Tradición

Dolium

Juan Antonio Melgar

Llega una edad en la que uno ya no quiere cambios porque sí y te cansan las tonterías de moda, el tuteo del servicio y los platos que ni chicha ni limoná. Dolium es exactamente lo opuesto: la calidez, la profesionalidad y el corazón de Juan Antonio Melgar y su equipo (entre ellos, su hija) en torno a una propuesta gastronómica anclada en la cocina de siempre. Es un cumplido. Yo siempre soy feliz en mi mesa del fondo —donde también comía don Antonio Vergara— con mi steak tartar picantito, una croqueta que es un espectáculo y el saber hacer de una casa ejemplar. Dolium es un clásico imprescindible. 


¿Qué puedo encontrar?

  • Producto

¿Qué pido?

Croqueta de jamón