X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Entrevista a Agustín Jiménez

"Algún día el humor será una ristra de disculpas. Al comediante se le tiene miedo y con razón"

6/05/2016 - 

VALENCIA. Agustín Jiménez llega este fin de semana al Casino Cirsa con una doble sesión de monólogos. Tras trabajar en el teatro durante varios años, en obras como La cena de los idiotas y Una boda feliz, vuelve a Valencia con su faceta más conocida, la de humorista.

Estudió Arte Dramático en la RESAD y siempre ha estado más interesado por el teatro que por cualquier otro tipo de actividad, pero el éxito lo encontró a través de su faceta como monologuista. Antes de su actuación en la capital del Turia, contesta a Valencia Plaza sobre sus últimos años sobre los escenarios, sus inquietudes sobre el humor en la actualidad y su faceta menos conocida, la de dibujante.

- ¿Cómo se siente más a gusto, en los monólogos o en el teatro?
En el teatro porque es para lo que me he preparado desde siempre. Pero monólogos en el teatro siempre ha habido. 

 - ¿Hasta que punto sus estudios artísticos han marcado su carrera?

Una preparación es clave porque los años pasan o hay días difíciles y la técnica ayuda mucho en esos casos para salir adelante.  Estudiar las artes y las ciencias nos hace estar en el mundo. Es necesario tener una base y no ser un muñeco famosín simplemente.

- Tras presentar durante tres temporadas La cena de los idiotas, ¿qué nos puede contar de esta experiencia? ¿Y de Una boda feliz?
Me ha formado mucho más como actor.  La cena lleva seis temporadas y La boda feliz va la por cuarta. Me siento orgulloso de haber contribuido de algún modo a que dos obras de teatro duren tiempo. No suele ocurrir. 

Agustín Jiménez en 'La cena de los idiotas'

- ¿Prefiere hacer reír al público a través de sus monólogos o encarnar un personaje de teatro?
Siempre encarno un personaje. Invito a la gente a que me conozca personalmente y se decepcione. En los monólogos hago de un sobrao y en el teatro, en La cena de los idiotas, interpreto a un señor más mayor que yo. Cándido y triste.
En Una boda feliz hago de un deshecho humano, actor en paro y con cierta locura. Siempre me gusta hacer reír.

- Su faceta como dibujante es menos conocida, ¿cree que en un futuro podría centrarse en sus bocetos?
Sólo en los bocetos no. Tendría que empezar a meter mano con el ordenador, pero suelo dibujar cada día a mano. Es una profesión muy esclava y todo el mundo pide y como te es fácil, pues lo haces incluso gratis. De todas maneras en este país el arte es como una anécdota. Creen que lo haces porque te gusta: "si no tendrías un trabajo de verdad".

- ¿Cómo ve la actualidad del humor español? ¿Cree que estamos volviendo hacia atrás?
Estamos volviendo atrás sin la necesidad de tneer un censor. Está muy bien pensado. Las cosas no se prohíben, no se censuran, simplemente has ofendido a un colectivo, el colectivo en cuestión ni siquiera lo sabia y quizá se sentiría feliz de ser tenido en cuenta también en el humor y no sólo en la penita. Todos hemos oído hablar de la discriminación positiva. Algún día el humor será una ristra de disculpasAl comediante se le tiene miedo y con razón. Somos la voz de la calle, del pueblo. Somos la liberación de los conflictos a través de la risa.

- ¿Qué espera de su actuación en Valencia? 
Espero que me quieran y me entiendan como todo artista. Vengo mucho aunque no sea a la capital, voy por muchos locales. No recuerdo bien si fue en verano pero siempre vengo. Pregunta en el teatro Olympia que ya saben de mi, ¡he vivido allí dentro!

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email