GRUPO PLAZA

entrevista al candidato del partido popular a la alcaldía de gandia 

Juan Carlos Moragues: "Ser alcalde de mi ciudad, Gandia, sería culminar mi carrera política"

13/11/2022 - 

VALÈNCIA. Juan Carlos Moragues (Gandia, 1969) regresa a la política como candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Gandia para las próximas elecciones municipales de 2023. El nombre del que fue conseller de Hacienda (2012-2015) y delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana (2015-2018) ya figuraba entre las quinielas como alternativa al presidente del PP en Gandia, Víctor Soler, pero no fue hasta el 26 de octubre cuando se hizo oficial su nombramiento. 

Una decisión con la que el Partido Popular recupera a uno de los nombres más destacados del Consell de Alberto Fabra y a un experto en cuentas y finanzas –es inspector de Hacienda— para optar por la Alcaldía de Gandia, una localidad que tradicionalmente ha gobernado el Partido Socialista a excepción de la legislatura de 2015-2019, con Arturo Torró

Un regreso que el propio Moragues explica a Valencia Plaza: "Vuelvo a la política por esa capacidad que tiene de transformar la realidad, de hacer cosas por tu ciudad, por tu gente, por tus conciudadanos y porque la política tiene total proximidad y cercanía con la ciudadanía". Y ese deseo, explica, le aleja de cualquier pretensión de volver a ser conseller, diputado autonómico o presidente de la Diputación. "Solo aspiro a trabajar por mi ciudad", asegura.

- En el Partido Popular se atribuye su candidatura al empeño de María José Catalá. ¿Qué hay de cierto?

- Toda la interlocución que he tenido ha sido con el presidente provincial, Vicente Mompó, con el que he mantenido una relación fluida y continua, y con Carlos Mazón. Ellos son quienes me sondearon y me sugirieron la posibilidad de ser candidato y quienes, finalmente, me lo propusieron. 

- Por parte del partido se está rescatando a varios ex cargos del último gobierno popular, como Alberto Fabra o usted mismo… ¿Falta banquillo en el Partido Popular o es que ustedes eran muy buenos?

- Cuando una persona está comprometida con un proyecto político siempre está a disposición del partido. Es decir, si en un momento dado las personas que dirigen el partido ven conveniente que tú, por tu perfil, tu experiencia o tu hoja de servicios, puedes aportar algo al proyecto, estás a su disposición. En este caso el partido ha decidido rescatar mi figura para la ciudad de Gandia, en la que he nacido, crecido y me siento identificado. Quiero que toda esa experiencia se ponga en beneficio de mi ciudad, Gandia.  

- Víctor Soler fue nombrado presidente del PP en Gandia en el XI Congreso Local con el apoyo de más del 97% de votos de los afiliados… ¿Por qué ese cambio en el liderazgo?

- Víctor Soler sigue siendo el presidente del PP de Gandia, que es precisamente lo que se votó en ese congreso, y el portavoz del grupo del PP en el Ayuntamiento de Gandia. Lo que se ha decidido es el candidato para conseguir que en la próxima legislatura en Gandia haya un gobierno del Partido Popular. En el Comité Electoral local se me propuso como candidato a la Alcaldía por el Partido Popular y a los pocos días en el comité ejecutivo del Partido Popular de Gandia hubo un cierre de filas por unanimidad y sin ningún tipo de fisuras. En el partido la unidad es total y la estrategia es única: conquistar la alcaldía de Gandia para trabajar, transformar y hacer cosas por la ciudad y por su gente.

- Normalmente, el presidente del partido en una localidad es también el candidato para optar a la alcaldía de esa ciudad.

Puede coincidir o no. En este caso no ha coincidido, pero Víctor Soler sigue desarrollando su papel, como decía antes, como presidente del partido y como portavoz del grupo del PP en el Ayuntamiento de Gandia y lo va a seguir ejerciendo. El Partido Popular de Gandia está alineado con una estrategia única, un equipo único y una comunicación única con el objetivo de gobernar la próxima legislatura. 

-¿Ha sido un poco injusta la política con Víctor Soler? 

- Ahora mismo Víctor Soler tiene un gran presente y un mejor futuro. No hay que olvidar que es el presidente del partido y el portavoz del grupo. Es una persona valorada y bien considerada dentro del Partido Popular. Es muy joven, tiene un gran futuro y sé que le esperan grandes retos y responsabilidades. Forma parte del equipo y del proyecto y evidentemente seguirá aportando a su ciudad y al Partido Popular.

- Gandia ha sido un feudo socialista a excepción de la mayoría absoluta de Arturo Torró. ¿Es una plaza difícil?

- En Gandia el Partido Socialista lleva gobernando 36 años y el Partido Popular cuatro años. En mi opinión, que gobierne tantos años un mismo partido en una ciudad es malo, porque se producen vicios, hay un intento de tutela política en todos los rincones y los ámbitos de la ciudad, lo que genera una serie de disfunciones negativas. Por tanto, si lleva 36 años gobernando el mismo partido y hay un intento de tutela de todos los ámbitos de la ciudad, pues claro que Gandia es una plaza difícil, pero asumo el reto con ilusión, con ambición y teniendo claro que podemos conquistar la Alcaldía. Creo en la alternancia política y que el Partido Popular vuelva a estar en el gobierno le vendrá muy bien a la ciudad, sin olvidar que necesita un plan de dinamización y de reactivación considerable pues Gandia se ha quedado atrás. 

"Quiero devolver el esplendor a Gandia, que sea una referencia, que la gente la considere como una tierra de oportunidades"

- Comenta que Gandia se ha quedado atrás, ¿en qué aspectos?

Exacto. Gandia tiene unos problemas claros y estructurales de malas comunicaciones, se ha quedado aislada con una playa que es fantástica y que en invierno está cerrada por lo que necesita un plan de desestacionalización del turismo, necesita un plan integral para reactivar y fomentar el comercio local, un sector clave y estratégico. Hay que hacer de Gandia una ciudad atractiva para invertir. Hace muchos años que una empresa fuerte no se instala aquí, hay problemas con los polígonos industriales y con determinados barrios…. El PSOE gobierna en Gandia, en la Comunitat Valenciana, en España… Y queremos gobernar porque entendemos que como estamos caminando ahora mismo no le está yendo bien a Gandia y necesita un revulsivo importante.

- Y el PSOE gobierna también en la Diputación… ¿Le gustaría ser presidente de la Diputación? 

- Para nada. No me lo planteo ni es algo que pase por mi cabeza. Y tampoco me lo han planteado.

-Si necesita a Vox para lograr la Alcaldía, ¿está dispuesto a incorporarlos al gobierno municipal?

- El único escenario que me planteo es gobernar por mayoría absoluta, conseguir esos trece concejales necesarios para obtenerla. Como decía antes, quiero presentar un proyecto político donde la mayoría social de Gandia se vea reflejada y apueste por esa transversalidad y por tener diferentes sensibilidades dentro del proyecto político para coger el mayor número de personas posibles. 


- Sin embargo, puede ocurrir que le falte algún concejal para lograr esa mayoría… 

- El escenario que me planteo es el de mayoría absoluta, obtener los trece concejales. Y que ese marcador de 36 a cuatro se revierta y el Partido Popular empiece a sumar más en su casilla y tengamos más legislaturas para poder trabajar por nuestra ciudad.

- ¿En esa candidatura le va a acompañar Víctor Soler?

- Eso es lo último de lo último. Julio César decía "cuando lleguemos a ese río cruzaremos ese puente", y  quedan muchos kilómetros para llegar al puente.

- ¿Cuál es el proyecto que va a presentar para Gandia? 

- Gandia ha dejado de ser un referente y quiero recuperar una ciudad ambiciosa. La situación de la deuda es la que es, pero no podemos estar instalados en la autocomplacencia y la pasividad. Quiero devolver el esplendor a Gandia, que sea una referencia, que la gente la considere como una tierra de oportunidades donde se pueda generar riqueza y empleo, y que nuestros hijos no se tengan que ir fuera a trabajar y a vivir porque no tienen oportunidades. Gandia necesita que se invierta, no solo por parte de las administraciones sino también de las empresas, de ahí que quiera dar facilidades para las empresas y proyectos que quieran venir a Gandia, por supuesto, respetando el medio ambiente y la sostenibilidad. En ese sentido, mi proyecto quiere ser ambicioso, luchador y reivindicativo. 

"En el partido la unidad es total y la estrategia es única: conquistar la alcaldía de Gandia para trabajar, transformar y hacer cosas por la ciudad y por su gente"

- Y para lograr esa Gandia, ¿el posible futuro alcalde debe estar en Les Corts con escaño?

- Estoy centrado absolutamente en Gandia y no me planteo nada más. 

- ¿Esa Gandia que está proyectando comienza por revisar el Plan de Ajuste? 

- Precisamente, una de las primeras cosas que voy a hacer es llamar a la puerta de varios ministerios, como el de Hacienda, dirigido por María Jesús Montero, con quien coincidí en los consejos de Política Fiscal y Financiera, siendo ella consejera de Hacienda de Andalucía y yo conseller de Hacienda. Le voy a pedir suavizar el Plan de Ajuste; hemos tenido los impuestos más altos de las grandes ciudades de la Comunitat Valenciana y no hemos percibido en esta legislatura que haya habido ni una reducción de deuda ni una mejora de los servicios. También quiero supervisar el gasto público para eliminar el gasto superfluo y político; es decir, conseguir bolsas de eficiencia. 

- Sin embargo, el gobierno de Prieto ha anunciado que va a bajar los impuestos en 2023

- Benditas elecciones. Después de siete años cobrando y friéndonos a impuestos, tienen que llegar las elecciones y el nombramiento del candidato del PP para anunciar la bajada de impuestos y, encima, anunciarlo justo después de haber cobrado el segundo pago del IBI. Una bajada que, por cierto, será el próximo gobierno quien la gestione. Pero bienvenida sea esa política de bajada de impuestos porque el Partido Popular va a profundizar más en ella. 

- ¿Esa bajada de impuestos cómo se podría haber hecho antes? 

- Quitando el gasto superfluo, bajando impuestos y suavizando el Plan de Ajuste, estaba capacitado para bajar impuestos. Si se ha hecho ahora, ¿por qué no se pudo hacer hace siete, seis o cinco años antes? Lo que se ha demostrado, aparte del oportunismo y electoralismo de cara a las elecciones, es que se pudo hacer cuando se decía que no se podía hacer porque el Plan de Ajuste no lo dejaba. No ha habido voluntad política hasta que no han llegado las elecciones. 


- ¿Cuánto calcula que es el gasto superfluo? 

- Haremos una auditoría, un análisis exhaustivo, como ya hice en otras responsabilidades de gestión. Un euro público del ciudadano es sagrado y hay que sacarle el máximo provecho porque está mejor el dinero en manos y en el bolsillo de los vecinos, que en Gandia están teniendo una presión fiscal triple (local, autonómica y central) que hace que todos esos problemas estructurales que decía anteriormente se añada la presión fiscal, que hace que seamos menos competitivos y tengamos menos posibilidades. 

"Víctor Soler tiene un gran presente y un mejor futuro, es una persona muy valorada dentro del Partido Popular"

- Al respecto y como experto en la materia, ¿Qué le han parecido las medidas fiscales aprobadas por el Consell de Ximo Puig para 2022 y 2023? 

Al igual que en el gobierno local socialista de Gandia, han tenido que llegar unas elecciones para que se tome una decisión de bajada de impuestos cuando la tarifa de IRPF en la comunidad autónoma era mucho más alta que la de otras autonomías. Y no hay que olvidar que estamos hablando de 2022, que está cedido el 50% del IRPF a las comunidades autónomas, que la liquidación del 2022 en el sistema de financiación se realiza en el 2024 y que es una medida electoralista con vistas puestas a que la liquidación del IRPF de la cesión del 50% se liquide en 2024 y no tener una merma de recaudación a corto plazo; es decir, que sea el siguiente gobierno el que tenga esa merma de recaudación con la liquidación del 2024. Pero eso es algo que desde el Partido Popular hemos pedido reiteradamente, incluso siendo mucho más ambiciosos. Si se compara la bajada de impuestos que plantea Carlos Mazón con la que plantea Ximo Puig, no deja de ser minúscula en relación al programa económico del PP en la Comunidad Valenciana de una bajada muy considerable de impuestos y con eso reactivar económicamente a la comunidad autónoma y generar esa riqueza y empleo que buscamos.

- Y ya puestos, ¿qué le parecen las medidas adoptadas por el Gobierno de Pedro Sánchez? 

- Estamos en un momento difícil para las familias porque no para de subir el gas, la electricidad, la cesta de la compra, el carburante… Entonces, cuando te están hablando todos los días de una subida de impuestos, cuanto menos, demuestra una falta de sensibilidad y empatía. Y en este sentido, quiero recordar que se están subiendo los impuestos sin tomar ninguna medida, porque al costar todo más, se paga más IVA y cualquier actualización del salario repercute en la retención del IRPF, sube más, por lo que todos estamos pagando más impuestos sin que el Gobierno haya tomado ninguna medida. Lo que pide el Partido Popular es que se deflacte; es decir, que no se suban impuestos de esa inflación que está provocando cifras de recaudación récord. Cuando peor lo estamos pasando el Estado está recaudando más que nadie de nuestros bolsillos. Y pedimos que se deflacte especialmente en las rentas medias y bajas, que son las que más lo necesitan. De hecho, el Partido Popular a nivel nacional ha propuesto esa deflactación hasta 40.000 euros, centrado en las rentas medias y bajas, y no una bajada de impuestos sino que no nos suban los impuestos derivados de la inflación.

- Sin embargo, el Gobierno central sí que ha aprobado una medida similar. ¿Cree que se puede tomar alguna medida más para evitar o para paliar este efecto de la inflación? 

- El IRPF es fundamental. Pedimos una bajada de la tarifa para las clases medias y bajas para que cobren más en la nómina, ya que su retención será menor, y si tu nómina es mayor, estás en mejor disposición para afrontar la crisis económica que estamos viviendo. Y eso es lo que se está pidiendo y está planteando el Partido Popular, pero no a todo el mundo, sino a la gente que más lo necesita: las rentas medias y bajas. Se tienen que tomar las medidas oportunas porque no se puede estar recaudando a espuertas y la gente pasándolo fatal. 

- A usted que domina esta materia, ¿no le atrae volver a ser conseller de Hacienda? 

- Estoy absolutamente centrado en mi ciudad, en mi gente, y ese es el reto que tengo delante. Después de haber pasado por el Gobierno autonómico y por la política nacional aplicada a la comunidad autónoma como delegado de Gobierno, ser alcalde de mi ciudad es como culminar mi carrera política, y no hay cosa que me haga más feliz. La política es una cuestión de vocación, de servicio público, de poder transformar la realidad, poder trabajar por tu ciudad y por tu gente. Y todos los que han sido o son alcaldes te lo dicen, que de la política lo más satisfactorio y gratificante es la política local, el poder estar al lado de los ciudadanos, hacer cosas que les beneficie y que lo visualices de forma directa. Porque cuando estás en puestos institucionales o muy técnicos, todo lo que haces tiene mucha trascendencia y mucha relevancia, pero no la acabas de visualizar con la misma inmediatez que lo haces en la política local. Por tanto, culminar mi carrera política, sería ser alcalde de mi ciudad y no hay nada que me produzca más satisfacción y gratificación que eso. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme