X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Proyecto piloto en la rotonda de El Saler

La empresa valenciana Nightway crea balizas con plástico reciclado que brillan en la oscuridad

15/07/2019 - 

VALÈNCIA. Cada vez son más las empresas que se suben al tren de la innovación en la búsqueda de soluciones inteligentes y sostenibles para las ciudades del futuro. Con este fin nació Nightway, una empresa que fabrica y comercializa un material fotoluminiscente pensado para contribuir a una mayor vida activa de los ciudadanos por la noche. Aunque sus usos son múltiples, por ahora está enfocado al ámbito de la movilidad en forma de baliza para señalización vial. ¿Su particularidad? Su estructura está compuesta de plástico reciclado y gracias a la fotoluminiscencia permite brillar en la oscuridad.

Esta idea nació de la mano de la empresa valenciana Tecment, dedicada a I+D de nuevos materiales, con la colaboración de Matec-Q, encargada de su fabricación, y GBSolutions, logística y exportación de este producto, tres mercantiles ligadas al mundo de la construcción que hace cuatro años iniciaron una serie de pruebas para conseguir un material capaz de brillar en la oscuridad a través de la absorción de los rayos ultravioletas tanto de la luz natural como artificial, a la vez que resultara sostenible para el medio ambiente. 

"La fotoluminiscencia ya existía. Era muy conocida por las pegatinas para niños en las paredes, pero nosotros hemos conseguido un concepto diferente y más preparado para su uso en el exterior y con mayor duración de la luz", explica a este diario el CEO de Nightway, Fernando Casado. 


Detalles de las balizas con diferentes formas y tamaños. Foto: EDUARDO MANZANA 

Su fabricación se lleva a cabo en una fábrica que Matec-Q tiene en la localidad valenciana de Picassent en donde se realiza el proceso de prensado del material hasta conseguir la forma deseada. Y es que, según explica Casado, cada pieza puede ser personalizada al gusto del cliente tanto en formas como en colores utilizando los diferentes compuestos para potenciar el efecto. Una fórmula "secreta" que consigue mayor duración que otras soluciones fotoluminiscentes que ya hay en el mercado a base de pintura. Además, no se degrada con la exposición de factores externos y es 100% sostenible dado que el poste para insertarla está realizado con plástico reciclado. 

"Controlamos la composición y la adaptamos porque dependiendo de la ubicación de la baliza se utilizan más materiales que otros. Vamos a la carta. Ese es nuestro valor añadido frente a otro fabricante: hacemos personalizaciones de formas y colores", explica. La empresa comercializan tanto la baliza suelta como con el estructura de plástico reciclado, pero también piedras con este material para iluminar caminos, como fue el caso de un proyecto que pusieron en marcha en un parque en Cataluña. El objetivo es claro: permitir a los ciudadanos desarrollar actividades deportivas, ocio y tiempo libre por la noche en zonas poco iluminadas sin necesidad de usar una linterna. 


  

Diferentes usos

Aunque este material ofrece un amplío campo de aplicación, han creado un prototipo de lavadero a base de este material, su principal nicho de mercado por el momento está relacionado con el tema de la seguridad vial y la movilidad como carreteras secundarias o caminos rurales. Para estos casos, tiene un acuerdo con una empresa austriaca que les proporciona el producto reflectante que incluyen en la baliza para una mejor señalización. 

También, se está utilizando en pasarelas o parques que no cuenten con suficiente alumbrado y en donde la colocación de iluminación a base de LEDs podría suponer un perjuicio para la fauna del lugar y un impacto paisajístico. De hecho, en la rotonda de la CV-500 en el Parque Natural de L’Albufera se instaló hace unos años gracias a un proyecto piloto en colaboración con Las Naves.

 

Además, la empresa trabaja con la industria minera colombiana para la colocación de estas balizas en su interior. "Son minas a cielo abierto donde se trabaja mucho por la noche. Habían probado pinturas y pegatinas  fotoluminiscentes, pero necesitaban un producto que no se degradara por las condiciones en las que trabajan y que, además, fuera reflectante", relata Casado. 

Una solución pionera en el mercado porque aunque existen otras fórmulas a base de pegatinas o pinturas fotoluminiscentes, "no hay ninguna empresa encargada de señalización vial que fabrique una baliza reflectante, luminiscente y, además, de plástico reciclado", puntualiza José Gamboa de GBSolutions, quien, destaca que ya hay iniciadas conversaciones con varias empresas extranjeras en Costa Rica, Reino Unido y la zona norte de Europa que han mostrado interés por este producto. Pero también en el norte de España, concretamente en Galicia donde ya han cerrado un acuerdo para señalización de zonas del Camino de Santiago.

Fernando Casado durante la entrevista. Foto: EDUARDO MANZANA 

"Falta Marca España"

De cara al futuro, su objetivo pasa por conseguir comercializar las balizas en grandes cadenas de distribución y entrar en la venta online para dirigirse al sector privado al comprobar que "no hay instrumentos en las contrataciones públicas que permitan incorporar soluciones innovadoras".

En este sentido, Casado incide en la importancia de conseguir que las administraciones públicas apuesten por la innovación y el emprendimiento "más allá de las subvenciones". "En España falta 'Marca España'. Hay mucho miedo a hacer cosas. En Holanda, por ejemplo, la administración se atreve a probar cosas nuevas aun sabiendo que puede fracasar. El mejor laboratorio es la aplicación en campo", subraya.


 


next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email