GRUPO PLAZA

en concesión hasta 2020

El Ayuntamiento quiere rescatar los Docks condonando una deuda de 150.000 euros a Grupo Romeu

2/05/2016 - 

VALENCIA. El Ayuntamiento de Valencia quiere recuperar la concesión del edificio Docks a toda costa. Este histórico espacio ha estado ocupado hasta principios de enero por la discoteca Las Animas, quien cerró de forma permanente tras no cumplir varios requisitos que demandaba el consistorio para permanecer activa.

La primera de las razones por la que quiere recuperarse es patrimonial: el edificio histórico, protegido, se sitúa en primera línea de playa y “su degradación es más severa cuando no está activo”, apunta un técnico de tal efecto en el Consistorio. El segundo motivo, económico: Docks ha de servir como activo para el Consorcio 2007 que gestiona las instalaciones de la Marina Real Juan Carlos I, con 400 millones de deuda a sus espaldas y para el que toda contribución a sus arcas es imprescindible.

Este ‘barco’, encallado, tiene un triángulo de actores de quienes depende su solución. El primero, el Grupo Romeu, que lo gestiona en una concesión que tiene de plazo hasta 2020. El otro y decisivo, el Ayuntamiento de Valencia que, tal y como ha podido saber Valencia Plaza quiere resolver estos años que todavía le quedan de gestión a la mercantil a partir de la condonación de una deuda que la propia empresa tiene con el Consistorio. La cifra, según estas mismas fuentes del Gobierno local, es de 150.000 euros. El tercero de esos agentes implicados es el Consorcio 2007, que estaría totalmente dispuesto a recepcionar la concesión para una nueva puesta en marcha de un centro de ocio y actividad sociocultural.

Desde el propio Ayuntamiento se descarta la posibilidad de la gestión a partir de sus propios recursos, en sintonía con la cesión al Consorcio 2007, entramado creado para la gestión de activos de la Marina al calor de la celebración de la 32 edición de la Copa de la América. El Consistorio es consciente de que no tiene recursos para gestionar esa concesión y prefiere que pase a formar parte de las soluciones para el citado Consorcio, que de esta forma aglutinaría otra posibilidad más para sacar a flote una realidad plagada de potencialidades sociales y comerciales, pero cuyo día a día sigue sometido a la millonaria deuda del proyecto.

Esta semana se reunirá con Grupo Romeu

En este momento, el Ayuntamiento prepara una reunión que se debería acometer esta misma semana entre las partes. En ese encuentro “queremos proponer el cierre de la concesión hasta 2020. Cuanto antes se haga, mejor para las partes”, apuntan desde el Gobierno local. Lo cierto es que, al parecer esa deuda en torno a los 150.000 euros tendría un equivalente similar a lo que supondrían los próximos cuatro años de gestión. “Lo que está claro y creemos que la empresa es consciente es que no se va a hacer una inversión, por mínima que sea, ni esa empresa ni otra, para poder poner en marcha Docks y rentabilizar ese ingreso durante un periodo de tiempo tan corto”.

De hecho, la legislación marca que, si todo sucediera según los planes y en los plazos que idea el Ayuntamiento, la futura concesión de concurrencia pública podría tener un máximo de 30 años para su explotación. No obstante, otra de las fuentes interesadas en el proceso añade que, aunque el Consorcio podría ofrecer hasta esas tres décadas, “no parece necesario que se debe acudir al máximo”.

Otra fuente del Gobierno local lo suscribe: “no vamos a proponer en este momento concesiones infinitas”. Lo que sí importa al parecer a las partes que quieren recuperar Docks para la explotación, es el sentido sociocultural del edificio, que no está exento de cierta influencia necesaria en un entorno tan sensible como es la primera línea de playa de la ciudad de Valencia y la proximidad del Cabanyal-Canyamelar.

En ese sentido, consultada a este efecto la responsable de patrimonio del Ayuntamiento de Valencia, María Oliver, la concejal aseguró haber conocido el proyecto que el Grupo Las Animas presentó y que este diario publicó recientemente. “Han entendido perfectamente lo que se demanda y parece un proyecto interesante. Además, ellos tienen el valor de partida de haber gestionado el propio recinto y conocerlo. Pero tendrán que concurrir como otra empresa más cuando salga a concurso”, apuntó la concejala en declaraciones a Valencia Plaza.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme