GRUPO PLAZA

la dirección estatal debe convocar una asamblea

Abandono del barco: Jaime Paulino dimite como líder de Podem València

25/07/2019 - 

VALÈNCIA. El resultado de Unides Podem en València en las elecciones municipales del pasado 26 de mayo fue un jarro de agua fría para la formación morada. El partido vio cómo aquella noche pasaba de tener tres concejales en el Ayuntamiento de la capital del Turia a no superar la barrera del 5% y, por lo tanto, quedarse sin opciones de volver a formar parte del equipo de gobierno local a pesar de haber confluido con Esquerra Unida. Tras semejante batacazo electoral -de ser ejecutivo a ni siquiera tener representación- las bases de Podem reclamaron responsabilidades a sus dirigentes. Exigencias que dos meses después ya se han cumplido; o al menos en parte. 

El secretario general de Podem en la ciudad, Jaime Paulino, quien además ocupaba el segundo puesto de la lista local presentó formalmente su dimisión hace ya tres semanas al líder autonómico, Antonio Estañ. Una baja que todavía no se había hecho pública y que deja al partido huérfano de estructura orgánica a nivel municipal. De hecho, ahora mismo es la dirección autonómica la que asume temporalmente la gestión de la formación a nivel local.  

La marcha del dirigente traerá aparejada la convocatoria de una asamblea para renovar la dirección y elegir un nuevo líder, si bien todavía la fecha para celebrar esta cita en las urnas moradas es una incógnita, ya que la decisión depende de la dirección estatal del Podemos que, actualmente, se encuentra inmersa en plenas negociaciones con el PSOE para tratar de formar parte del Gobierno central. 

La dimisión de Paulino, no obstante, no es una sorpresa. Después de la noche electoral, el dirigente convocó un encuentro con militantes el 21 de junio para comunicarles que pondría su cargo a disposición del partido. Un gesto que sirvió para que los votantes de Podem se lamieran las heridas, ya que fue el único representante a nivel municipal que hizo un amago de autocrítica.

Jiménez, Oliver, Estañ, Mínguez, Paulino y Bedrina. Foto: VP

Mientras, en las filas moradas se cuestionaban la desaparición de María Oliver, que como candidata de Unides Podem a la Alcaldía de València no salió a la palestra a hacer un balance de lo ocurrido a pesar de que también a ella se le reprochaban los malos resultados. Fuentes de la dirección, sin embargo, explican que la responsabilidad debía asumirla un cargo orgánico y no la exedil. 

Con todo, apenas mes y medio después, la también exportavoz de Podem en el Cap i Casal fue fichada como asesora en la Conselleria de Vivienda que dirige Rubén Martínez Dalmau. Un nombramiento que, cabe señalar, resultó polémico porque Oliver está investigada por el Juzgado de Instrucción 19 por contratar "a dedo" a un compañero de partido para que realizara un estudio sobre el sistema educativo, algo sobre lo que el consistorio no tiene competencias.  

Estañ no repite como secretario general

La renuncia de Paulino se suma esta semana al anuncio de Antonio Estañ de que no se presentará a la reelección como secretario general de Podem en la Comunitat Valenciana. Así, el líder del partido en la autonomía comunicó a principios de semana que convocaría la III Asamblea Ciudadana para octubre, un cónclave en el que se tendrá que renovar la dirección de la formación así como a la persona que dirija Podem durante los próximos tres años. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email