GRUPO PLAZA

análisis

La atención se centra en los mercados de bonos

El experto prevé que los rendimientos terminen el año bastante altos, pero con una caída gradual de los precios de los activos de renta fija

2/03/2021 - 

MADRID. Los inversores se han visto claramente asustados por una política monetaria favorable a la inflación y un gran muro de oferta que está afectando a los mercados como resultado de los enormes déficits fiscales en casi todas partes. Las monedas del G10 y de los mercados emergentes cayeron en paralelo, con dos excepciones notables: el euro y el yuan chino. Este último sigue comportándose cada vez más como un activo refugio y un valor fiable en tiempos de volatilidad.

Esta semana seguiremos muy atentos al mercado de bonos. Identificamos una caída desordenada en estos mercados como, quizás, el mayor riesgo para nuestras optimistas previsiones macroeconómicas, aunque sigue siendo poco probable. Si bien esperamos que los rendimientos terminen el año bastante más altos, esperamos que la caída sea gradual, sin un impacto significativo por ahora en los activos considerados de riesgo o en el crecimiento económico.

Durante esta semana se publicarán bastantes datos. El martes conoceremos en la Eurozona el IPC de febrero, que esperamos se sitúe por encima de lo esperado. Además, el viernes se publica el informe de nóminas de EE UU de febrero, que debería ir en concordancia con un mercado laboral que sigue intentando subsanar los daños causados por la pandemia.

Perspectivas de las principales monedas

Libra esterlina

La semana pasada la libra resistió el caos del mercado de bonos mejor que el resto de monedas del G10 (a excepción del euro y del dólar americano). El país británico sigue liderando las cifras de vacunación, lo que sigue dando cierto impulso a su divisa. El principal acontecimiento de la semana será el anuncio -el miércoles- del presupuesto del Gobierno. En el contexto actual, cualquier indicio de un endurecimiento de la política fiscal, aunque sea leve, puede tener un impacto positivo en la libra.

Euro

El euro se ha mostrado sorprendentemente resistente en una semana sin demasiados datos -más allá del caos en los mercados de bonos-. Es muy probable que el euro se haya utilizado para operaciones de carry trade (en las que los operadores colocan la moneda común y compran divisas que aún ofrecen tipos de interés positivos), y esas operaciones junto a la huida del riesgo haya respaldado a la moneda. Esta semana la atención se centrará en los datos del IPC. Seguimos esperando buenas noticias de la inflación en todo el mundo, ya que el positivo balance de consumidores y demanda acumulada se enfrenta con las aún deterioradas cadenas de suministro. La inflación del martes no debería ser una excepción.

Dólar estadounidense

Las noticias económicas de la semana pasada en EE UU continuaron la tendencia positiva. Especialmente notable fue el volumen de los pedidos de bienes duraderos, una señal de que hogares y empresas están aprovechando las condiciones monetarias y fiscales extremadamente flexibles. No vemos ninguna razón para cambiar nuestras optimistas perspectivas para la economía americana, sobre todo teniendo en cuenta el descenso de la última ola de la pandemia y que su campaña de vacunación supera a la de la mayoría de países. Todas las miradas están puestas ahora en el informe de nóminas del viernes, que debería mostrar un giro en el mercado laboral (con buenos datos en cuanto a la creación de puestos de trabajo y la reducción de las cifras de desempleo).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email