X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

adelanto electoral y otros fuegos de artificio

El 'Super Sunday' electoral se cuela en el Botànic: al PSPV no le gusta y a Compromís, menos

21/11/2018 - 

VALÈNCIA. La apertura -forzada- de puerta a una coincidencia de todas elecciones habidas y por haber el próximo 26 de mayo ha agitado en las últimas horas a las distintas fuerzas políticas de la Comunitat Valenciana. Una posibilidad simplemente no descartada este lunes por el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha alimentado los motores de los medios nacionales de tal manera que el ruido de los mismos ha alcanzado a las diferentes estructuras autonómicas.

Al margen de que la aventura de colocar cinco urnas (Congreso, Senado, Europa, Ayuntamiento y Generalitat) ante los electores merecería de un estudio sociológico, distintas fuentes socialistas consideran que a día de hoy la estrategia de Pedro Sánchez no pasaría por provocar ese 'súper domingo' electoral.

Ahora bien, el mero hecho de que la posibilidad sobrevuele en el ambiente sirve para observar los posicionamientos de las distintas fuerzas políticas en el ámbito valenciano. El propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, habló del asunto desde Bruselas mostrando su distancia a la posibilidad de esta fiesta de las urnas. "No soy partidario", comentó en referencia al adelanto, aludiendo que a su juicio España "necesita estabilidad". "Para nosotros lo prioritario sería intentar que haya presupuestos; si finalmente no hay y no hay apoyos parlamentarios, el presidente del Gobierno tendrá que decidir cómo se avanza en este gobierno", explicó, para concluir con un claro: "A los ciudadanos no se les puede preguntar tantas cosas a la vez de cosas tan diferentes". 

Una postura que evidencia el poco agrado de Puig hacia esta opción que, no obstante, podría no ser perjudicial para sus intereses porque favorecería la participación y, si se atiende a las encuestas actuales, el viento soplaría a favor de los socialistas.

Ximo Puig y Pedro Sánchez juntos en València. Foto: EFE

En la misma línea se manifestó el portavoz socialista, Manolo Mata, quien rebautizó la hipotética macrocita electoral como el 'Super Sunday'. "No creo que un adelanto electoral dé la vuelta a la situación actual de fragmentación política. Tenemos que acostumbrarnos a esto", comentó, para también responder sobre un posible anticipo en la Comunitat Valenciana sobre el que, tal y como viene haciendo su jefe Ximo Puig, se limitó a sacar pecho por el "buen trabajo" del Consell y, al mismo tiempo, poner en valor "la posibilidad de diferenciarnos" con un calendario separado. "En todo caso, sería una decisión 'Botànica'", subrayó, para dejar claro que un adelanto electoral sería consultado a Compromís por el PSPV.

Mientras, el planteamiento por parte de Compromís tuvo mayor complejidad. Hasta ahora, desde la coalición se ha defendido agotar la legislatura pese a que siempre han sido proclives a un calendario propio para la Comunitat Valenciana: es decir, celebrar las elecciones autonómicas de forma separada al resto. Ahora bien, una hipotética congregación de todas las elecciones al unísono podría enterrar la marca de Compromís dentro del escenario nacional y diluir el debate autonómico, algo no le convendría a la coalición.

El líder de Podem, Antonio Estañ, y el síndic de Compromís, Fran Ferri. Foto: EFE

Así, el síndic de la coalición, Fran Ferri, preguntado por esta cuestión instó al Gobierno de Sánchez a que presente los Presupuestos que tenía previstos teniendo en cuenta "la agenda valenciana". "Dimos nuestro apoyo a la moción de censura contra Rajoy para ello", recalcó el diputado quien, no obstante, defendió unas elecciones autonómicas "separadas" si Sánchez no logra un acuerdo. "La agenda valenciana quedaría muy diluida", explicó Ferri para mostrar su rechazo a un 'súper domingo'. 

Podem no quiere saber nada de adelantos

Por su parte, el síndic de Podem, Antonio Estañ, rechazó el 'Super Sunday' al considerar que no es "positivo" para los ciudadanos "juntar tantos ámbitos" y "dificulta la formación del voto". Ahora bien, y aunque Estañ consideró en este ámbito que un adelanto por que no existiera acuerdo para los presuspuestos sería una "mala noticia", vería "bien" un avance si la solución es que el PSOE "siga gobernando con unos PGE del PP, además tan dañinos para la Comunitat".

Por su parte, el portavoz adjunto de Ciudadanos en Les Corts, Juan Córdoba, manifestó que su formación "preferiría" adelantar las elecciones valencianas aunque "unir fuerzas y concentrar recursos" en un 'superdomingo' electoral "en principio nos parece bien". En Cs estarán " plenamente preparados" para la convocatoria sea cuando sea, sentenció.

En cuanto al PPCV, la portavoz adjunta en Les Corts Valencianes Eva Ortiz cualquier convocatoria de elecciones, ya sea nacional o autonómica "llega tarde". "A mí me gustaría que se convocaran mañana o ayer", "cuanto antes", sentenció, en lo que para las fuerzas del Botànic es considerado por muchos un "farol" puesto que las últimas encuestas no les favorecen en absoluto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email