GRUPO PLAZA

Ione González (Clece): "La Unidad de Apoyo es un gran avance para la plena inserción laboral"

13/04/2022 - 

VALÈNCIA (VP). La inserción laboral es una de las principales misiones de Clece en España. A día de hoy, la compañía cuenta con más de 9.200 personas pertenecientes a colectivos vulnerables en su plantilla. Este compromiso fue el que impulsó la creación de las llamadas Unidades de Apoyo, un servicio pionero en nuestro país orientado a facilitar la inclusión sociolaboral de colectivos vulnerables,

En la delegación de Clece en la Comunidad Valenciana y Murcia, este servicio está dirigido por Ione González. Desde su puesta en funcionamiento, el pasado mes de octubre, su equipo ha atendido a 27 personas, en su gran mayoría mujeres. Tal y como destaca Ione, esta unidad es especialmente relevante durante la fase de inserción laboral. “Se trata de un momento en el que resulta vital la orientación para que fructifique esa oportunidad de independencia y realización personal que representa un empleo”, destacada Ione González, responsable de este servicio en la delegación de Clece en la Comunidad Valenciana y Murcia. “Es muy gratificante ver cómo personas a las que la vida se lo ha puesto realmente difícil quieren sentirse útiles, valerse por sí mismas. Es más que un trabajo, es una manera de sentirse realizadas, libres”.

¿Qué hace especial esta Unidad de Apoyo y por qué es tan importante? 

Esta iniciativa interna, pionera en el sector empresarial privado, supone un paso más en la clara apuesta por la inclusión que se viene desarrollando en los últimos años desde la dirección de Clece. Aunque en origen la Unidad de Apoyo nace en los Centros Especiales de Empleo, Clece ha decidido implantar esta estructura para mejorar la integración de colectivos vulnerables que requieren de unas garantías especiales en el ámbito laboral y, de este modo, limitar su exposición a situaciones discriminatorias.

¿En qué consiste? 

El objetivo de este servicio no es otro que velar por el bienestar laboral, social y personal de estos colectivos tan frágiles. Para ello, hacemos un seguimiento periódico y tratamos de detectar en las primeras entrevistas, qué necesidades pueden tener a nivel social. Desde la Unidad, realizamos una coordinación multidepartamental porque lo que pretendemos es que las circunstancias personales de los trabajadores de colectivos vulnerables, que siempre son más complicadas, influyan lo menos posible en el desarrollo de su trabajo. Buscamos que esa esa inserción dure en el tiempo y sea un éxito.

¿Qué necesidades detectáis? 

Casi siempre de conciliación. Muchas trabajadoras son madres solteras, migrantes sin red de apoyo familiar etc.  con horarios, como en el caso del servicio de limpieza, que empiezan muy temprano y se encuentran con verdaderos problemas para levantar a los niños, atenderlos, llevarlos al colegio, ir a trabajar y luego recogerlos. Hay que tener en cuenta que la gran mayoría no disponen de una red de apoyo con otros familiares, sino que son personas que se encuentran solas. Muchas de ellas ni siquiera saben que existe un título que les reconoce esa situación de familia monoparental y que les daría acceso a ayudas para las escuelas “matineras”, becas de comedor, de libros, etc.

Nuestro papel es analizar cada situación y asesorar sobre cómo acreditar esta situación, cómo solicitar las becas etc. Buscamos fomentar su autonomía para que se puedan desenvolver por ellas misma. Somos un apoyo, una guía.

¿Qué otros perfiles requieren de esta figura?  

Además del tema de la conciliación, encontramos también personas migrantes que no han resuelto cuestiones como la residencia, a pesar de cumplir con los requisitos necesarios. Es el caso por ejemplo de una trabajadora que llevaba mucho tiempo en España residiendo y trabajando pero que no había dado este paso por falta de asesoramiento legal. Nuestro trabajo ha sido facilitarle asesoramiento jurídico en materia de extranjería para solicitar la residencia por arraigo social. Como son personas que no disponen tampoco de recursos suficientes para pagar un abogado, nosotros les ayudamos a buscar los recursos gratuitos que existen para estos casos. 

¿Cómo detectáis los casos que requieren la intervención de la Unidad de Ayuda?

En la mayoría de las ocasiones son los jefes de servicio los que detectan la necesidad y se ponen en contacto conmigo. Ellos siempre intentan ayudar y se implican al máximo con cada persona pero, lógicamente, desconocen todo el circuito de ayudas sociales o de trámites que se deben realizar para poder obtener ayudas. Ahí es cuando entra nuestra unidad para asesorarles en todos los pasos que deben seguir para poder solucionar sus problemas.

¿Por qué crees que hacía falta esta figura? 

Clece trabaja de manera muy intensa por la inclusión laboral de los más desfavorecidos y, por ello, la creación de una unidad de apoyo es una apuesta muy coherente. Al final, si nuestra vida personal va bien, tu bienestar se ve reflejado en tu trabajo. Se trata de un beneficio mutuo para la empresa y para los trabajadores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme