GRUPO PLAZA

La Mancomunitat ha puesto en marcha un programa de formación y asesoramiento para jóvenes

Dinamizar el tejido emprendedor: la receta de la Ribera Alta para frenar la despoblación

18/01/2022 - 

VALÈNCIA. Hacer frente a la despoblación, especialmente de personas jóvenes, que sufren los municipios de la Ribera Alta. Ese es el objetivo de la Mancomunitat de la Ribera Alta con la puesta en marcha del programa Empoblem que, bajo el lema 'empoderar para poblar', pretende dinamizar el tejido emprendedor de la comarca para arraigar el empleo al territorio. Se trata de un proyecto cofinanciado con fondos europeos y gestionado por el ente supramunicipal.

La iniciativa, cuenta con un presupuesto de un millón de euros, se estructura en dos vías: la formación y capacitación para el emprendimiento y ayudas directas y asesoramiento para la creación de empresas. Además, los destinatarios son las personas jóvenes, de entre 16 y 30 años que formen parte del programa de Garantía Juvenil, de 21 municipios de la comarca con menos de 5.000 habitantes, o de hasta 10.000 habitantes, pero que hayan perdido población joven en los últimos años.

En concreto, y con la mirada puesta en el largo plazo, esto es a finales de 2022, el proyecto pretende crear 56 puestos de trabajo de emprendedores y dar formación becada a 320 personas. "Queremos frenar la pedida de población especialmente joven que muchas veces no ve alternativas laborales en sus municipios y acaban yéndose a las ciudades más grandes y con más actividad económica para su futuro", ha señalado el presidente del ente comarcal, Txema Peláez. "Si tienes unas buenas infraestructuras y formación, puedes desarrollar tu actividad desde cualquier sitio, y debemos aprovechar las herramientas que tenemos para llevar adelante nuestra vida sin necesidad de estar en los grandes núcleos de población", ha añadido.

Turismo sostenible y agrodigitalización

La oferta formativa ha sido la primera parte del proyecto en ponerse en marcha, ya que la primera convocatoria ha finalizado a principios de enero, aunque esperan, al menos, una nueva convocatoria antes del mes de marzo, cuando está previsto que comiencen los cursos. Además de una formación generalizada sobre emprendimiento, los dos talleres se corresponden con dos sectores emergentes en la comarca: el turismo sostenible y la digitalización de la agricultura.

"Respecto al turismo sostenible, tenemos un nicho de mercado y un potencial muy importante en nuestro territorio", ha señalado el presidente de la Mancomunitat. "Y la agrodigitalización pretende darle una vuelta a la agricultura tradicional, buscar sus puntos fuertes y darle a nuestros productos otros valores añadidos: nuevas formas de vendernos y posicionarnos, partiendo de la base de que contamos con productos de primera calidad y que históricamente ha sido la principal fuente de ingresos de la comarca", ha señalado Peláez.

Así, la Mancomunitat pretende poner en marcha hasta 16 cursos, con 20 alumnos cada uno, a lo largo de este año con, por el momento, tres ediciones en los próximos meses. Para ello, cuentan con 692.000 euros del total del presupuesto, ya que se trata de una formación de dos meses becada.

Apuesta por ideas emprendedoras

La otra vía de este proyecto de la Ribera Alta apuesta por los proyectos emprendedores con la puesta en marcha de ideas de negocio. De este modo, aquellas personas jóvenes que tengan en mente un proyecto y se encuentran preparados para iniciarlo, contarán con la ayuda, la formación y asesoramiento del personal técnico. "Se empezará por un estudio de viabilidad, porque a veces hay ideas que paren muy buenas, pero cuando se analizan no son económicamente viables. Queremos evitar esas frustraciones, analizar las ideas de los jóvenes y ofrecerles personal experto que les acompañará en el desarrollo del proyecto", ha explicado el presidente de la Mancomunitat.

Además del asesoramiento y acompañamiento en la puesta en marcha de la idea, la parte económica de la ayuda constará del cobro del 75% del salario mínimo interprofesional durante 9 meses, esto es, un total de 6.400 euros que serán compatibles con otras subvenciones o prestaciones distintas.

Esta receta socioeconómica persigue atajar una de las realidades cada vez más evidentes de la comarca: la despoblación. "A veces, cuando hablamos de la Ribera Alta, pensamos en grandes o medianas ciudades, zonas pujantes económicamente y democráticamente, pero la realidad es que todos nuestros municipios están perdiendo población. Además, hay una zona concreta, la Vall del Xúquer, que engloba los pueblos más al sur este de la comarca, en los que se ha constatado que en los últimos 20 años han perdido entre el 15% y el 30% de su población", ha analizado Peláez.

Así pues, desde el ente comarcal definen el proyecto como "ambicioso": "pretende ser una ayuda para frenar esa sangría que está vaciando los pueblos de gente joven, se trata de incentivarles a que vean la autocupación como una vía para poder desarrollar sus vidas permaneciendo en sus pueblos", defiende. Pero también como una iniciativa "pionera en la administración municipal y supramunicipal que se convierte así en un referente para otras mancomunidades".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme