Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Y además beber

Aquarium

Indalecio García

Tiene apariencia de barco encallado, operado por una tripulación de camareros uniformados, de los que te hablan de usted y te calan a la primera. Sirven sin perder el resuello a una clientela dispuesta a morir apurando la cháchara y el trago. Nos gusta Aquarium por su punto decadente y su atmósfera crepuscular. El jaleo, los apretujones en la barra, las mesitas liliputienses y esos cócteles old school -el gin fizz, el dry martini, el rocafull o el aurora boreal-, que siguen la misma receta fundacional de 1957. Nos gusta la mezcolanza de burgueses del barrio y canallas de toda edad y condición (unidos, que no revueltos, por su común afición al aperitivo y al pimple). Con sus bocadillitos de carne, y sus tapas sencillas. El viejo bar de Marqués del Turia se ha convertido en un lugar de culto porque siempre está ahí y nunca falla. De la mañana a la madrugada.


¿Qué puedo encontrar?

  • Barra

  • Producto

  • Cócteles

¿Qué pido?

Bocadillo de carne y rockafull.