GRUPO PLAZA

La presidenta reconoce haber vivido año "más difícil" de la historia del grupo

Marta Álvarez: "El Corte Inglés saldrá de la crisis más saneado y con una gran fortaleza financiera"

28/07/2021 - 

MADRID (EP). La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez, ha asegurado que el grupo de distribución saldrá de la crisis pandémica "más saneado y con gran fortaleza financiera" tras haber conseguido superar el ejercicio "más difícil" de sus más de 80 años de historia. En concreto, la liquidez al cierre del ejercicio se situó por encima de los 3.500 millones, una cantidad que, según Álvarez, "evidencia una buena estabilidad financiera y una buena valoración por parte de los mercados".

"A partir de esa realidad enfocamos nuestro futuro con ilusión y nuevas perspectivas de negocio porque contamos con un plan estratégico realista, moderno y ambicioso; con un consejo de administración que apoya ese camino de transformación y crecimiento que ya hemos emprendido; y con un equipo directivo que encabeza nuestro consejero delegado, Víctor del Pozo, lleno de ideas novedosas, con amplia experiencia en el negocio y con una gran capacidad de gestión", destaca en el informe anual del grupo 2020-2021.

"Hoy, felizmente, podemos hablar de un nuevo tiempo al que llegamos después de haber trabajado con intensidad. Esto nos ha permitido sentar las bases de futuro de la empresa, un futuro de anchas miras donde el cliente y la sociedad encontrarán un gran grupo empresarial al servicio de los ciudadanos, con nuevas propuestas y nuevas realidades pensadas con perspectivas de amplio recorrido", subraya Álvarez, quien afirma que "ya que el ejercicio 2020 ha sido el año del esfuerzo de todos, el nuevo 2021 debe ser para todos, el año de la ilusión y la superación".

Profundas reformas

La presidenta del grupo ha señalado que la compañía ha convertido la crisis en una oportunidad para acometer reformas "profundas" y dar un nuevo empuje a las diversas áreas de negocio, manteniendo su identidad, con sus valores "de siempre". En este "nuevo escenario de esperanza, de proyectos y de visión a largo plazo", según explica Álvarez, la compañía ha desarrollado un "ambicioso" plan estratégico basado en tres principios: la digitalización, la diversificación y la sostenibilidad.

"Estamos trabajando en numerosos proyectos como el lanzamiento de una nueva operadora de móvil y fibra que combinará la oferta de tecnología con los servicios de telecomunicaciones en el entorno del hogar inteligente; o la comercialización de energía, un proyecto que se lanzará en ejercicio 2021; o el desarrollo de servicios integrales entre los que se encuentran seguridad, limpieza, o alarmas para el hogar, o la creación de una nueva empresa logística que dará servicio a terceros", explica Álvarez.


Para todo ello, la presidenta de El Corte Inglés ha señalado que el grupo ha activado las "mejores palancas", según el tipo de actividad: en unas ocasiones se ha aliado con operadores especializados y en otras, ha desarrollado su propia compañía. Este ha sido el caso de Sicor, un grupo de empresas que ofrecerá productos y servicios específicos tanto a clientes corporativos como a particulares.

Asimismo, la presidenta de El Corte Inglés explica que el grupo ha emprendido nuevos proyectos en el ámbito de los servicios financieros, donde la experiencia de sus empresas de Seguros le permitirá desarrollar servicios relacionados con la gestión de fondos de inversión y con la gestión de patrimonio.

Plan estratégico 2021-2026

"Incluso en nuestra emblemática Tarjeta de Compra vamos a tener importantes novedades, ya que se van a incorporar nuevas funcionalidades que permitirán su utilización, para todo tipo de productos y servicios, tanto dentro como fuera de los establecimientos del grupo. Esto supone la posibilidad de utilizar este medio de pago no sólo en España y Portugal, sino también en el resto del mundo", explica.

La junta de accionistas de El Corte Inglés dio 'luz verde' el pasado viernes al Plan Estratégico 2021-2026, que prevé duplicar el resultado, con un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 1.700 millones de euros, reducir un 60% la deuda y multiplicar la venta 'online' hasta representar el 30% de la facturación del grupo.


Por otro lado, El Corte Inglés aportó 1.623 millones de euros a las arcas públicas en su ejercicio fiscal 2020-2021 (entre marzo de 2020 y febrero de este año), marcado por la crisis sanitaria del coronavirus, un 15,7% menos que los 1.927 millones de euros aportados en 2019. En concreto, la compañía ha explicado que 682,8 millones de euros son tributos soportados, de los cuales 189,6 millones de euros corresponden a impuestos (29,8 millones son impuestos sobre beneficios) y 493,2 millones a Seguridad Social por cuenta de las empresas del grupo.

Un total de 940,2 millones de euros son tributos recaudados, de los cuales 580,6 millones de euros corresponden a impuestos, 146,8 millones a Seguridad Social por cuenta de empleados y 212,8 millones de euros a retenciones sobre los salarios de los empleados. Desde el punto de vista geográfico, el impuesto sobre beneficios de la compañía se reparte entre España (76,6%), Portugal (19,5%), México (3,0%) y otros países (0,9%).

Generando valor económico

De esta forma, la firma presidida por Marta Álvarez generó un valor económico de 9.024,1 millones de euros en 2020, lo que supone un 42% menos frente a los 15.580,73 millones de euros generados en 2019. Por otro lado, el gigante de la distribución española ha obtenido subvenciones y ayudas públicas por importe de 55,1 millones de euros, de los cuales 53,7 millones corresponden a subvenciones y 1,4 millones a ayudas por otros conceptos. El 93,6% de las subvenciones públicas corresponden a España y el 6,2% a Portugal.

El Corte Inglés contó el pasado año con un total de 31.488 proveedores, lo que supone un 45,8% menos que en 2019, debido al impacto del coronavirus, que ha provocado el cese de una parte importante de la actividad comercial, especialmente en Viajes El Corte Inglés, y al proceso de consolidación de proveedores que puso en marcha hace tres años. De esta forma, el grupo realizó compras a sus proveedores por valor de 8.377,9 millones de euros, lo que supone un descenso del 26,1% respecto a los 11.345 millones de euros de 2019.

La firma presidida por Marta Álvarez ha recalcado que el pasado ejercicio mantuvo una "estrecha vinculación" con los proveedores ubicados en España, lo que les permitió garantizar el abastecimiento de productos de primera necesidad en sus tiendas en periodos de alta demanda, y ayudar a empresas, sobre todo pymes, que se vieron afectadas por el cese de una parte importante de la actividad, especialmente en hostelería. En la actualidad, en el grupo, el 77% de los proveedores están localizados en España y su volumen de compra representó en 2020 el 84,8% del total, según recoge la memoria anual del grupo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email