Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Cantó asume que los presupuestos de 2021 serán pactados por el Botànic 

1/10/2020 - 

VALÈNCIA. La relación entre PSPV y Ciudadanos sigue enfriándose por momentos. El recién nombrado coordinador del partido naranja en la Comunitat Valenciana, Toni Cantó, anunció este miércoles que había vuelto a solicitar una reunión al president de la Generalitat, Ximo Puig, para negociar los presupuestos autonómicos de 2021. Sin embargo, a diferencia del encuentro que mantuvieron semanas atrás, ahora el jefe del Consell "se está haciendo de rogar", según aseguró el síndic de Cs en Les Corts. 

Un alejamiento que, a su juicio, podría deberse al malestar que la primera reunión entre ambos dirigentes generó entre los socios del Botànic II. "Pedí al señor Puig una reunión y rápidamente me la concedió, ahora se está haciendo un poquito más de rogar y temo que tiene que ver con los problemas internos del tripartito que le ocasionó aquel primer encuentro", espetó, si bien más tarde se mostró convencido de que el jefe del Ejecutivo valenciano le "recibirá pronto". 

El escenario, sin embargo, no es favorable para Ciudadanos. Las consellerias ya han elaborado sus presupuestos para el año que viene -la particular carta a los Reyes Magos- y la han remitido a la Conselleria de Hacienda que dirige Vicent Soler, quien ha trasladado a los departamentos del Gobierno valenciano que rebajen sus expectativas porque 2021 no debería ser un ejercicio de presupuestos altamente expansivos. Es decir, el Consell ya tiene elaborado el primer boceto de sus cuentas y ahora las carteras del Botànic II se afanan por adaptarlas a la realidad que les pide Hacienda. 

Un contexto ante el que Cantó sabe que a su formación, que en las últimas semanas había coqueteado con los socialistas para participar en este diseño, le queda poco margen de maniobra; y así lo deslizó este miércoles. El líder del partido naranja se mostró esperanzado con que haya un cambio de talante en los últimos días, pero reconoció su temor a que con los presupuestos "pase exactamente lo mismo que con el pacto de reconstrucción". 

"El pacto de reconstrucción no fue acordado con nosotros desde el inicio, sino que lo pactaron entre ellos -los tres socios del Botànic II- y nos llamaron cuando ya estaba hecho prácticamente; sólo pudimos incorporar y cambiar alguna cosa como lo de los impuestos", admitió. "Temo que con los presupuestos va a pasar lo mismo, pero no haremos como Compromís o Podemos, que están poniendo el orgullo encima de la mesa en el mal sentido de la palabra y van de 'ofendiditos'; si nos lo pasan más tarde, nuestro equipo económico le dedicará más horas", criticó. En definitiva, confesó el temor de su partido a que las cuentas se "cocinen antes en el seno del Botánico" y su turno solo les llegue ya en la fase de enmiendas en Les Corts, tal y como exigían los socios del PSPV. 

De este modo, Cantó admitió que no existiría, por tanto, "ninguna" diferencia con el procedimiento que se ha seguido habitualmente año tras año, donde el tripartito negocia primero en el seno del Ejecutivo y luego la oposición presenta enmiendas al proyecto de ley. Una manera de asumir que no habrá cambios respecto a años anteriores y que, por tanto, el presupuesto será pactado por socialistas, valencianistas y morados. Lo que, en opinión del síndic de Ciudadanos en Les Corts, no deja de ser "una traición para el pacto de reconstrucción". 

Los oposición de los socios y Acompañamiento

A principios del mes de septiembre, Cantó reveló que se reuniría con el jefe del Consell para negociar los Presupuestos de la Generalitat de 2021. Unas cuentas para las que el partido que preside Inés Arrimadas en la autonomía quería que se tomara como punto de partida el pacto por la reconstrucción que tanto los partidos que forman el Gobierno valenciano, como PP y Cs firmaron el pasado mes de julio. 

El planteamiento era compartido con los socialistas, que pretendían lograr la "unidad" anhelada por Puig en torno a las cuentas más allá de las fuerzas del Botànic II. Sin embargo, no ocurría lo mismo con Compromís y Unides Podem, que advirtieron desde el primer momento al PSPV que los presupuestos debían seguir la hoja de ruta del Pacto del Botánico. 

Tras estos avisos por los recelos que el acercamiento entre socialistas y naranjas habían suscitado en los socios del tripartito, la introducción de una nueva fiscalidad verde en la Ley de Acompañamiento de 2021 y la presentación de iniciativas a favor de las reversiones alejó al grupo de Cantó y el partido del puño y la rosa. Un distanciamiento que todo parece indicar que culminará con unas cuentas con esencia botánica. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email