GRUPO PLAZA

El Cabanyal sigue a Patraix: caduca la suspensión de licencias sin haberse aprobado el nuevo plan

14/04/2021 - 

VALÈNCIA. Ocurrió en Patraix y ha vuelto a ocurrir, en este caso en el Cabanyal. Este martes finalizaba la suspensión de licencias aprobada hace dos años por el Ayuntamiento de València en el barrio marítimo. Lo hizo mientras trabajaba en la elaboración del nuevo planeamiento urbanístico, el Plan Especial del Cabanyal (PEC). El consistorio esperaba aprobarlo en este plazo de dos años pero la campana ha sonado y esto no se ha cumplido. Así pues, se reactivarán los permisos de obra en el Cabanyal con la ordenación urbanística que hay ahora vigente.

Concretamente, la moratoria de permisos de obra finalizaba el pasado 7 de febrero pero la irrupción del coronavirus y las restricciones impuestas durante el Estado de Alarma de la pasada primavera, entre las cuales se encontraba la suspensión de los plazos administrativos, retrasó este -como muchos otros- unos dos meses aproximadamente, como publicó Valencia Plaza. Ahora se ha sobrepasado la fecha límite mientras la nueva ordenación urbanística está en los despachos de la Conselleria de Cultura.

Fue precisamente el 7 de febrero de 2019 cuando el el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) publicaba el acuerdo del Ayuntamiento de València para sacar a exposición pública la primera versión del PEC, donde se recogía la suspensión de "la tramitación y el otorgamiento de licencias de parcelación, edificación y demolición en la totalidad del ámbito del Plan, excepto las de mera reforma o mantenimiento que no supongan alteración estructural del edificio ni afecten a los elementos catalogados o en trámite de catalogación".

Una paralización que también afectaba a las declaraciones responsables y cuyo plazo de vigencia se fijaba hasta 2021, dado que la normativa urbanística valenciana fija los dos años como plazo máximo para la suspensión de licencias en los planes especiales. Llegado el momento, en la concejalía de Urbanismo indicaron que la suspensión de plazos administrativos aprobada en general por el Gobierno de España en marzo también tenía repercusión directa en el plazo de suspensión de licencias en el barrio marítimo.

De esta manera, y según han confirmado desde la concejalía de Urbanismo que dirige Sandra Gómez, el 13 de abril es la fecha en la que ha dejado de tener efecto la suspensión de permisos. Un aspecto no poco relevante al tratarse de una zona de la ciudad donde la degradación se encuentra presente en muchos puntos y especialmente en edificaciones y viviendas de propietarios privados, después de la reurbanización de muchas de las calles del barrio litoral.

Foto: EVA MÁÑEZ

El PEC, a falta de varios trámites

El consistorio, por tanto, no ha llegado a tiempo de aprobar el PEC antes de que se desbloquearan las licencias y autorizaciones de obra. Por el momento, la comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de València dio luz verde al PEC el pasado mes de marzo. Ahora, el departamento de Patrimonio de la Conselleria de Cultura debe suscribir su visto bueno, un proceso al que se le presuponen algunos meses. Pero esto no será el final del camino.

Más tarde, el expediente volverá al consistorio para su aprobación en comisión y en pleno. Todo ello, antes de remitir la documentación a la Comisión Territorial de Urbanismo de la Generalitat Valenciana, donde deberá conseguir la luz verde previa a su publicación en el DOGV. Solo entonces entrará en vigor el nuevo planeamiento. Hasta ese momento, los propietarios del barrio marítimo afectados por el plan podrán solicitar permisos de obras y actuaciones conforme a las normas urbanísticas vigentes.

El PEC es el plan urbanístico en el que trabaja la concejalía de Urbanismo de València desde aproximadamente 2016, cuando todavía dirigía el departamento el edil Vicent Sarrià. Por un lado se centra en la protección tipológica de muchas edificaciones del barrio, especialmente las ubicadas en la zona central. Por otro, pone a los pisos turísticos un límite del 10% por manzana, da una solución a la reubicación de los Bloques Portuarios, retoca el final de la avenida Blasco Ibáñez y blinda el barrio contra su prolongación, además de contemplar tres ejes peatonales y plantea una reforma del paseo marítimo.

También caducó la suspensión en Patraix

En el Cabanyal ha ocurrido algo similar a lo que pasó el pasado mes de febrero en el centro histórico del barrio de Patraix, como publicó este diario. Para esta zona el Ayuntamiento está elaborando un Plan Especial de Protección y por ello en 2018 se suspendieron las licencias, pero el 16 de febrero de este ejercicio acabó el plazo de dos años sin que el plan se haya aprobado. Esta situación ha generado no poco desconcierto entre vecinos y propietarios del barrio, que han estado durante dos años viendo avanzar la degradación de algunos edificios y que ahora se encuentran ante un impás: al expirar la suspensión de los permisos de obra, pueden solicitarlos, pero conforme a la ordenación vigente, ordenación que el Ayuntamiento por su parte está en vías de modificar.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email