GRUPO PLAZA

un vecino de la localidad lo denunció pero el dueño del restaurante negó los hechos

El Ayuntamiento de Torrent resuelve que la terraza de El Pino "ocupa ilegalmente suelo público"

10/01/2021 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de Torrent ha resuelto que el restaurante El Pino, ubicado en la zona de El Vedat, está ocupando ilegalmente suelo público con su terraza. De este modo, ha iniciado el procedimiento para la recuperación de una parcela "que es un bien de dominio público municipal y que figura en el inventario con el número 44", según reza el documento emitido desde el consistorio. Este dictamen da la razón a un vecino que el pasado mes de agosto presentó ante la concejalía de Urbanismo una denuncia contra el hostelero por estos mismos hechos. 

El denunciante afirmaba que el restaurante El Pino había construido su terraza en el terreno contiguo al edificio sin tener ningún permiso para ello. Asimismo, también adjuntaba planos con los que denunciaba que la parcela era realmente propiedad del Ayuntamiento, y no del usuario. Por todo esto, pedía a las autoridades locales que actuasen de inmediato para retirar los elementos sobrantes del paisaje y devolver el entorno a su forma original. Una petición a la que el consistorio ha respondido favorablemente, aunque sin dar detalles sobre cuáles son los siguientes pasos a seguir. En la resolución tan solo se recoge que se pondrá en marcha un procedimiento de recuperación "de oficio", pero sin estipular fecha límite para ello. 

Además, el Ayuntamiento también ha decretado que se remita el expediente a todas las áreas municipales con competencias en la materia, para que comprueben si efectivamente "existe una ocupación de un bien municipal a través de diferentes elementos y sin que haya un acto jurídico que lo legitime". Estos elementos podrían ser sillas, mesas, iluminación e incluso una barra de bar: todos los útiles necesarios para celebrar bodas, bautizos o eventos sociales. 

Con todo ello, cabe recordar que esta no es la primera vez que el Ayuntamiento reconoce al restaurante El Pino un uso indebido del suelo público. Según apunta el vecino que inició el procedimiento, a principios de los años 2000 el establecimiento ya recibió una denuncia por haber colocado una serie de palmeras fuera de su entorno de influencia, que en términos legales se limita tan solo a las paredes del edificio. Por entonces, la queja obligó al consistorio a reconocer que el suelo en el que se habían colocado los vegetales, el exterior más inmediato del restaurante, era propiedad suya. Aun así, no inició ninguna intervención contra la terraza, a pesar de que bajo su propio criterio no cumplía con las normas de la propiedad ni tampoco tenía permisos para lucrarse con una actividad económica en entorno público. 

Treinta años de terraza

Según el relato del denunciante, la historia de la terraza se remonta al año 1989, cuando el hostelero comenzó a verter escombros en un barranco contiguo al restaurante. Un tiempo después pavimentó el entorno, hasta convertirlo en un escenario para eventos como bodas, bautizos y comuniones. El hecho molestó sobremanera al vecino, quien a lo largo de los años observó cómo la actividad de la terraza iba en constante crecimiento: se colocaron las palmeras, iluminación, una barra de bar... Pero la gota que colmó el vaso llegó este mismo verano, cuando el Pino convirtió este espacio abierto en un pub nocturno que incluso valló y protegió con un guardia de seguridad privado. "Algo inaudito, tratándose de un terreno que es público y es de todos", lamentaba el denunciante en su escrito al Ayuntamiento. 

Además, en la denuncia también recuerda que el entorno sobre el que se erige la terraza no solo es propiedad pública, sino también un espacio protegido no urbanizable. Es por ello que exige al consistorio la restitución del paisaje a su forma original, una tarea que debería acometer el propio denunciado. Asimismo, también pide a la autoridad local que emprenda cuantas acciones legales sean necesarias contra el hostelero, por haber infringido las normas a través de su actividad. 

Una realidad que el denunciado llegó a desmentir a través de una carta remitida a Valencia Plaza: "Niego haber usurpado suelo público alguno, ni haber rellenado con escombros barranco alguno, ni haber cerrado con vallas suelo público alguno". En el escrito, aseguraba que su terraza contaba con todas las licencias propias de su actividad económica, e incluso acusaba al vecino que le había denunciado de "ocioso", de haber emprendido una campaña de acoso contra él y de intentar acabar con la reputación de su restaurante. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email