GRUPO PLAZA

REcuerda que ya lo contó en Les Corts cuando compareció por el caso de su exmarido

Oltra: “El expediente lo encargué yo para saber qué había pasado. Me quieren a mí, me tienen a mí”

Foto CORTS/INMA CABALLER

La vicepresidenta pide acabar con la “cacería” de la derecha y la extrema derecha a las funcionarias de la Conselleria. “Me quieren a mí, me tienen a mí. Lo he explicado una vez y cincuenta y cincuenta mil si hace falta”, apunta.

7/03/2022 - 

VALÈNCIA.  “Ese informe, el expediente, lo encargué yo, dejen a la gente en paz y puedo dar todas las explicaciones que quieran aquí y donde haga falta”.  La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, reiteró este lunes que fue ella quien encargó el expediente que se realizó en su departamento a raíz de tener conocimiento de que había una denuncia de unos abusos sexuales de una menor tutelada por su ex marido. Lo hizo tras haber sido citadas el viernes como investigadas otras cinco personas de su departamento para esclarecer, entre otras cosas, de quién fue la orden para abrir el expediente.

Oltra lo explicó con una copia en las manos del diario de sesiones de Les Corts del pasado 21 de abril de 2021 que recoge cómo tras haber recibido una notificación en su casa el 4 de agosto de 2017 “de manera fortuita y alejada de mi responsabilidad política” se puso en contacto con su jefe de gabinete. “Le di instrucciones en el sentido de recabar información”, señaló. El lunes 7, según narró entonces, “ni en la subsecretaría ni en ninguna dirección general (…) había constancia  de los hecho sentenciados”. Tampoco, según insistió, “había llegado a ningún órgano directivo de los servicios centrales, ninguna petición, ningún informe, ningún requerimiento”. En aquella comparecencia detalló cómo el 8 de agosto se ordenó la apertura del expediente por parte de la dirección general de infancia y adolescencia, cuya titular fue citada el viernes como investigada en la instrucción que analiza si se ocultó el caso y si se protegió a la menor.

Oltra insistió en que necesitaban saber qué había pasado. “No me remito a la comparecencia por descortesía sino porque allí está todo dicho. El 8 de agosto se encarga un expediente informativo para saber qué actuaciones se habían realizado, para saber por qué no se había derivado a la presunta víctima a Espill, por qué no se había hecho la atención psicológica que había que hacer. Todo eso se averigua en un informe, en un expediente informativo, que es como se hacen las cosas en la administración”, recordó.

“Hay quien le busca los tres pies al gato, no lo hay. Yo encargué el expediente informativo porque necesitaba saber qué había pasado. Yo se lo dijo a la directora general y ella dijo ‘averígüense qué ha pasado’. Punto, no hay más”, añadió.

Oltra incidió en que calificar a ese informe de “parajudicial” es una “extralimitación” de la sentencia que condenó al educador y asumió, como hizo en abril de 2021, que hubo un primer requerimiento de Fiscalía el 6 de julio que no se atendió y que es fue una de las razones para recabar información.

“Se hizo un expediente administrativo, que es como se funciona en la administración, para averiguar por qué había una petición de traslado de la Fiscalía del 6 de julio que no se había atendido. Eso se tenía que saber. ¿Por qué yo me entero el 4 de agosto y no por la Conselleria? ¿Por qué la directora general tampoco se entera? Todo eso se debía saber. Era obvio que la gente no estaba haciendo mal su faena, sino que no había unas directrices de cómo tenía que fluir la información, ni hacia arriba ni hacia abajo. Eso se tenia que arreglar”, reflexionó.

“Me quieren a mí, me tienen a mí”

Oltra dijo entender que hace falta un proceso judicial para averiguar todo lo que pasó en una situación “muy compleja” pero dijo que “todo lo demás” es una cacería política de la “extrema derecha” y de la derecha y dijo que tanto el Partido Popular como Ciudadanos han tenido acceso a toda la documentación y a las funcionarias.

“Lo que más lamento es que hay unas funcionarias que están sufriendo una situación de cuestionamiento de su profesionalidad y de su trayectoria que me parece absolutamente injusto e inmerecido. Esto es una cacería a mi persona, que no busquen más, que no molesten a nadie más”, pidió.

“Me quieren a mí, me tienen a mí. Lo he explicado una vez y cincuenta y cincuenta mil si hace falta pero que dejen a la gente vivir y dejen de hacer sufrir a la gente que no se lo merece, ni ellos ni sus familias”, afirmó.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme