X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

reunión entre el club, Obras Públicas y el ayuntamiento

El Valencia pide a la Conselleria modificar la ATE del viejo Mestalla tras incumplir el primer plazo

11/10/2019 - 

VALÈNCIA. El Valencia Club de Fútbol (VCF) ha pedido a la Conselleria de Obras Púbicas modificar la Actuación Territorial Estratégica (ATE) del antiguo Mestalla al no haber cumplido con el plazo estipulado. Según lo acordado, en 2018 debía estar construido un hotel en el solar que en su día ocupó el Nou Ajuntament en avenida de Aragón. Una fecha que obviamente no se ha cumplido y que ha obligado al club a pedir un traslado de los plazos.

Fue en 2015 cuando el proyecto Valencia Dinamiza, presentado por el VCF y la mercantil Newcoval, consiguió el visto bueno de la Conselleria de Infraestructuras, entonces dirigida por la popular Isabel Bonig, para ser considerada como una actuación estratégica y agilizar sus plazos de ejecución a través de la figura de la ATE. Según el plan, la urbanización de la zona en la que actualmente se encuentra el viejo Mestalla debe estar concluida en 2025. Las actuaciones estaban divididas en tres fases.

En la primera, que abarcaba desde 2015 hasta 2018, estaba prevista la demolición del edificio del Ayuntamiento y la construcción de un hotel sobre la parcela resultante y sobre la que se ubica la edificabilidad terciaria transferida del antiguo solar de Jesuitas. Desde el club trasladaron a la Conselleria que, pese a que 2018 era la fecha fijada, no tenía sentido levantar un hotel si antes no estaba derribado el estadio casi centenario porque tendrían un establecimiento en pie destinado a turistas junto a un proceso de demolición que causará muchas molestias. 

En las siguientes fases estaban prevista la demolición y construcción del nuevo estadio con fecha tope 2025. Ante la imposibilidad de cumplir el primer plazo, este jueves se celebró una reunión a tres bandas entre el VCF, la Conselleria de Obras Públicas -con el director general de urbanismo, Vicente García Nebot- y el Ayuntamiento de València -con el asesor de Urbanismo Rafa Rubio- para analizar la situación, según confirmaron a Valencia Plaza fuentes oficiales de las tres partes presentes.

Plazo "improrrogable"

Dado que aún cuentan con cinco años hasta que expire el plazo de diez años que fija la ATE, el VCF ha solicitado que la construcción del hotel cambie de plazos y su construcción se proyecte a partir de 2023, según explicaron las mismas fuentes, una petición que tendrá que ser estudiada por la conselleria que dirige Arcadi España para comprobar si es factible.

Estadio de Mestalla.

La solución no es sencilla, dado que el punto 3 de la séptima consideración técnico-jurídica de la resolución de concesión de la ATE, que lleva fecha del 15 de febrero de 2015, dice: "El promotor ejecutará la primera fase en el plazo de 36 meses desde la entrada en vigor de la ATE. Este plazo será improrrogable".

Fuentes de la Conselleria aclaran que lo que ha pedido el club que preside Anil Murthy no es exactamente una prórroga, sino una modificación de las obras previstas en una de las fases, lo que abre la puerta a que sea admitida. En caso contrario, la ATE prevé la penalización al promotor en caso de incumplimiento de los plazos e incluso la resolución de la Actuación con incautación de la garantía definitiva. La garantía exigida en su día ascendía a 1,16 millones de euros. 

Cuenta atrás para la cooperativa

Además de la petición del Valencia CF, en el encuentro se analizó la situación del proyecto residencial que la gestora de cooperativas ADU Mediterráneo ha proyectado en los terrenos donde aún permanece el estadio y cuya evolución también es esencial para el cumplimiento de los siguientes plazos.

La cuenta atrás para este proyecto inmobiliario ha comenzado. Y es que este mes de octubre es clave para el futuro de esta operación con importantes hitos por delante. Por un lado, la adjudicación del suelo terciario y, por otra, la constitución de la cooperativa.

Figuración del complejo que se edificará en lugar del Mestalla. Foto: ADU

La oferta que presentó la gestora de cooperativas al VCF para hacerse con los terrenos fue la escogida por el club tras contar con la mejor valoración en el informe que realizó Deloitte. Sin embargo, el acuerdo sellado contemplaba unos plazos y un calendario para que el club diera finalmente luz verde al proyecto por el cual se demolerá el antiguo estadio y se procederá a la construcción de viviendas y una zona comercial.

Fuentes de ADU Mediterráneo, aseguran a Valencia Plaza que "prácticamente cuentan con el 100%" de los socios necesarios para constituir la cooperativa que se constituirá previsiblemente a finales de este mes o como muy tarde en noviembre. La exigencia era conseguir el 70% de los socios cooperativistas para poder tener acceso a la financiación de una entidad bancaria. Hasta el momento, la cantidad abonada para la preinscripción era de unos 3.500 euros, reembolsable en caso de darse de baja a excepción de 50 euros por gastos de gestión. 

Desde el primer momento el principal interrogante ha sido qué pasará con el suelo terciario, una incógnita que debe despejarse a finales de este mismo mes. Y es que, según ha podido saber este diario, será el día 22 de octubre cuando ADU reciba las ofertas vinculantes de las cuatro empresas interesadas en el centro comercial proyectado, con la idea de adjudicar ese suelo entre el día 24. El proceso lo lleva a cabo CBRE y está supervisado por el Valencia CF. A partir de ahí, se constituirá la cooperativa y darán dos o tres semanas para que los cooperativistas abonen la siguiente cantidad, cifrada en un principio en unos 30.000 euros.

Cifrado en 400 millones, entre la demolición y la urbanización de la zona, el proyecto se llevará a cabo sobre una superficie exacta de 97.225 metros cuadrados, de los cuales 41.456 metros cuadrados son de suelo terciario y 55.769 metros cuadrados irán destinados a la parte residencial. En ellos se han proyectado cinco torres a las que podrían sumarse otras dos anexas que son de titularidad municipal. Aunque en un principio se habló de unas 485 viviendas, la cifra se ha rebajado a unos 350 inmuebles cuya comercialización coordina Olivares Consultores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email