X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los impulsores de puerto mediterráneo redoblan su ofensiva

Ximo Puig, obligado a reaccionar ante la campaña de desprestigio de la multinacional Intu

Foto: RAFA MOLINA
15/12/2018 - 

VALÈNCIA. La multinacional Intu, por segunda vez esta semana, enviaba este viernes un comunicado alertando de la inseguridad jurídica en la Comunitat Valenciana, acusando con dureza a la Generalitat de legislar para impedir la implantación en Paterna de su macro centro comercial y de ocio Intu Mediterrani -antes llamado Puerto Mediterráneo- que contempla una inversión de 860 millones de euros y la creación de 5.000 puestos de trabajo.

Si bien no es la primera vez que la compañía se manifiesta en este sentido, su ofensiva se ha recrudecido de forma significativa en las últimas semanas hasta convertirse en una peligrosa campaña de desprestigio por el peso económico del emisor del mensaje, considerado el primer inversor británico del sector en España tras su alianza con Hammerson. Y en el marco de esta escalada de tensión la compañía ha situado en el centro de su diana al presidente del Consell, Ximo Puig.

Tal y como exigía en su primer escrito el pasado martes, la intención de Intu era que el jefe del ejecutivo valenciano se desmarcara públicamente del mensaje lanzado por el director general de Comercio, Natxo Costa (Compromís), que previamente había enviado 'a casa' a la multinacional con el lema Intu go home. "Solicitamos conocer si la posición institucional del Consell se alinea con la manifestada por el alto cargo de Comercio", inquirió la empresa en un escrito firmado por el director general de Intu España, Ian Sandford, en el que tildaba de "desprecio" el trato recibido y subrayaba la "inseguridad jurídica" de la Generalitat.

Ya por la tarde, Ximo Puig difundió su respuesta. "Nos interesa cualquier tipo de inversión que entre en el contexto de la legalidad. Por tanto, aquí hay seguridad jurídica y se estudiará su proyecto como cualquier otro", afirmó. E incluso desautorizó a Costa de forma sutil: "La opinión del Gobierno es la que le digo yo", subrayó. No obstante, el pasado jueves Costa se jactaba en una rueda de prensa de que ni el líder socialista ni la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, le habían llamado al orden: "No me ha dicho nada nadie".

El tono institucional de Puig no parece ser suficiente para la compañía, que manifiesta públicamente su enfado con Presidencia en los círculos en los que participa. Sus directivos afirman que el presidente, cuando todavía era candidato, llegó a decirles en una reunión que los dos grandes proyectos empresariales de su legislatura serían las inversiones en el entorno industrial de Ford Almussafes y la construcción de Puerto Mediterráneo, un antiguo entusiasmo que ahora contraponen con la ruptura del diálogo con la empresa desde que ésta fue rechazada en su evaluación ambiental en 2016, principalmente por la poca distancia del complejo con las carreteras colindantes.

Sin reunión Puig-Intu en toda la legislatura

En este sentido, desde Intu afean a Puig que no ha querido reunirse con los representantes de la empresa en toda la legislatura, tal y como le vienen solicitando desde aquel rechazo y como sí ha llegado a hacer hasta el mismo Natxo Costa. Hubo solo un oasis de sintonía con Presidencia, que coincidió con la visita a València del embajador británico Simon Manley. Entonces el jefe del Consell habló de negociar "una solución de consenso", una 'solución' que Intu creyó encontrar corrigiendo la distancia con las carreteras, disminuyendo su superficie comercial y reverdeciendo su iniciativa, entre otros cambios. Pero desde la presentación de su nuevo proyecto todo ha ido a peor, con varias iniciativas de Compromís que representan nuevas trabas al complejo mientras los socialistas vuelven a estar de perfil.

Así lo relataba con dureza Intu este viernes en su segundo comunicado de la semana contra el Consell. "Tras el anuncio del Proyecto de Decreto de modificación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Turia, que prevé la inclusión de La Mola de Paterna dentro del parque natural, Intu sostiene que se trata de una traba legal más, sin base técnica, desarrollada ex profeso para entorpecer la viabilidad del proyecto Intu Mediterrani", afirmó la empresa.

Terrenos en los que se proyecta Intu Mediterrani. Foto: KIKE TABERNER
"La modificación del PORN incluye un cambio sustancial de su ámbito de actuación, que se amplía en el término municipal de Paterna en más de 4,5 millones de metros cuadrados de terreno, incluyendo como 'área de interfase' la citada partida de La Mola. Así, resulta un hecho llamativo que dicha ampliación no figure ni en la Propuesta de Zonificación del PORN incluida en el Estudio Ambiental y Territorial Estratégico expuesto al público, ni en el texto de dicho estudio, ni en el Proyecto de Decreto de modificación del PORN. Estos hechos llevan a pensar que la inclusión de la partida de La Mola en el PORN es una modificación realizada expresamente para paralizar intu Mediterrani, sin que exista constancia de la realización de análisis previos ni de estudios ambientales", argumentó la compañía.

Según la enseña inglesa, el parque natural del Turia "tiene como objetivo la protección del bosque ripario (bosque galería) y de los ecosistemas ligados al río que le da nombre". "Sin embargo, el paraje de La Mola es un barranco que originariamente no formaba parte de la cuenca del Turia y que, como consecuencia de la actuación humana, se ha incorporado artificialmente a su tramo final donde se encuentra encauzado. En definitiva, esta área históricamente no ha tenido relación ni conexión hídrica con el Turia, además de no presentar valores ambientales destacables", aseguran. 

"Cultivos de secano"

"En este sentido, es relevante el hecho de que la vegetación que presenta este paraje no está relacionada con el ecosistema fluvial típico del Turia; se trata de cultivos de secano, repoblaciones forestales de pinos y matorral mediterráneo presentes en un ambiente que carece de un especial significado paisajístico y que no presenta actividad agrícola, ganadera o forestal. Lo confirman los informes emitidos por la propia administración sobre la ATE en los que se concluye que no existe en esta zona flora o fauna destacable y que la iniciativa empresarial se localiza fuera del ámbito territorial del PORN del Turia", afirmó la compañía, que es dueña del 50% de los terrenos y tiene compromisos de compra por hasta el 90% de la superficie.

Según agregó la firma, "la inclusión de La Mola como paraje natural es el último intento de acabar con un proyecto cuya tramitación fue aprobada en 2013 como Actuación Territorial Estratégica y sobre el cuál en 2016, con una demora de cerca de dos años y sin atender a los más de 50 informes favorables de diferentes entidades, la Comisión de Evaluación Ambiental emitió una Memoria Ambiental Desfavorable sobre una cuestión que ya había sido aprobada anteriormente". Tal rechazo se encuentra en los tribunales, ya en fase de conclusiones, en un proceso por el que la empresa reclama cerca de 300 millones al Consell.

En la misma línea, Intu recuerda que en octubre salió a exposición pública el Patsecova, un nuevo plan sectorial de comercio que "introduce en su artículo 48 la limitación a 120.000 metros cuadrados de la superficie destinada a uso comercial y terciario, una medida con la que la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores productivos, Comercio y Trabajo, a través de la Dirección General de Comercio y Consumo entra a regular un sector, el de ocio, respecto al cual no tiene competencia alguna y que va directamente contra los intereses de Intu Mediterrani".  

"En conclusión -zanjaba Intu en su larga respuesta a Ximo Puig- tanto los mencionados cambios de regulación realizados por la Generalitat Valenciana como las repetidas declaraciones públicas de rechazo al proyecto por parte algunos de sus máximos responsables, configuran un escenario de manifiesta inseguridad jurídica y total falta de responsabilidad política inadmisible en un sistema democrático de derecho".

Ante tales acusaciones, según ha podido saber este periódico, el equipo del presidente Puig preparaba este viernes la respuesta oficial de la Generalitat a la carta enviada por Intu. Está por ver si en ella la compañía encuentra la reacción que espera del presidente y cesa en su campaña de desprestigio contra la Generalitat

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email