GRUPO PLAZA

La posible supresión de las misas en À Punt disparó las sugerencias al Consell de la Ciutadania en 2020

Foto: CVMC
30/03/2021 - 

VALÈNCIA (VP). Las quejas y sugerencias al Consell de la Ciutadania de À Punt se multiplicaron durante el último año, al pasar de 109 en 2019 a 1.841 en 2020. La emisión de misas en valenciano durante la pandemia fue el tema protagonista, tanto a su inicio en marzo como cuando se anunció en junio que desaparecían de la parrilla, lo que ocasionó más de 1.300 comentarios.

Así lo han explicado los miembros de este organismo asesor de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC), que han presentado su cuarto informe, referido a la audiencia y la programación de la cadena durante 2020. En el acto ha participado el director de la radiotelevisión, Alfred Costa.

Según ha destacado la vocal del consejo Lucía Peris, el perfil de las personas que trasladan sugerencias a la cadena pública es el de un hombre de más de 45 años. Por primera vez, las comunicaciones en castellano superan a las realizadas en valenciano, y Valencia es la provincia de donde proceden más mensajes. También ha aumentado el número de personas que emiten sugerencias o quejas desde fuera de la Comunitat Valenciana.

Igualmente, el Consell ha analizado el aumento "notable" de la audiencia "más allá del crecimiento natural por el confinamiento", y ha resaltado los sesgos que se aprecian. Los medios públicos tienen una audiencia mayoritariamente masculina: por cada espectadora hay 1,7 espectadores.

Llama la atención el sesgo de edad: mientras en el segmento de 25 a 40 años, À Punt consigue un 5,8% de cuota (la media es del 3%); en el inmediatamente inferior (13 a 24 años) apenas llega al 0,8%. El vocal Pepe Reig ha considerado que esto apunta a que "no se está preparando todavía públicos futuros".

También existe un sesgo territorial: Valencia es la provincia con mayor audiencia en proporción, seguida de Castellón y de Alicante. Esta última, no obstante, ha experimentado un crecimiento del 40% en 2020 con respecto al 2019, mientras que el crecimiento en las comarcas del norte ha sido menor.

El déficit de audiencia en las comarcas del sur, según Reig, "no parece que pueda atribuirse a la falta de atención", ya que la franja de tiempo que se dedica a los territorios es "bastante paralela" a la proporcionalidad de la población. No obstante, se genera una "respuesta asimétrica", con lo que abogan por un lanzamiento publicitario específico o "programas que se puedan residenciar allí".

Otra de las cuestiones destacadas en el informe es la necesidad de potenciar el derecho de acceso a la televisión para los colectivos, así como una propuesta para crear una agenda pública abierta de colectivos y personas que participan.

Presentación

El Consejo de la Ciudadanía, órgano asesor en materia de contenidos de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació, ha presentado este martes en rueda de prensa el Informe relativo a los contenidos del año 2020 de À Punt Mèdia, año que ha estado condicionado por la pandemia y la crisis socio sanitaria en la que ha derivado.

El acto, que ha tenido modalidad mixta, presencial y telemática, se ha celebrado en la sede de À Punt en Burjassot y ha contado con la participación de los miembros del Consejo, con su presidenta, Julia Sevilla, a la cabeza. En el acto han estado presentes la presidenta en funciones del Consell Rector de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC), Mar Iglesias García; el director de À Punt, Alfred Costa, y el presidente del Consejo de informativos, Abel Campos; Además, han seguido el acto de manera telemática entre otros el portavoz de Ciudadanos de la Comisión de Radiotelevisión Valenciana y del Espacio Audiovisual en les Corts, Fernando Llopis, la diputada a les Corts y portavoz adjunta de Unides Podem, Estefania Blanes; la presidenta de Tyrius, Vicenta Alcácer; el presidente de Facua CV, Doménec Bernard y el profesor de la UV de Comunicación, Carlos López Olano

En su intervención, Julia Sevilla, presidenta del Consejo ha hecho referencia a la situación que atraviesa toda la ciudadanía desde el pasado 2020, de la cual todavía se sufren las consecuencias y que se ven reflejadas en el mismo informe: “Este informe es una nueva reflexión que recoge una parte de nuestras reuniones mensuales y lo que ha sido este tiempo, desde la perspectiva reflejada en las quejas y sugerencias de la ciudadanía, de cómo ven nuestro À Punt” [...] “La pandemia también en este caso es un hecho que es necesario tener en cuenta, como ha sido el cambio experimentado en la llamada normalidad, que se ha sumado y ha interferido también en la manera de ser de À Punt y en la forma de ser individual y colectivamente”, ha explicado Sevilla. 

El informe ha sido presentado por los miembros del Consell de la Ciudadanía, que han realizado un repaso de lo que ha sido el 2020, tratando las principales actuaciones del Consejo durante el año; la gestión de las quejas y de las sugerencias, que durante el 2020 han sido 1.841 (187 quejas y 1.649 sugerencias), que muestran un incremento exponencial (en 2019 fueron 109 las quejas y sugerencias); la evolución de las audiencias, que muestra que en 2020 se ha avanzado en la consecución de una audiencia estable y consolidada con un aumento de casi un 43% con un 3,2 de share y con picos del 4,8; un análisis de la programación en tiempo de pandemia, en el cual se ha abordado la cuestión religiosa (motivado en primer lugar por la retransmisión de las misas), las novedades en la programación de radio y televisión y la configuración de los informativos que han evidenciado una respuesta rápida y precisa, adaptada a las circunstancias y a las necesidades, tanto de la plantilla, en el momento de la pandemia y de aislamiento, como de la sociedad valenciana. 

Por otra parte, en la presentación del informe también se han abordado cuestiones relativas al medio público al cual se aspira desde el mismo Consejo de la Ciudadanía. Y que responden a cómo afirmarse en la nueva normalidad y que pasan por cuestiones como el derecho de acceso de la ciudadanía a los medios de comunicación públicos y el resto de retos a los que es necesario dar respuesta, como es el camino hacia una programación cada día más inclusiva y que pasa por “formar en inclusión y diversidad a los equipos profesionales de À Punt Mèdia como primer paso para garantizar un servicio público de calidad, de participación ciudadana y responsabilidad colectiva”. 

Finalmente, en la presentación se han aludido a los acuerdos a los que ha llegado la SAMC a lo largo de 2020, con entidades sociales, plataformas y redes; se ha realizado una valoración de los mismos y desde el Consell de la Ciutadania se espera que esta sea la hoja de ruta que marque el camino hacia una radiotelevisión pública de calidad, que responda a las necesidades de la ciudadanía valenciana y a su vertiente de servicio público. Para, así, construir una sociedad plural e inclusiva que se reconozca en su diversidad, en su cultura en todos los ámbitos y en su patrimonio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email