X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Entrevista al pianista Xavier Torres

"Con las Variaciones de Goldberg siempre tengo la sensación de que me llevo de viaje al público"

12/05/2016 - 

VALENCIA. Xavier Torres, pianista valenciano, se formó con Trini Lill, Jorge Moltó, Brenno Ambrosini, Joaquín Soriano,Katarzyna Popova-Zydron y Jean Paul Sevilla. Ha actuado por toda la geografía española y en Europa en países como Polonia, Francia y Alemania. 

Decidió ir un paso más allá y comenzó a estudiar las variaciones de Goldberg por un golpe del destino -que nos cuenta en esta entrevista-, siendo así uno de los pocos españoles que se ha atrevido a hacerlo. Hablamos con él para que nos explique qué supone esta obra a la historia de la música y como la interpreta el público a día de hoy.

- ¿Qué tienen de singulares las Variaciones de Goldberg para que pocos españoles se hayan atrevido a grabarlas?

Las Variaciones Goldberg están consideradas como una de las mayores obras artísticas jamás creadas por el hombre. Digamos que, podrían compararse con el David de Miguel Ángel en el mundo de la escultura, o con Guerra y Paz o El Quijote en el mundo literario. El hecho de que las grandes obras maestras musicales no sean tan conocidas por el público en general como sus iguales en el mundo de la pintura, la literatura o la arquitectura, evidencia que algo hemos venido haciendo mal en el mundo de la música clásica. Por otro lado, como dices pocos o prácticamente ningún pianista español ha grabado las Goldberg. Debo decir que fueron escritas por Bach en 1741, cuando aún no existía el piano. Bach las compuso, de hecho, para un clave con dos teclados. ¿Por qué los grandes pianistas españoles no abordaron esta pieza? Bueno, supongo que por un cúmulo de razones: la enorme dificultad técnica e intelectual, la preferencia por otro tipo de repertorio o la falta de tiempo para estudiar debidamente la composición. Lo cierto es que ni la gran Alicia de Larrocha, ni Rafael Orozco, ni Joaquín Achúcarro o José Iturbi llegaron a grabar nunca las Varicaciones Goldberg.

- ¿Cómo te decidiste a grabarlas tú?

Bueno, la grabación fue el final de un trayecto. O al menos, no fue la meta con la que empecé a trabajar con esta composición. De hecho, todo empezó con un accidente. Practicando senderismo por un escarpado río me rompí la pierna. Me pusieron una placa de titanio con clavos y tuve que estar unas cuantas semanas sin poder andar. “Ahora tienes tiempo de estudiarte las Goldberg” me comentó un colega: y así empecé con esa maravillosa composición de Bach. Después vinieron los primeros conciertos y, el siguiente paso, ahora sí, fue grabar. He de decir que la colaboración activa del Palau de la Música, especialmente del subdirector Manuel Muñoz, al que conocí, precisamente, tras un concierto con las Variaciones, el respaldo del crítico y musicólogo Justo Romero, el trabajo de Daniel Vallés en la ingeniería de sonido y la edición y diseño y distribución de IBS Classical han sido piezas fundamentales de este proyecto.

- Sueles iniciar tus conciertos con una breve explicación sobre el proceso compositivo del Aria y Variaciones: ¿en qué consiste esta explicación? ¿Cuál es la acogida del público?

Esto lo he hecho cuando me he encontrado ante un público especialmente preparado o con necesidades pedagógicas concretas. Por ejemplo, cuando he tocado este repertorio en los Conservatorios Superiores de Valencia o en el de Castilla la Mancha, en Albacete. Me gusta explicar, de modo no excesivamente profundo, cual fue el proceso compositivo que utilizó Bach para crear esta “catedral musical”. Existen en esta música una serie de relaciones formales, estructurales, arquitectónicas, si se quiere, que tienen una belleza en sí misma, más allá de la belleza puramente sonora. Hablamos de proporciones, de formas caleidoscópicas, de construcciones musicales que remiten a una mente tremendamente brillante, lógica y matemática. Pero todo ello, no diluye la belleza armónica y melódica, sino que, en parte, la explica. También me gusta hablar un poco de la biografía de Bach, del contexto histórico…He de reconocer, que esto es algo que solamente he hecho cuando he interpretado las Variaciones Goldberg. Y desde luego, no suele ser habitual en el mundo de los conciertos.

- ¿El público se sorprende tras tu introducción?

Solamente he hecho este tipo de introducción ante públicos muy concretos. En general creo que la gente agradece que le cuenten qué es lo que van a escuchar y cómo se creó. Esto da una perspectiva diferente al oyente que, no sé si puede hacer que disfrute más de la música, pero sí puede hacer que la entienda mejor.

- ¿Cuáles son las reacciones del público? ¿Cómo es el ambiente una vez has finalizado el concierto?

Con las Goldberg siempre tengo la sensación de que soy el encargado de llevarme de viaje al público. A un viaje muy especial, un viaje interior que durante aproximadamente una hora y veinte minutos les lleva por 32 pequeñas composiciones, cada una muy distinta a la anterior y a la posterior aunque todas guarden un patrón armónico similar (de ahí el nombre de Variaciones). Cuando después de 10 minutos de concierto siento que no se oye ni una mosca, que el público está inmerso, conmigo, en ese viaje interior, siento una conexión única, muy especial, con la música, con el público, con el piano y conmigo mismo. Son sensaciones mágicas, que no sé muy bien a qué tipo de reacciones químicas del organismo remiten, pero que se que forman parte del Arte, con mayúsculas.

- ¿Alguna anécdota sobre alguna de tu interpretación de las Variaciones?

Las Variaciones Goldberg empiezan y acaban del mismo modo, con la bellísima Aria que a todo el mundo le sonará porque, entre otras cosas, ha aparecido en multitud de películas. Varias personas, me han dicho después de un concierto, de que al escuchar el Aria al final, cuando reaparece, tienen la sensación de estar despertándose de un sueño y de haber estado en un estado de consciencia especialmente íntimo. Y eso es algo muy bonito y revelador, sobre todo cuando te lo dicen personas distintas en distintos conciertos.

- ¿Cuáles son las próximas citas en tu agenda? 

Haremos las Variaciones Goldberg la próxima temporada en el Palau de la Música. Seguramente presentaremos también el disco en Madrid, y se están fraguando algunas cosas fuera de España, pero aún no puedo concretar nada más.

- ¿Y en cuanto a proyectos de futuro?

A parte de mantener las Variaciones Goldberg, para próximos conciertos, también estoy preparando un repertorio distinto, y algunas cosas de música de cámara para otros compromisos.

La presentación del cd con las Variaciones tendrá lugar el sábado 21 de mayo a las 19.30h en la sala Martín y Soler del Palau de la Música de Valencia. Contará con la presencia del máximo responsable artístico del Palau, Manuel Muñoz, del crítico Justo Romero y del profesor del Conservatorio Superior de Música de Valencia, Jorge Moltó.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email