X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

REPRESENTA EL 13% DEL CONJUNTO NACIONAl

La banca ha cerrado cinco oficinas a la semana en la Comunitat Valenciana en los últimos diez años

30/01/2019 - 

VALÈNCIA. La Comunitat Valenciana ha perdido 2.463 sucursales bancarias desde 2008, según el último informe del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) correspondiente al tercer trimestre del pasado ejercicio, tal y como se recoge en el gráfico inferior. O lo que es lo mismo: el tejido bancario valenciano ha visto como bajaban la persiana desde entonces cinco oficinas a la semana, dado que al comienzo de la crisis se alcanzó el récord histórico de las 5.061 sucursales repartidas en algún punto de la comunidad.

Dicho porcentaje representa prácticamente el 13% del conjunto nacional, por cuanto en el mismo periodo de tiempo 19.188 oficinas bancarias echaron el cierre en España. Un número a nivel nacional que supone un desapalancamiento de la red comercial del 42% y 5,4 oficinas al día menos, siempre según datos de la institución presidida por Manuel Illueca. 

Un ratio superado en más de seis puntos por la Comunitat Valenciana, por cuanto por estos pagos el 48,70% de sucursales se han 'evaporado' en los últimos diez años. Algo lógico, por otro lado, teniendo en cuenta el boom inmobiliario que atrajo a entidades de todos los puntos de España por muy lejos que estuvieran de su zona de influencia (Galicia, Extremadura, Castilla-León...).

Castellón ha sido la provincia más afectada de las tres de la Comunitat Valenciana, al ver desaparecer casi el 54% de las 679 oficinas que contaba al cierre de 2008 frente a las 313 del pasado 30 de septiembre, último dato oficial del brazo financiero de la Generalitat como es el IVF. 

A continuación se sitúa València con el 48,30% de destrucción de la red comercial, al pasar de las 2.646 hasta las 1.368; mientras que en Alicante la pérdida ha sido del 47,20%, que comprende desde las 1.736 hasta las 917 sucursales.

Pero la cosa no va a quedar ahí, y eso que desde entonces -cuando en 2008 se alcanzó el récord histórico en los registros del IVF- los números no han parado de caer, ante el contínuo desapalancamiento por el que atraviesan las entidades financieras... y el nuevo proceso de consolidación que no tardará mucho en llegar. Sin ir más lejos ahí está el caso de CaixaBank, que mantiene un ERE en curso y donde la Comunitat Valenciana es la cuarta más afectada por oficinas como publicó este diario el pasado 19 de enero.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email