GRUPO PLAZA

la firma municipal perdió 18,5 millones de euros en 2020

La EMT maquilla sus pérdidas al no incluir en sus cuentas los 10,5 millones que le reclama Hacienda

15/06/2021 - 

VALÈNCIA. La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València no incluyó en sus cuentas ninguna partida para hacer frente a la reclamación de la Agencia Tributaria por el IVA no abonado durante los ejercicios 2016 y 2017. Así lo revela el auditor de las cuentas de 2020 de la firma pública, que destaca que sus gestores no provisionara ningún montante cuando se abrió la investigación por parte de Hacienda y les afea que, más tarde, cuando se confirmó la reclamación de 10,5 millones de euros, no se modificaran las cuentas en este sentido.

Fue en julio de 2020 cuando la Agencia Tributaria inició sus actuaciones inspectoras sobre el Impuesto sobre el Valor Añadido no pagado por la EMT durante 2016 y 2017 referente a la aportación anual que hace el Ayuntamiento de València. Tras empezarse las pesquisas, la EMT no esperaba ninguna sanción al considerar "que se ha aplicado la normativa de manera adecuada" y por eso no se registró "ninguna provisión al respecto".

El motivo fundamental era que la empresa municipal que preside Giuseppe Grezzi consideraba que las transferencias anuales que hace el Ayuntamiento están dirigidas a cubrir el déficit de explotación de la empresa y, por tanto, están exentas de IVA al no ser subvenciones vinculadas al precio. Sin embargo, este mes de mayo, la Agencia Tributaria ha rechazado este criterio y ha levantado acta de liquidación provisional por valor de 10,5 millones de euros -9,1 por el IVA no pagado y 1,4 por intereses-.

Por ello, Auren, auditor de las cuentas de la empresa municipal, incluye una salvedad en las cuentas en la que considera que tras la reclamación provisional la empresa debió reformular las cuentas de 2020 como consecuencia de esta acta". La EMT argumenta que al tratarse de un acta provisional, contra la que cabe todavía presentar alegaciones, no es necesario aprovisionar todavía fondos para la reclamación. "No obstante -señalan los auditores-, estimamos que, debido a la conclusión desfavorable de la inspección, la Entidad [la EMT] debería haber registrado la provisión de riesgos correspondiente".

Esta falta de ortodoxia contable provoca, según la auditoría un desfase en los apuntes contables. Por un lado, "el pasivo se encuentra infravalorado" en 10,5 millones de euros, mientras que al mismo tiempo, el resultado del pasado ejercicio, está sobrevalorado por el mismo importe. Es decir, que la contabilidad debería reflejar unas pérdidas mayores de las que muestra. Concretamente, un 57% mayores.

Según la cuenta de pérdidas y ganancias de la EMT, en 2020 la empresa perdió 18,5 millones de euros. Unos números rojos que, a juicio de los auditores, deberían ser mayores si se hubiera tenido en cuenta la provisión para pagar la reclamación de la Agencia Tributaria. En este sentido, las pérdidas habrían alcanzado los 29 millones de euros.

Según el concejal del PP y miembro del Consejo de Administración, Carlos Mundina, la salvedad de los auditores demuestra "la falta de planificación y el empecinamiento de Grezzi y de la dirección de la EMT de no proteger la entidad, que se encuentra en la UCI, en quiebra y, como señalan los propios auditores, los ingresos de la sociedad no cubren los gastos".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email