GRUPO PLAZA

Morera riñe a la Sindicatura por fiscalizar los gastos de los grupos como le encomendaron Les Corts 

14/02/2021 - 

VALÈNCIA. La Sindicatura de Comptes publicó hace un par de semanas el informe de fiscalización de las cuentas de Les Corts Valencianes relativo al año 2019. Un informe -el más duro en los últimos cinco años- en el que el órgano que dirige Vicent Cucarella alertó sobre la opacidad con la que los partidos con representación en la Cámara gastan las subvenciones que perciben de la institución hasta el punto de poner en duda que estos gastos correspondieran a su actividad parlamentaria.

El varapalo no cayó en saco roto y el president de Les Corts, Enric Morera, ya ha dado respuesta al Síndic sobre estas salvedades. En un escrito dirigido a Cucarella, el máximo representante de la institución lamenta que la Sindicatura no haya tenido en cuenta las alegaciones realizadas por los grupos parlamentarios y le reprende en cierto modo por realizar un análisis sobre las subvenciones que reciben las formaciones en su auditoría de la Cuenta General de Les Corts porque la normativa estatal no contempla que deba hacerse, a pesar de que el Parlamento le encomendó al ente que así se hiciera. 

Así, en la misiva, Morera traslada que la Mesa está satisfecha por ser el "único" parlamento de toda España que por quinto año consecutivo haya sometido su Cuenta General y el informe de la Intervención de la Cámara a una auditoría externa como la realizada por la Sindicatura de Comptes. "Un hecho excepcional que ha sido posible gracias a los acuerdos adoptados a iniciativa propia y por unanimidad de la Mesa y Comisión de Gobierno Interior en octubre de 2014", expone. Es decir, cuando la mayoría parlamentaria era del PP.  

La Mesa de Les Corts junto a Cucarella. Foto: CORTS/INMA CABALLER

Tras exponer este descargo y recordar que no existe ningún parlamento que haya seguido este camino, no obstante, alega que la "satisfacción queda eclipsada al conocer el contenido definitivo del Informe sobre las Cuentas Anuales de Les Corts Valencianes del ejercicio 2019 y constatar que no se ha tomado en consideración ninguna de las alegaciones razonadas de carácter sustantivo formuladas por Les Corts al borrador del informe, ni se ha tenido en cuenta la documentación tramitada con posterioridad por la Mesa de Les Corts". 

En este sentido, después de reiterar su "máximo respeto a la actuación de la Sindicatura en el ejercicio de sus funciones" y subrayarle que como relata su propio informe "no se ha constatado ningún incumplimiento de la normativa aplicable a la gestión de los fondos públicos", el president de Les Corts cuestiona el apéndice del informe del órgano por realizar "análisis y afirmaciones que deberían quedar fuera del objeto del informe que debe elaborar". 

Se refiere, en concreto, al apartado en el que la institución de Cucarella determina que se ha producido una "limitación" para realizar la auditoría. En concreto, el informe apuntaba que no tenían "la documentación necesaria" que permitiera a la Sindicatura de Comptes "obtener evidencia de auditoría suficiente y adecuada para determinar si los grupos parlamentarios han destinado las subvenciones recibidas a financiar gastos relacionados con su actividad parlamentaria". "La actuación de Les Corts se ha adecuado a lo que dispone la normativa, que es parecida a la que hay establecida en la generalidad de los parlamentos de nuestro país", responde Morera. 

Morera. Foto: KIKE TABERNER

El president del Parlamento valenciano concluye que la fiscalización de las contabilidad de las subvenciones de los grupos parlamentarios de Les Corts es una cuestión que está excluida tanto control tanto interno realizado por la Intervención de la Cámara, como del control externo de la Cuenta General que realiza la Sindicatura de Comptes. Por lo que, si bien reconoce que la normativa aprobada por la Mesa y la Comisión de Gobierno Interior en 2014 lo permite, le recuerda que ese tipo de examen ya "lo realiza el Tribunal de Cuentas en el marco de control de la financiación de los partidos políticos en el conjunto del Estado". 

"Se ha estado trabajando a lo largo de la X legislatura por parte de todos los grupos parlamentarios para regular la contabilidad y el régimen de control interno y externo de las subvenciones asignadas por la Cámara a los propios grupos parlamentarios", concluye la misiva. 

El posicionamiento resulta especialmente llamativo y pone de manifiesto el hartazgo de los partidos y, en especial del president de Les Corts como máximo representante de la institución, por los reiterados tirones de orejas del órgano dirigido por Vicent Cucarella por los gastos que realizan los grupos de las subvenciones que reciben del Parlamento. Pero también contrasta además con las manifestaciones de Morera durante toda la legislatura pasada cuando advirtió en reiteradas ocasiones que pondría firmes a sus señorías para que cumplieran con el mandato de la Sindicatura, si bien posteriormente esta versión ha sido desmentida por varios grupos parlamentarios. Ahora, sencillamente la Cámara remite a la Sindicatura al examen que ya realiza el Tribunal de Cuentas. 

Foto: CORTS/INMA CABALLER

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email