Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Innovación social

Estos son los seis proyectos seleccionados por la UV en el programa Emergents

La institución premia iniciativas relacionadas con la visibilización de la cultura gitana en El Cabanyal o la defensa del paraje de La Mola

25/11/2015 - 

VALENCIA. A principio de verano la Universitat de València lanzaba la convocatoria Emergents con el objetivo de paliar la “desconexión” de las instituciones públicas y privadas con el creciente movimiento sociocultural ciudadano que aflora con fuerza en al ciudad. Este programa, impulsado por un grupo del que formaban parte, entre otros, la concejala de Educación, Juventud y Deporte María Oliver, pretende “adquirir un papel referente a la hora de impulsar y promocionar prácticas y agentes innovadores” desde un punto de vista multidisciplinar.

Además de Oliver, el grupo promotor de Emergents está conformado por su compañero en el estudio de arquitectura Mixuro Javier A. Molinero, Alberto Flores del estudio de diseño Flou Flou D.A., Lluís Benlloch del estudio de sociología La Dula y Teresa Juan y Paco Inclán, de la revista Bostezo. La convocatoria, que finalizó el pasado 22 de septiembre, se dirigía a “cualquier iniciativa que provoque encuentros y actividades entre asociaciones, colectivos, vecinos y vecinas cuyo fin sea mejorar la vida de los barrios y enriquecer las relaciones entre sus habitantes y los 'cuerpos' creativos de la ciudad”.

La Universitat de València proporciona una ayuda de hasta 2.500 € por proyecto para impulsar las iniciativas elegidas por un jurado. El comité de selección está formado por Antonio Ariño (vicerrector de Cultura de la UV), Cristóbal Suria (gerente de la Fundació General de la UV), Ester Alba (decana de la Facultad de Geografía e Historia), Inma Bauset (maestra y activista vecinal) y Álvaro de los Ángeles (subdirector de Actividades y Programas Culturales del IVAM). Estos son los seis proyectos premiados por la institución educativa.

1. Plan Integral de Anticipación de Castellar-l'Oliveral (2.200 €)

Impulsada por la Associació de Veïnes i Veïns del Castellar-l’Oliveral, esta iniciativa se construye sobre la siguiente pregunta: “¿Por qué el urbanismo es solo propiedad de los técnicos o de los políticos, mientras que los vecinos solo pueden demandar o protestar?”. De este modo, el plan de anticipación propone una “reapropiación del entorno” de la mano de los vecinos con el objetivo de evidenciar la planificación urbanística obsoleta e impulsar la optimización de las estructuras que rodean esta zona de la ciudad, la recuperación de la huerta y otras medidas como “la puesta en valor de los valores medioambientales del Pre-parque de la Albufera, el desarrollo local sostenible, la consolidación demográfica y la mejora de las perspectivas de futuro para los jóvenes”.

2. Dikela Mishtos. Historia y cultura gitana contada desde El Cabanyal (2.400 €)

La asociación Millorem el Cabanyal, compuesta mayoritariamente por población gitana, propone la realización de unas jornadas protagonizadas por el vecindario de esta etnia y abiertas a la participación de toda la ciudadanía. El objetivo de esta iniciativa no es otro que visibilizar la cultura gitana “desde una visión no estereotipada, así como los retos y las oportunidades que afrontan, día a día, en el nuevo contexto del barrio”. Para ello, Millorem el Cabanyal abordará cuestiones como la historia del pueblo gitano, la situación de las mujeres de esta etnia, la producción artística provinente de estas comunidades y sus propuestas y necesidades. Se pretende de este modo fomentar un espacio de encuentro para la ciudadanía, donde se celebren actividades lúdicas y de ocio, con la finalidad de “transformar los prejuicios y estereotipos que existen en la barriada sobre la población gitana”.

3. Arte sano MENINFOT (2.500 €)

Este proyecto, impulsado por las profesoras de la Universitat de València Yolanda Lifante y Amparo Alonso, se inscribe “dentro de una línea de innovación docente sobre las necesidades de formación en competencias e innovación en el aula, aplicando la creatividad como estrategia educativa”. El objetivo de la iniciativa es ofrecer formación en arte urbano a adolescentes que no han completado la educación secundaria y con afición a realizar pintadas para “recuperar un oficio perdido como es el de muralista”. La iniciativa pretende “fomentar la inclusión social de estos jóvenes mediante una propuesta sociocultural artística, con el fin de reducir las desigualdades sociales vigentes mediante una experiencia de inclusión social y a su vez dinamizar un espacio urbano” que podría desembocar en el diseño de una ruta turística por Valencia para visitar las intervenciones realizadas.

4. Memorabilis (2.000 €)

Des de un punto de vista multidisciplinar, Equip 351, con miembros que proceden de distintos campos como la sociología, el arte, las humanidades, la historia o la gestión cultural, pone el foco sobre Campanar y, en concreto, sobre el centro público de secundaria y otros agentes sociales del barrio. Memorabilis consta de tres microproyectos. El primero de ellos, que es el que se presentó a la convocatoria Emergents, está dedicado a la memoria oral, es decir, el testimonio de las personas más mayores del barrio. Equip 351 propone formar a los estudiantes del instituto en esta materia para después llevar a cabo una serie de entrevistas a ancianos para que los alumnos se aproximen “al conocimiento de su pasado reciente”. La iniciativa contempla el uso de las nuevas tecnologías móviles y propone crear, con el material recopilado por los estudiantes, un canal de YouTube y un pequeño documental.

5. Festival de Cine Itinerante Totó (1.700 €)

El Festival de Cine Itinerante Totó parte de un taller audiovisual dirigido a niños y jóvenes del barrio de Natzaret con el objetivo de realizar “un cortometraje en el que el barrio, su vida cotidiana y sus habitantes se conviertan en protagonistas”. Las licenciadas en Comunicación Audiovisual Teresa Mata, Marina Sanjuán y Miriam Ortuño son las impulsoras de esta iniciativa que, además de incitar a los participantes a elaborar un film, les animará “involucrar a vecinos, familiares y amigos con el fin de generar una experiencia conjunta basada en la colabo­ración de personas y colectivos del barrio”. El taller derivará en un festival de cortometrajes Totó, que recibe su nombre del protagonista de la película Cinema Paradiso, donde se proyectará el corto realizado por los participantes. El proyecto se plantea como itinerante, de manera que las siguientes ediciones se trasladarán a otros barrios “donde la oferta cultural sea escasa y el cine apenas tenga presencia en la vida pública”.

6. La Mola es nuestra y la queremos verde (1.700 €)

El Col·lectiu de Joves de la Coma propone la realización de un documental social participativo sobre el paraje de La Mola y la amenaza que existe sobre ella. Para ello, se formará a algunos jóvenes de la zona con nociones básicas sobre la comunicación audiovisual para que tengan “la oportunidad de trasladar su lucha fuera de los marcos habituales”. De acuerdo con sus impulsores, gracias a este proyecto los jóvenes “dejarán de ser personajes pasivos de un relato que los convierte en víctimas para ser constructores del relato, para poner en valor la sabiduría de la comunidad, conocedora de su entorno y con el derecho a decidir sobre la conservación de su territorio”. Después de un taller teórico y práctico, se realizará el documental, que en última instancia se proyectará en diferentes espacios públicos de la ciudad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email