GRUPO PLAZA

se pone en contacto con los herederos

El Ayuntamiento se abre a la posibilidad de comprar la  colección de Blasco Ibáñez

La indemnización que habrá que pagar a la casa de subastas es uno de los obstáculos a la operación

6/05/2021 - 

VALÈNCIA. Tanto el Ayuntamiento de València como la familia Madaleno Noguera, propietaria de la colección de documentos pertenecientes al escritor Vicente Blasco Ibáñez, están dispuestos a negociar la adquisición del legado, siempre y cuando el precio y las condiciones ofrecidas sean las justas, y los propietarios no tengan que pagar la indemnización que cobrará la casa de subastas, en caso de solicitar el retiro del material.

El Ayuntamiento accederá a adquirir los 132 documentos que reúne la colección para que se quede en València como parte del acervo que hay en la Casa Museo, si la familia propietaria desea escuchar el ofrecimiento que le pueden hacer y si les compensa la oferta,  informaron fuentes municipales.

El martes, Jordi Martínez, asesor de la Concejalía de Cultura (cuya responsable es Gloria Tello),  contactó por primera vez con Pilar Madaleno Noguera por teléfono, para presentarse y preguntar en qué situación estaban los documentos, más no hablo de cifras, ni de una negociación en concreto. La propietaria, por su parte, le recordó las varias llamadas que no respondió y que le hizo su hermano Juan Manuel a principios de abril, con la intención de presentar el material a la Concejalía de Cultura, por si les interesaba adquirirlo.

Madaleno informo que la colección se encuentra desde hace días en Madrid, en la casa de subastas, y no sabe en qué condiciones concretas se pueda retirar, pero en caso de hacerlo se debe pagar una penalización bastante alta, misma que la familia no está dispuesta a asumir. “Nos preguntaron si podríamos hacer algo y yo le dije ‘no lo sé, eso ya depende de vosotros”. Lo cierto es que los propietarios tienen claro que están abiertos a escuchar la propuesta que les haga el Ayuntamiento, siempre y cuando no les afecte a ellos en el aspecto económico. Al final de la llamada, Martínez dijo a la propietaria que haría unas consultas y se pondría de nuevo en contacto

Fallos en la comunicación

Para el Ayuntamiento quizá falló un poco la comunicación entre ambas partes, mientras que para Madaleno Noguera esto no fue así. “No creo que sea falta de comunicación, simplemente no le han prestado atención al tema. Les daba lo mismo”, afirmó tajante. Lo cierto es que ambas partes no se han podido reunir: el Ayuntamiento para conocer le material, la familia para escuchar una propuesta y ambos para sentar las bases de la negociación, con miras a que el legado del autor de “Los cuatro jinetes del Apocalipsis” no salga de Valencia y termine en otras manos.

La colección ya se encuentra en Durán Arte y Subastas, en preparación para ser subastada el miércoles 26 de mayo. La existencia de dichos documentos se dio a conocer públicamente el pasado mes de enero en un reportaje que en exclusiva publicó la revista Plaza. Aunque el Ayuntamiento tuvo conocimiento de este material, aclaró que “no era su posición buscar a los herederos”, mismos que en abril pasado se acercaron vía telefónica a la Concejalía de Cultura sin éxito alguno.

El Ayuntamiento tiene conocimiento de que hace años el primer propietario de la colección, Lorenzo Noguera Fabra, quien durante quince años mantuvo en depósito el material en una notaría valenciana, ofreció en venta los documentos sin que llegaran a un acuerdo económico, dado que pedía una elevada cifra.

“El Ayuntamiento tiene que pasar una serie de cuestiones como hacer informes, una tasación oficial de lo que costaría el material”

Madaleno Noguera informó que expertos en la obra de Blasco Ibáñez que la han contactado a raíz de la publicación del reportaje, sabían que los documentos existían, al parecer desde 1993, incluso el mismo Ayuntamiento lo sabía y no fueron para acercarse y hacerle una propuesta. “Ahora tengo que cambiar mis planes luego de haber estado esperando y de hacer gestiones con la casa de subastas. Creo que debería decirles ‘lo siento, yo ya esperé bastante’, pero rectificó y dijo “si quieren negociar, estoy abierta”.

Al conocer la tasación de 20,000 euros que la casa de subastas ha hecho del conjunto de documentos, el Ayuntamiento está dispuesto a ofrecer una cifra porque se trata de una valoración más negociable, pero para esto, indicaron fuentes municipales, hay que pasar por un proceso y atender unos procedimientos internos, porque comprar un material de este tipo es hacerlo con dinero público.

“El Ayuntamiento tiene que pasar una serie de cuestiones como hacer informes, una tasación oficial de lo que costaría el material”, manifestaron fuentes municipales. “El director (de la Casa Museo) puede hacer una valoración, por experiencia, de lo que puede ofrecer el Ayuntamiento por ese material, pero debe haber un proceso. Además de que la entidad tiene que basarse en documentos que avalen la inversión que está haciendo, “si no sería malgastar el dinero público en lo que sea”.

El PP y Cs piden explicaciones

Por su parte, el Partido Popular presentará una iniciativa a la Concejalía de Cultura para que el propio Ayuntamiento llegue a un acuerdo con los propietarios de la colección, de manera que se pueda paralizar la subasta, o en caso de que no se pueda frenar la venta, que busque a través de los mecanismos jurídicos oportunos, que el legado se quede en Valencia.

Julia Climent, concejal del PP en el Ayuntamiento afirmó que los documentos deben permanecer en Valencia y no acabar dispersos en otra ciudad y con otros propietarios porque se trata de “un material valioso que abre nuevas líneas de investigación sobre la obra de Blasco Ibáñez”.

Criticó que el gobierno de Joan Ribó “está más centrado en gastar el dinero público en hacer monolitos en recuerdo del 15-M, que en invertir en la obra de Blasco Ibáñez”, el valenciano más universal que especialmente en este año se celebra el centenario del homenaje que Valencia le tributó en mayo de 1921.

En la misma línea se pronunció el portavoz de Cs en el Ayuntamiento, Fernando Giner, quien exigió explicaciones a Ribó sobre su negativa a negociar la compra. “El alcalde no ha respondido a las llamadas de la familia del escritor, propietarios de la documentación, que querían plantear la venta al consistorio.  En estos momentos los escritos se prevé que salgan a subasta en Madrid”, explicó Giner.

“La actitud del Ayuntamiento con los temas relacionados con el escritor valenciano Blasco Ibáñez es totalmente inaudita. Ya pusieron numerosas pegas pare renovar el convenio con la fundación e incluso han demorado tiempo en remodelar las salas de la Casa Museo”, ha criticado el portavoz de Cs. “Ahora nos encontramos con que la Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico ha sido incapaz de dar una respuesta sobre los documentos en cuestión”, explicó el portavoz de Cs, quien ha pedido al alcalde que hable con la delegada de Cultura y le informe de todo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email