GRUPO PLAZA

Un fallo eléctrico en la Ciudad de la Justicia obliga a suspender la declaración de Fuset

28/02/2020 - 

VALÈNCIA.  Un fallo en el sistema eléctrico de la Ciudad de la Justicia obligó este viernes a suspender la declaración como investigado del concejal de Compromís, Pere Fuset. El edil estaba citado a declarar como presunto autor de un delito de prevaricación, a raíz del supuesto fraccionamiento de unos contratos de la Concejalía de Fiestas por valor de 218.000 euros.

Fuset estaba citado a las diez de la mañana, pero en ese momento la luz se fue de la Ciudad de la Justicia. Instantes después, cuando volvió el fluído eléctrico, la magistrada del Juzgado de Instrucción Número 2 de València, Beatriz Sobremontes, trató de comenzar con la declaración. Sin embargo, no pudo realizarse porque pese a que la luz había vuelto, los ordenadores no funcionaban.

Tanto es así, que tras la suspensión Fuset salió sin saber cuándo volverá a ser citado, ya que no pudieron mirar las agendas del juzgado. Esta es la tercera vez que Fuset presta o intenta prestar declaración. La primera declaración se hizo sin fiscal porque no le habían avisado, la segunda se tuvo que suspender porque no “estaban precisadas las denuncias”, y esta tercera se ha tenido que posponer otra vez porque el sistema informático no ha conseguido levantarse tras el apagón.

Valencia Plaza se puso en contacto con la Conselleria de Justicia quienes informaron que, “ha habido un corte exterior de Iberdrola por una avería ajena a la Ciudad de la Justicia. Han estado sin servicio 35 minutos. Hay grupos electrógenos básicos que han cubierto los sistemas antiincendio, pero no las salas de vistas”.

La causa

La causa tiene su origen en una denuncia del asesor del grupo popular en el Ayuntamiento de València, Luis Salom, por el supuesto fraccionamiento de contratos por más de 200.000 euros para la contratación de personal en las dos últimas ediciones de ExpoJove, aunque la jueza decidió investigar además los posibles vínculos del edil de Compromís con las empresas que resultaron adjudicatarias de los mismos.

Este último hecho quedó descartado con el informe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. Los agentes expusieron que las empresas contratadas trabajaban con el consistorio valenciano hacía más de diez años, mucho antes de que Fuset accediera al cargo de concejal.

A todo ello se suma un tercer asunto: Fuset deberá dar explicaciones en relación con posibles irregularidades cometidas en la adjudicación, a las empresas que construyeron las gradas en Viveros 2017, de la explotación de la distribución de bebidas para ese evento.

Se trata de conocer si en esa adjudicación se siguió el procedimiento adecuado y, si no se hizo, si los hechos podrían constituir un delito de prevaricación o simplemente una irregularidad administrativa. La clave del asunto es un acta de Inspección de Trabajo del Ayuntamiento que señala un posible acuerdo por el que se podría haber concedido a la empresa T-Tercios, a cambio de la construcción de las gradas de aquel evento festivo, la explotación temporal de un quiosco-bar de titularidad municipal en Viveros.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email