GRUPO PLAZA

La generalitat anuncia una tercera ampliación del polo logístico y trabaja ya en una cuarta fase

Del 'efecto Mercadona' al de Volkswagen: seducción industrial por Parc Sagunt

Foto: KIKE TABERNER
25/03/2022 - 

VALÈNCIA. La llegada de Volkswagen a tierras valencianas supone un importante revulsivo para una zona logística en crecimiento como es Parc Sagunt, pero también para revitalizar la industria de la Comunitat Valenciana. El entusiasmo ha sido mayúsculo por las oportunidades de negocio, especialmente en la automoción valenciana que ve en el desembarco de la firma una gran palanca de crecimiento para un sector que no pasa su mejor momento. Así, el entorno de Sagunt se ha convertido en una gran 'joya' logística que se convertirá como uno de los principales polos industriales del Mediterráneo.

Cierto es que el interés por este enclave viene de lejos, desde que en 2016 se desbloqueara su parálisis, pero con la confirmación de la multinacional alemana la demanda 48 horas después se ha disparado. Un efecto arrastre que recuerda al que protagonizó Mercadona cuando se reactivó Parc Sagunt, después que la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) vendiera una parcela a la compañía que preside Juan Roig para construir su principal centro logístico en España. A partir de ese momento, el parque empresarial empezó a revitalizarse tras más de una década olvidado y fue necesaria una ampliación del terreno.

Ahora, de nuevo, la historia se repite. El aterrizaje del fabricante automovilístico no solo ha suscitado mucho interés, sino que la previsión es que la industria vinculada a las baterías eléctricas busque la proximidad con la 'gigafactoría'. Un escenario que ya contemplaba la Administración Valenciana, que no solo lleva meses acelerando los trabajos de ampliación de la segunda fase de Parc Sagunt, sino que ya trabaja en la extensión de la superficie industrial en una nueva fase. 

Así, lo anunciaba este jueves el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, quien destacaba que habrá una tercera ampliación de suelo industrial en Parc Sagunt, que contará aproximadamente con un millón de metros cuadrados y colindará con las anteriores ampliaciones. Una expansión que se venía trabajando desde hace un tiempo, pero que se ve precipitada por la atracción que ha concitado este entorno con la llegada del gigante alemán. 

Y es que cuando se empezó el desarrollo de Parc Sagunt II, antes incluso de iniciar los contactos con Volkswagen, se lanzó una manifestación de interés para sondear a las empresas antes de empezar la planificación de las parcelas. En la primera fase hubo terrenos que no se adecuaban a la superficie que necesitaban las compañías, por lo que en esa ocasión se acordó recibir un feedback previo antes de diseñar la actuación. La respuesta fue muy positiva y se detectó la necesidad de generar grandes pastillas de suelo. 

Foto: KIKE TABERNER

No obstante, con el desembarco de la 'gigafactoria' el espacio podría no ser suficiente. La planta de baterías se quedará cerca de un millón de metros cuadrados de los casi 6 millones que contempla Parc Sagunt II. Pero, a ello, habrá que sumar a toda una industria satélite de proveedores, por lo que el suelo podría quedar capitalizado y absorbido por todo el ecosistema que acompañará a Volkswagen en su camino hacia la electrificación en Sagunt.

En busca de nuevo suelo industrial

Por ello, desde la Generalitat Valenciana se busca generar nuevo suelo industrial para atender la alta demanda logística que hay en la provincia. Así, ya se estaría estudiando una cuarta expansión del enclave logístico por otras zonas colindantes al término municipal de Sagunt como Canet d'En Berenguer, en donde se ha encontrado suelo apto para uso empresarial. Y es que más allá de Volkswagen, el objetivo es atraer nuevas inversiones a la Comunitat Valenciana, en un momento de efervescencia por la llegada de los fondos europeos y con una alta demanda inmologística en la provincia de Valencia.

En estos momentos, la segunda fase está en marcha con el inicio hace tan solo unas semanas de las expropiaciones de suelo. En total, Parc Sagunt II contará con 5,6 millones de metros cuadrados, de los que la sociedad pública que promueve el proyecto, Parcs Econòmics Empresarials, participada por la Administración valenciana y la estatal SEPI, ya es propietaria de 1,3 millones de metros cuadrados de suelo, es decir, el 23,21% del total de la superficie. 

Por tanto, ahora mismo se han iniciado los trabajos para sumar los 4,3 millones de metros cuadrados restantes, para lo que el Consell ha destinado una inversión de 56 millones de euros en concepto de pago a los propietarios. De ese total pendiente de adquisición, un 27%, es decir, 1.242.000 metros cuadrados, son fincas de suelo baldío, campos que tienen la tierra campa, semi abandonados o sin prácticamente cultivos.

Las expropiaciones están previstas que culminen el próximo trimestre para empezar con los trabajos de urbanización del entorno a finales de año, que se ejecutarán en paralelo a la construcción de la planta. Aunque la inversión está supeditada a las ayudas del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del vehículo eléctrico, el calendario que maneja el grupo alemán pasa por arrancar a finales de este año la construcción de la planta para poder iniciar la producción de las baterías en 2026.

La primera fase, completada 

La primera fase de Parc Sagunt cuenta ya con una superficie ocupada del 95%. Un éxito que se propició con la irrupción de Mercadona en el parque logístico. Tras ese movimiento, empezó una cascada de aterrizajes de muchos de sus proveedores como Importaco, Zuvamesa o Dacsa. Pero también de gigantes como Crown Holding o Tempe, filial del calzado de Inditex. Y se rozó el completo en los 3 millones de metros cuadrados, lo que obligó a iniciar su expansión.

"Desde que llegamos en 2015 intentamos reactivar Parc Sagunt, que estaba absolutamente inactivo y con pocas empresas. Se empezó a trabajar para ir más allá", destacó Puig en rueda de prensa. En este sentido, el jefe del Consell señaló que la apuesta fue reinvertir los ingresos del polígono en la ampliación del entorno industrial. Una decisión clave para el aterrizaje de Volkswagen al que ha seducido las capacidades logísticas, portuarias, el personal cualificado y las infraestructuras de este polo logístico.

De hecho, el presidente del consejo de administración del grupo Volkswagen, Herbert Diess, señalaba este jueves que la inversión de 7.000 millones anunciada en España, y de la que una parte corresponde a la factoría de baterías, será "aún más importante que la de Tesla en Brandemburgo (Alemania)" y convertirá al país en el campeón europeo de la movilidad eléctrica en el segmento de coche compacto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme