GRUPO PLAZA

secretario general en la comunitat valenciana

Vicente Inglada (Unión de Consumidores): "El ERE de CaixaBank afectará a la calidad del servicio de sus clientes"

6/07/2021 - 

VALÈNCIA. "El gran problema de los responsables de CaixaBank (CABK) es que han enfocado el ERE de forma laboral y por su puesto que sí, pero no entienden -o no acaban de entender muy bien- es que los despidos afectan a los propios usuarios de un banco tan importante para la Comunitat Valenciana. Todos los usuarios se van a ver afectados por la reducción de empleo, que por otro lado no han sido tantos como en un principio anunciaron, pero los que vamos a salir perdiendo somos los usuarios. El ERE afectará a la calidad del servicio de sus clientes". Son palabras de Vicente Inglada, secretario de la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana, a este diario.

"Por mucho que digan que responden a los nuevos usos y costumbren que tenemos los usurarios con la banca, lo que queremos es que en un momento determinado nos puedan atender de la mejor manera posible de forma presencial. Como no les salen las cuentas recortan en la atención al usuario, en la calidad de servicio, trabajadores… tienen que mejor la calidad la calidad de atención al usuario", añade. 

Inglada advierte de que las 6.452 salidas que el banco dirigido por Gonzalo Gortázar fijó finalmente en el ERE acordado el pasado jueves con lo sindicatos es la punta de un iceberg. Debajo aparecen daños colaterales como, por ejemplo, la reducción de no pocas oficinas y, muy especialmente, en pequeñas poblaciones. "Es verdad que han pactado con los sindicatos atendiendo a pueblos donde no había oficinas, pero a mí me preocupa esa situación. Eso va a suponer una serie de gastos, una serie de atención que a día de hoy no era suficiente y de la calidad que debía ser... con menos trabajadores ni te cuento. En ese sentido se debería reflexionar", apunta a Valencia Plaza.

De ahí que insista en la necesidad de que la dirección de la entidad domiciliada en València y los sindicatos negocien en que la pérdida de calidad de servicio a los clientes no se vea afectada. "Ellos han pactado con los sindicatos, perfecto, nos parece de acuerdo, era fundamental; ahora tienen que sentarse y ver exactamente en qué va a afectar en la calidad de su servicio y no puede afectar a la atención personal de los clientes que nos cobran por realizar cualquier tipo de trámite. Ya lo están avanzando que a partir de ahora pagaremos más dinero por tener el dinero en los bancos", incide.


El secretario general de la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana recuerda que "nosotros éramos consejeros en Bankia" como también que ya están empezando a recibir reclamaciones de usuarios. "A la gente le genera incertidumbre por si les van a cerrar o no las oficinas que tienen en sus barrios, en sus pueblos… la gente tiene miedo. Una vez que se ha aclarado tema laboral espero que a la hora de la restructuración de oficinas se tenga muy en cuenta la necesidad de ofrecer calidad al propio usuario. Queremos la atención y la buena calidad del servicio que tiene que dar a sus usuarios". 

Asimismo Inglada advierte que "pedimos una reunión con el presidente José Ignacio Goirigolzarri y seguimos esperando, nos contestaron desde CABK diciendo que sus cuentas de resultados eran positivas y sus clientes estaban bien atendidos. Eso nos dijeron a una entidad de usuarios y consumidores como somos nosotros", sonríe con ironía.

Atención y calidad de los servicios

Por lo pronto, todas las provincias españolas con la única excepción de Zamora, se van a ver afectadas por el ERE donde Madrid, Barcelona y Valencia concentrarán la mayor parte de las salidas. Ahora toca esperar a ver cómo se plasman las salidas, cuyo proceso, que se realizará en cinco fase, empezará dentro de tres semanas. Será cuando se abra un periodo de tres semanas en todas las provincias y áreas de servicios centrales para que los interesados en abandonar la entidad con su correspondiente indemnización se adscriban, y en el que las filiales ofertarán las vacantes existentes susceptibles de cubrir mediante recolocación indirecta.

"A las entidades financieras se les olvida que funcionan porque hay clientes que les dejamos nuestro dinero y gracias a ellos los grandes pensantes de la banca se ponen los sueldos que se ponen. ¿Qué pretenden? ¿Que saquemos todos el dinero y nos lo quedemos? Esa solución no es buena ni para CaixaBank, ni para el resto de entidades financieras, ni para el país; no es un problema solo de trabajadores que se quedan fuera sino de la atención y de la calidad de los servicios que después de todos estos recortes también nos van a afectar de manera significativa", concluye Inglada.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email