Y además beber

Aquarium

Indalecio García

El interior caoba, el descenso a los infiernos que es subir por la escalera que da al baño y los cócteles eternos y necesarios de Arturo, Indalecio y José. El uniforme que visten, que nos regala una imagen de solidez asociada a otros tiempos. Bocadillo de brascada, frituras, una tapa clásica. Como ellos, como los cócteles. 

 

En confianza: El Aquarium es mi museo etnográfico favorito. En la sala principal hay una rebanada de la zona noble de la ciudad —esa que casi nadie llama Ensanche—, en la terraza, que ha ganado metros y ha conquistado el espacio peatonal que divide por la mitad a la Gran Via, el justo mix entre clientes que van por la ironía y esas pijas adorables de nuestra ciudad. 


¿Qué puedo encontrar?

  • Barra

  • Producto

  • Cócteles

¿Qué pido?

¿Puedo pedirme gin fizz para comer?