GRUPO PLAZA

de madrid a valència

GlueWork planea abrir un 'coworking' de 4.000 metros cuadrados en València

23/04/2018 - 

VALÈNCIA. ‘Un hervidero de talento’. Así es como se refiere Yaiza Canosa, socia y fundadora de GlueWork, a sus espacios colaborativos de trabajo. Tras abrir el primero en Madrid, los planes de la compañía para este año pasan por expandir su red de coworkings con la apertura de 3 nuevos centros: uno Valencia, otro en Málaga y un segundo en Madrid.

Pendiente de decidir la ubicación definitiva, el espacio contará con una superficie de 4.000 m2 con un diseño moderno y abierto para albergar a varias empresas. Sin embargo, lo novedoso es el concepto que GlueWork aplica a sus espacios colaborativos de trabajo. “Apostamos por un modelo de negocio en el que el espacio importe, porque hay que tener oficinas de primer nivel y sentirse cómodo mientras trabajas. Pero ya no es suficiente eso de tener unas oficinas bonitas. Lo importante ahora es con quién te relacionas, el talento que te rodea. Eso es lo que marca a un profesional en esta nueva era, más allá de los títulos académicos”, señala Yaiza Canosa.

Bajo esta premisa, para los responsables de GlueWork no vale cualquier organización. “Nosotros elegimos a las empresas que entran, aplicamos un filtro porque solo nos interesan las que aporten a la comunidad, las que persiguen la conexión inteligente. No interesa tanto el tamaño, la facturación o la fase de la compañía como el talento que atesore y su capacidad para compartirlo con otros. Al final, el talento llama al talento y si trabajas en un espacio rodeado de esa elite de primer nivel emprendedor, acabas contagiándote. Eso es lo que queremos construir”.

Otra cosas que no admiten la cohabitación de empresas rivales o que compitan entre ellas. Prefieren organizaciones complementarias que se ayuden e inspiren de forma recíproca y favorezcan las sinergias. Otra peculiaridad de los espacios de GlueWork es la organización de talleres y programas formativos para emprendedores. En este sentido, el acuerdo suscrito en el centro de Madrid lo tienen con el DIC (Digital Innovation Center). En València ya existen varios espacios de coworking referentes como Wayco,  Mosaico, Wild o Geek Hubs. 

De 'coworking' a ‘espacios flexibles’

Con esta iniciativa, GlueWork se suma al nuevo concepto del sector del coworking que ahora prefieren llamarse ‘espacios flexibles’, capaces de albergar a grandes equipos y donde la captación de talento parece una obsesión. El reciente desembarco en España de la americana WeWork y la holandesa Spaces inquietó a los actores nacionales.

La primera en reaccionar fue la inmobiliaria Colonial que se hizo con la mayoría de la plataforma de espacios de coworking Utopic_Us, hasta entonces referente en España. Gracias a la adquisición, Utopic_Us, con 6 años de recorrido y que ya contaba con 3.500 metros cuadrados de espacio distribuido en tres oficinas en Madrid, confía en continuar su expansión por todo el país.

Comparten también en todas estas nuevas instalaciones, el interés por añadir oferta docente, como GlueWork o Wework que recientemente adquirió Flatiron School, una plataforma educativa para empresas tecnológicas y startups, para ser implantada en sus más de 170 oficinas que tiene repartidas por el mundo. 

En cuanto al futuro del sector Rafa de Ramón, cofundador de Utopic_Us, vaticinaba una eclosión en el mercado nacional para el nuevo año tomando como referencia mercados como el londinense donde el 15% del espacio total destinado a oficinas corresponde a espacios flexibles.

Uno de ellos lo han abierto frente al Campus Madrid, Spaces Río, le llaman, pero aseguran que el objetivo no es competir ni con el Campus ni con organizaciones similares. Tampoco se habla de amenaza a los tradicionales centros de negocio porque, la suya, es una propuesta diferente. 

Es la adaptación a la modernidad de la sociedad líquida del mercado inmobiliario, el salto del para toda la vida a lo efímero, a lo volátil. Así, hoy tengo una empresa que crece deprisa y requiere de 50 trabajadores, pero mañana me puede ir todavía mejor o darme un batacazo que me lleve al cierre, o puede que hoy necesite una sala grande porque he organizado un evento, aunque a diario me vale con una silla y un escritorio. ¿Para qué pagar por algo que habitualmente no usas o adquirir un inmueble que sólo añade más problemas al negocio?

Este es el argumento que barajan los promotores de los espacios flexibles ofreciendo a las empresas servicios ad hoc y el pago por uso. El carsharing (coche compartido) trasladado al mercado inmobiliario. En España, siempre un poco a la zaga, no nos percatamos de la tendencia hasta que no desembarcaron la estadounidense Wework, que algunos definieron como “el gigante del coworking” y, Spaces, de origen holandés.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email