GRUPO PLAZA

nuevos procesos tras competir con los nodos de málaga, dublín o lisboa

Alicante exprime la candidatura fallida ante Vodafone y puja por otros dos centros tecnológicos

7/06/2021 - 

ALICANTE. Ya es oficial: Alicante ha perdido el pulso frente a Málaga en la carrera por acoger el centro de innovación tecnológica de Vodafone. La multinacional de las telecomunicaciones confirmó finalmente el pasado viernes que se había decantado por la opción del Parque Tecnológico de Andalucía para situar su futuro centro europeo de excelencia en I+D+i: una propuesta en la que se prevé dar pie a la creación de más de 600 empleos bajo la denominación de proyecto Eureka. No obstante, incluso esa derrota permite ofrecer los primeros resultados en forma de lección y de suma de voluntades: el equipo que impulsó la candidatura de Alicante ha retomado ya el trabajo realizado en ese proceso de concurrencia competitiva para tratar de captar la sede de los centros de desarrollo promovidos por otras dos compañías ligadas a la economía digital, según fuentes consultadas por Alicante Plaza.

La identidad de esas dos empresas no ha trascendido, ya que -como en el caso de Vodafone- la participación de todas las ciudades candidatas que pujen por albergar esos futuros centros queda sujeta a un compromiso de confidencialidad. Sea como fuere, según las mismas fuentes, las dos proyectan la construcción de centros tecnológicos hasta cierto punto similares al promovido por Vodafone, aunque, eso sí, a una escala de menores dimensiones. 

De igual modo, como en el proceso convocado por Vodafone, Alicante ha armado sus candidaturas de manera coordinada, junto a instancias de varias administraciones: desde el Ayuntamiento de Alicante, en el marco de la estrategia Alicante Futura, hasta la Conselleria de Innovación, con el soporte de Distrito Digital; pasando por la Conselleria de Economía, con el respaldo de la Dirección General de Internacionalización y del Icex; por la Diputación y su centro Cenid; e incluso por el Gobierno central, a través del Ministerio de Ciencia e Innovación. Ese bloque institucional que se conformó para formalizar la candidatura ante el proyecto Eureka se pretende mantener ahora en estas dos nuevas convocatorias sobre la base del trabajo ya realizado.

Las mismas fuentes concretaron que se trata de sendos procesos en los que Alicante volverá a batirse frente a otros aspirantes de varios países, pero ahora con la experiencia acumulada en el tender organizado por Vodafone entre los meses de enero y marzo. En él se tuvo que competir con las ofertas de tres de los principales nodos tecnológicos de Europa. Además de Málaga, la capital de la Costa Blanca tuvo como contrincantes a las ciudades de Dublín y Lisboa, en las que también existen ecosistemas empresariales enfocados en la innovación, ya consolidados. Además, la lista de siete aspirantes se completaba con la ciudad alemana de Dresde, con Nápoles y con una candidatura agrupada en la región italiana de la Toscana, en formato de multisede. 

En las dos nuevas candidaturas, se trata de aprovechar la experiencia y la cooperación institucional conformada ante la multinacional de las telecomunicaciones para captar otros centros tecnológicos de menor tamaño

Con todo, según las mismas fuentes, la candidatura a batir se circunscribía casi de forma única a Málaga, al tratarse de otra candidatura en una ciudad mediterránea con similares características geográficas, climáticas y de calidad de vida. De hecho, en el proceso de selección impulsado por Vodafone, todos los candidatos debían responder a un cuestionario que agrupaba criterios centrados en estilo de vida; disponibilidad de talento con los conocimientos técnicos necesarios; condiciones laborales; transporte; ayudas públicas y bonificaciones; conexiones con universidades o atractivo para el talento, entre otras cuestiones, según concretaron portavoces oficiales de Vodafone al dar a conocer el resultado de su elección.

¿La consecuencia?: el duelo se decantó en favor de Málaga, ya que, además de compartir la mayor parte rasgos con Alicante, partía con la ventaja de haber superado otros procesos de selección previos, tras acumular una trayectoria de 29 años a través del Málaga MedParch. Dos datos bastan para certificar esa experiencia: en él se agrupan 621 empresas y 20.345 trabajadores, según su propia página web oficial.

Por ello, en las dos nuevas convocatorias en las que Alicante se encuentra inmersa, se trata de hacer valer la experiencia y la colaboración institucional que se consiguió consolidar en la criba de Vodafone con la intención de competir con más opciones. Todo, además, con la expectativa de que la propia Vodafone pudiese contar con Alicante para desarrollar cualquier otro posible proyecto en el futuro. De hecho, en su convocatoria se dejaba abierta la posibilidad a implantar otros centros dedicados a la investigación de menor tamaño en las ciudades que llegasen a la última fase de selección.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme