X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

comisión de investigación en el senado

El exministro Soria asegura que no tuvo indicios de irregularidades en los contratos de Crespo Gomar

29/05/2018 - 

MADRID (EFE). El exministro de Sanidad Bernat Soria ha asegurado este martes en el Senado que "nunca" tuvo "el más mínimo indicio" ni "sospecha" de irregularidades en el departamento que dirigió de 2007 a 2009 y ha explicado que tenía "absoluta confianza" en los técnicos y el personal que trabajaba con él en el Ministerio.

Soria ha comparecido ante la Comisión de Investigación de la Financiación de los Partidos de la Cámara alta, donde el PP le ha interrogado por los contratos sospechosos adjudicados mientras él era ministro a la empresa valenciana Crespo Gomar, firma acusada de financiar de manera opaca las campañas electorales del PSPV.

Además de aclarar que por la delegación de competencias del ministro en materia de contratación él no tenía conocimiento alguno de los contratos que desde la Dirección General de Consumo se hicieron con esta agencia de comunicación, el exministro ha ratificado que él no tuvo conocimiento de prácticas corruptas.

Es más, ha asegurado que si hubiera tenido indicios de que "algo no se hubiera hecho correctamente", no habría dejado pasar diez años, y habría actuado al respecto.

Y ha admitido, a preguntas del portavoz del PP, Luis Aznar, que si hubiera sabido que desde Consumo, cuya titular era Etelvina Andreu, se contrataba con la misma firma que había llevado su campaña como candidata del PSOE a la alcaldía de Alicante "no hubiera tolerado de ninguna manera ese tipo de coincidencia".

Bernat Soria ha defendido su independencia del PSOE, partido al que no pertenece, su gestión al frente de Sanidad e incluso su posición como "demócrata" en contra de la corrupción que además lamenta que los dos principales partidos españoles, PP y PSOE, no logren ponerse de acuerdo en un momento tan delicado para España.

Pero de los aspectos concretos por los que le ha interrogado Aznar no ha aportado datos nuevos, sobre todo porque él era un "científico" que ejercía como ministro completamente ajeno a las contrataciones y que tenía "absoluta confianza" en los técnicos.

Eso sí, ha reconocido que si los hechos por los que el juzgado número 43 de Madrid investiga a Etelvina Andreu demostraran un caso de corrupción, como le ha planteado el senador del PP, ello le dolería "mucho".

Como el senador Aznar le ha advertido de que aunque tenía delegada la firma tenía una "responsabilidad política" sobre los cargos que nombró, él ha manifestado que ya no puede dimitir de ministro porque hace muchos años que no lo es, y ni siquiera ocupa cargos ahora porque trabaja como investigador de base.

Se niega a pedir perdón

Luis Aznar ha aprovechado esta reflexión para emplazarle "como medicina preventiva" a "pedir perdón" por si se demostraran los casos de corrupción investigados, requerimiento al que el exministro se ha negado por considerarlo excesivo, lo que ha llevado al senador a lamentar que no hubiera querido hacer el "gesto más digno" que puede hacer un político y quedar así "como un señor" ante la comisión.

Salvo por este último encontronazo, la comparecencia de Soria se ha celebrado en un ambiente de gran cordialidad, incluso facilitando largas reflexiones suyas sobre el descrédito de las instituciones y la necesidad de combatir la corrupción por parte de quien se ha definido como "un no político que defiende a los políticos".

Más allá de estas consideraciones, el portavoz del PP sí ha insistido en que Crespo Gomar estaba en el centro de la trama de la presunta financiación irregular del PSPV entre 2007 y 2011, y ha detallado la anómala manera en que según el juzgado fue contratada por Consumo para una campaña publicitaria con Andreu en Consumo.

La empresa fue beneficiada en el concurso para adjudicar la campaña con una valoración en la parte subjetiva muy superior a las de las otras 13 firmas concurrentes, realizada por una sola persona, Lucía Ortiz, subdirectora que dependía de Etelvina Andreu, lo cual es irregular a juicio del portavoz del PP, que también ha remarcado la falta de coincidencia en las fechas del contrato y su ejecución.

Incluso, ha zanjado, Crespo Gomar colgó el proyecto en su canal de Youtube antes de que tuviera la adjudicación, lo que en su opinión confirma la "certeza" de que iba a lograr el contrato. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email