GRUPO PLAZA

la mayor destilería de españa, que estuvo participada por los march

Jesús Cantarero, fundador de Alvinesa, lanza una sociedad de capital riesgo

26/11/2021 - 

VALÈNCIA. Cada vez son más los empresarios que optan por canalizar sus inversiones a través del capital riesgo, tal y como viene contando este diario en lo que a la Comunitat Valenciana se refiere. Ahí están los Martinavarro Ferrer, los Lladró Roig y los Tormo, que lejos de montar una sociedad de inversión de capital variable (sicav) en plena caída libre, optan por hacerlo con esta figura financiera. Y, además, pasando por el 'filtro' de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para obtener su debida autorización.

"Ahora más que nunca, las sicavs están en el ojo del huracán y las sociedades de capital riesgo podrían ser una alternativa para ciertos patrimonios. No sabemos cómo va a terminar todo lo que rodea a las sicavs, por lo que estamos buscando alternativas para nuestros clientes". Así respondía a este diario en marzo pasado José Gregori, responsable desde finales de noviembre de 2020 de Welzia en València, con motivo del lanzamiento de una sociedad de capital riesgo como 'traje de etiqueta' para sus grandes clientes, tal y como adelantó Valencia Plaza.

Pero ya no solo empresarios de la 'terreta' sino también de fuera. Ahí está el caso de Jesús Cantarero Morales, fundador de Alvinesa -la mayor destilaría de España-, que ha lanzado la sociedad de capital riesgo bautizada como Alambique Inversiones. La misma que ya ha recibido el visto bueno del organismo supervisor, según ha podido saber este diario. Concretamente fue constituida el pasado 29 de octubre, con el objeto social de la toma de participaciones temporales en el capital de empresas de naturaleza no inmobiliaria ni financiera que, en el momento de la toma de participación, no coticen en bolsa. O lo que es lo mismo: lo definido en los artículos 9 y 10 de la LECR, la ley que regula las entidades de capital riesgo.

Dicho vehículo de gestión está depositado en Renta 4 Banco, domiciliado en Madrid y cuenta con un capital social de 1,2 millones de euros; mientras en su consejo de administración figuran dos miembros de su familia: Pablo y Román Cantarero Gómez.


Pero, ¿quién es Jesús Cantarero Morales? Se trata de un manchego vitivinícola, que puso en el mapa enológico español a la Denominación de Origen de Uclés (Cuenca) y la presidió. La misma que se extiende por gran parte de la provincia conquense y algunos municipios de Toledo. La familia Cantarero tiene en Bodegas Fontana a su punta de lanza, con más de tres décadas de tradición vitivinícola, comercializando el 80% de su producción al exterior. Exporta a una quincena de países repartidos por los cinco continentes.

Allá por 1993 levantó Alvinesa sobre los pilares de una compañía familiar del sector del vino y la destilación de alcoholes, que operaba desde 1948. En 2017 incorporó  a un potente socio financiero con el objetivo de potenciar la internacionalización de la empresa y la diversificación de su producción. El socio no era otro que la Corporación Financiera Alba, el brazo financiero de la familia March, que a finales del pasado mes de abril completaba la venta de su participación del 16,8%. Lo hacía con unas jugosas plusvalías de 43 millones de euros.

Una de las mayores operaciones en Europa

La desinversión se produjo con la entrada en el capital -entonces rebautizada Alvinesa Natural Ingredients- del fondo británico Intermediate Capital Group (ICG). Según la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (Ascri), las cinco grandes operaciones en cuatro empresas por encima de los 100 millones registradas en los primeros nueve meses del año concentraron un volumen de 2.540 millones de euros, más de la mitad del volumen total registrado. Y fueron: la inversión en Urbaser por parte de Platinum, en Idealista por Oakley y Apax, en Job and Talent por Soft Bank... y en Alvinesa por ICG.

Palabras mayores para una compañía situada en Daimiel (Ciudad Real), que se define como  que se define como "el mayor complejo industrial del mundo dedicado al aprovechamiento integral de la uva". Una Alvinesa, cuyo presidente y fundador habla de ella como un "ejemplo de la economía circular", que en el año del estallido del coronavirus (2020) presentó unas ventas de casi 62 millones de euros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email