Todos los bolsillos

Marvi

Tino Fernández

Uno de los pocos bares que quedan en esta urbe que se prende en llamas. Desde los años setenta, un bar como una casa donde José Manuel y Letizia criaron a su hijo Tino, actual responsable de que las fórmulas de Letizia, italiana de origen que se adaptó al recetario gallego de su marido, sigan vigentes: caldo gallego, oreja, bravas y cía. 


En confianza:  Fui por el pulpo y me quedé en una larga sobremesa por culpa de Tino, que podría ser el plato estrella de una carta confeccionada con hormigón armado. Sólida, básica. Al Marvi se va con amigachos, a pedir tapas hasta que salte el botón del pantalón, o de almuerzo canónico y mayúsculo. También válido para comidas de currelas.


¿Qué puedo encontrar?

  • Menú

¿Qué pido?

Pulpo a feira