X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

a cambio del apoyo de la comunitat a los objetivos de déficit del gobierno de pedro sánchez

El Estado asumirá 350 millones de deuda de la Marina de València

22/08/2018 - 

VALÈNCIA. El Estado asumirá 350 millones de euros de la deuda que arrastra la Marina de València que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) dio al Consorcio València 2007 para financiar las obras de la America's Cup.

Este es uno de los compromisos que el Consell ha arrancado al Ministerio de Hacienda a cambio de apoyar la senda de déficit propuesta por el Ejecutivo de Pedro Sánchez hasta 2021. De este modo, la Comunitat ha abandonado la abstención que mantuvo en la anterior reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en la que se votó la misma senda del déficit y ha pasado a apoyar la propuesta de la ministra María Jesús Montero.

La asunción de la deuda del Consorcio, el ente público formado por la Generalitat, el Ayuntamiento de València y el Estado, era una reivindicación histórica de las instituciones valencianas, que pedían la condonación de esa deuda del mismo modo que el ICO hizo con otros acontecimientos como los Juegos Olímpicos de Barcelona o las exposiciones universales de Sevilla o Zaragoza.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha sido el encargado de explicar personalmente la decisión de la Comunitat de cambiar el sentido de su voto en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), algo que se ha producido al margen de Compromís, su socio en el Consell que en principio defendía el mantenimiento de la abstención por considerar insuficiente la relajación del déficit que planteaba el Gobierno, que daba más margen para gastar pero a costa de incrementar el déficit.

En concreto, Puig, quien este miércoles ha interrumpido sus vacaciones para negociar directamente con la ministra Montero las contrapartidas para la Comunitat, ha cifrado en 850 millones de euros las mejoras logradas. "No es la solución definitiva, pero es una solución transitoria que permite que podamos afrontar la negociación del cambio de modelo", ha justificado.

Ximo Puig. Foto: EVA MÁÑEZ

En total, entre el aumento del déficit autorizado para las comunidades –que en 2019 pasa del 0,1% del PIB planteado por el PP al 0,3% propuesto por el Gobierno de Sánchez– y las cantidades del IVA de las que van a disponer las comunidades, la Comunitat recibirá 500 millones de euros adicionales.

El primer concepto, el del nuevo límite de déficit, supone aumentar en 245 millones de euros la capacidad de gasto de la Comunitat en 2019. A ello se suman los 250 millones de euros en recursos adicionales por el nuevo cálculo de la liquidación del IVA de 2017.

Además, el jefe del Consell ha anunciado que se ha negociado también con el Ministerio de Hacienda una refinanciación a largo plazo de 1.000 millones de euros de deuda a corto plazo de la Comunitat.

"El voto a favor es la respuesta a un cambio de actitud del Gobierno de España, tanto a nivel general como especialmente con los valencianos y valencianas", ha subrayado Puig.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email