

Unas pautas que se expusieron este lunes en una guía junto con la participación de investigadores del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua IDAEA–CSIC y técnicos de la Asociación MESURA. En ella, se insiste en la preferencia de las actividades exteriores a las de interior y se otorgan soluciones para cuando esto no es posible.

De esta manera, la primera opción por la que se ha de optar siempre en las aulas es por la ventilación natural del espacio a través de la apertura de las ventanas durante toda la clase. No obstante, si no es posible dejarlas abiertas a causa del frío o condiciones de ruido, se debe optar por abrirlas cada 25-30 minutos -al inicio y a mitad de la asignatura- durante un periodo de 3-5 minutos, tal y como especifica Educación.

De hecho, en la guía se explica que en los periodos de baja temperatura "habrá que elegir entre reducción de riesgos sanitarios y confort térmico", por lo que se aconseja llevar ropa de abrigo cómoda para no emplear de manera excesiva la calefacción si las ventanas no están cerradas. Del mismo modo, se da también esta elección en cuanto a temas de ruido, de forma que se aclara que se ha de intentar reducir el ocasionado en los espacios comunes, ya que "es preferible el ruido en pasillo que cerrar puertas".

Asimismo, se sugiere no solo realizar la apertura de ventanas, sino también una ventilación cruzada en la que se abran las puertas del lado opuesto del espacio. Esto se debe a que "en muy pocas ocasiones se alcanza la ventilación suficiente sin una ventilación cruzada", según la guía. Además, durante los cambios de clase y en los descansos este tipo de aireación se ha de realizar en todo el centro mediante la apertura de todas las ventanas y puertas durante al menos cinco minutos mediante una coordinación del equipo directivo del centro.

Ventilaciones forzadas individuales o centrales

En el caso de que la ventilación natural no sea suficiente para el aula, la guía opta por una ventilación forzada individual o central. La primera de ellas consiste en aumentar la renovación de aire interior con aire del exterior mediante el uso de instrumentación. Esta se puede realizar de dos formas: introduciendo el aire del exterior -impulsión- o tomando aire del aula y sacándolo -extracción- a través de ventanas, techos u otros orificios específicos realizados para ello. 

En cambio, en la forzada central se emplean los sistemas de ventilación comunes para todo el centro educativo -o gran parte de él- con el fin de incrementar la renovación de aire interior con exterior. Según explica el documento, estos sistemas son los mismos que los que se emplean para la climatización.

Desde Conselleria, además, se especifica que los colegios o institutos que cuenten con una instalación de ventilación mecánica con unidades de tratamiento de aire (UTA) tendrán que mantenerla en permanente funcionamiento durante toda la jornada escolar. De esta forma, en estos centros, se podrán espaciar las operaciones de ventilación natural.

Purificadores de aire si hay ventilación insuficiente

En aquellas aulas habilitadas ante la covid que no posean ventanas o presenten una ventilación insuficiente, desde Educación se recurrirá a la instalación de purificadores portátiles de aire provistos de filtros HEPA H13 (high-efficiency particulate air). Purificadores que hacen circular el aire del espacio a través de filtros, que retienen los virus u otras partículas en suspensión como el polvo o el polen, y que se han de colocar en el centro del aula si es posible y no soplar directamente al alumnado y profesorado.

Así pues, este lunes el conseller Vicent Marzà junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, anunció la contratación de 8.000 purificadores solamente para aquellas aulas habilitadas de forma extraordinaria y que no disponen, por tanto, de la ventilación natural suficiente. "Hay que tener en cuenta que en la mayoría de espacios educativos es posible la ventilación natural, pero hay lugares que, por distintas circunstancias, necesitan esta tecnificación para garantizar la pureza del aire. Se hace un paso mas por garantizar la máxima seguridad en las aulas", declaró Puig.

El conseller afirmó que estos llegarán de "forma progresiva" a los centros sostenidos con fondos públicos y que se hará en relación a los espacios que cuenten con estas características. Asimismo, José Manuel Felisi, representante de la Asociación Mesura, instó a que se haga "una buena implantación del sistema" en los espacios que así lo requieran.

Cuando la ventilación natural no sea viable a causa de condiciones meteorológicas adversas, también se podrán implementar soluciones mediante la purificación de aire. Con todo, Conselleria remarca que estas cuatro pautas para la ventilación de las aulas "no deben sustituir al uso de mascarillas, el mantenimiento de las distancias de seguridad y las medidas de higiene necesarias", sino que se tratan de una medida más.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email