X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de febrero y se habla de PUNK south summit agricultura Botànic II
GRUPO PLAZA

Compromís veta llevar el fraude de la EMT al Tribunal de Cuentas

13/12/2019 - 

VALÈNCIA. Acción, reacción. La disputa abierta por el reparto de las pedanías entre los dos socios de gobierno en València ciudad, Compromís y PSPV, ha tenida una pronta consecuencia, como se preveía.

Este jueves se reveló el malestar de los socialistas, y hoy el PSPV que dirige Sandra Gómez ha respondido presentando en la Junta de Gobierno Local una moción por la que propone llevar al Tribunal de Cuentas el fraude de cuatro millones perpetrado contra la EMT de València, empresa que dirige el edil de Compromís Giuseppe Grezzi. Pero la coalición ha votado en contra de esta posibilidad.

Esta había sido una rencilla entre ambas formaciones durante las últimas semanas. Compromís abogaba por no acudir a los citados organismos al entender, en base al consejo de letrados externos, que no era adecuado emprender esta acción. El PSPV y la oposición consideraban necesario comunicar la estafa para evitar males futuros.

Ahora, con las espadas en el aire por la alcaldía pedánea en Benimàmet, los socialistas han decidido responder a la coalición valencianista y llevar al seno de gobierno esta decisión. Aunque la postura de Compromís hace prever que no saldrá adelante, pero escenificará una nueva división interna del gobierno municipal.

División por las pedanías

Aunque el acuerdo para el reparto de las alcaldías pedáneas entre ambas formaciones estaba muy avanzado, se mantenía atascado desde hace varias semanas a falta de cerrar la gestión del pueblo de Benimàmet. El pasado mandato estuvo dirigido dos años por un alcalde elegido por el PSPV y otros dos por otro con el apoyo de Compromís y Podem. 

Siguiendo esa línea, la coalición valencianista abogaba por repartirse el cargo dos años cada partido -Podem no tiene presencia en el consistorio tras las elecciones-. Por contra, los socialistas optaban por, aplicando el mismo criterio que se había aplicado al resto de pueblos -quien más votos saca, gobierna-, dirigir la alcaldía de Benimàmet en solitario todo el mandato. Máxime teniendo en cuenta que la diferencia de votos entre ambos partidos es considerable: 300 votos en favor del PSPV.

No obstante, fuentes de Compromís insistieron apuntar al acuerdo alcanzado el pasado mandato. Entonces, subrayan, la coalición venció en pueblos como Poble Nou o Borbotó y, por contra, los alcaldes pedáneos acabaron siendo elegidos por los socialistas. En ese sentido, no ven una excentricidad que algo similar se pudiera aplicar en este caso. Ahora bien, eso sí, Benimàmet es la pedanía más importante de la ciudad en términos poblacionales.

En el caso de Benimàmet, Compromís ha impuesto su finalmente criterio: dos años para la coalición, y otros dos para los socialistas. Ahora bien, dijo que por su parte "pondrá una persona independiente y de consenso entre la población". 

El desencuentro ha sido tal que los socialistas han convocado una comisión de seguimiento del acuerdo de gobierno entre ambas formaciones, suscrito apenas cinco meses atrás, en julio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email