GRUPO PLAZA

Las pérdidas van entre el 22% de FacePhi y el 1,7% de Cuatroochenta

Parte de guerra de las cotizadas valencianas: 3.294 millones menos desde la invasión rusa

10/03/2022 - 

VALÈNCIA. Casi 3.300 millones se han esfumado de las ocho cotizadas domiciliadas en la Comunitat Valenciana desde la invasión rusa sobre Ucrania el pasado 24 de febrero hasta ayer miércoles, tomando los datos de media sesión. Concretamente 3.294 millones de pérdidas latentes entre la castellonense Cuatroochenta, las valencianas CaixaBank, Endurance Motive, Libertas 7 y Veracruz Properties -la única que mantiene el tipo por no haber cruzado ninguna operación este año-, y las alicantinas Banco Sabadell, FacePhi e Intercity. Las mismas que ganaron conjuntamente un 20% más durante 2021 -en términos absolutos fueron 3.843 millones-, tal y como publicó este diario el pasado 4 de enero. Pero la guerra ha puesto patas arriba a los mercados financieros y muy especialmente en lo que a los de renta variable se refiere.

Las ocho firmas autonómicas cerraron el 23 de febrero -horas antes de la invasión rusa- con una capitalización conjunta de 29.853 millones de euros, que diez sesiones después se ha reducido hasta los 26.559 millones. O lo que es lo mismo: un 11% menos de valor en bolsa. Más de dos tercios de los 3.294 millones de pérdidas latentes corresponden a CaixaBank con 2.248 millones, cuyas acciones han cedido un 9,03% desde el inicio del conflicto bélico. Pese a ello, la entidad dirigida por Gonzalo Gortázar es de las pocas que todavía pisa terreno positivo este año, como también informó antes de ayer Valencia Plaza.

Una CaixaBank que como el resto del sector bancario -no solo español sino europeo- estará hoy muy pendiente a las 13:45 hora española de conocer el resultado de la reunión del Banco Central Europeo (BCE); pero sobre todo del mensaje posterior de su presidenta Christine Lagarde a partir de las 14:30 horas cuando comparezca ante la prensa. Ni que decir tiene que la banca espera como agua de mayo la normalización de la política monetaria, es decir, dejar atrás los 'tipos cero' pero la guerra ha frenado las expectativas.

Una 'penny stock' llamada Banco Sabadell

Por su parte, Banco Sabadell cede en términos porcentuales un 21,8; mientras que en valores absolutos alcanza los 1.024 millones después de haber liderado los avances de todo el Ibex 35 en más de una ocasión este año. El motivo es el mismo que CaixaBank y el resto de la banca cotizada: el alejamiento de una subida de tipos de interés por parte del BCE ante un espectacular aumento de la inflación... y lo que le queda por el encarecimiento de las materias primas. La entidad dirigida por César González-Bueno ha pasado de tener a tiro de piedra la barrera del euro a alejarse, por lo que sigue siendo una 'penny stock'. Cuanto menos se mantiene en terreno positivo en el parqué en lo que va de ejercicio, algo que pocas compañías del índice selectivo pueden decirlo.

FacePhi es la que más baja en porcentaje (-22,05%) de las ocho, lo que equivale a esfumarse 12,18 millones de euros. De este modo, eleva hasta casi el 32% las pérdidas anuales en BME Growth. Sin embargo, la alicantina cofundada por Salvador Martí y Javier Mira continúa con su proceso de internacionalización por Latinoamérica. Un mercado donde goza de una gran reputación por sus aplicaciones de biometría facial entre no pocas entidades financieras. Hace unos días anunciaba la apertura de su segunda filial -la primera fue la de Corea del Sur en mayo de 2019-, que está ubicada en la capital uruguaya, Montevideo.


Endurance Motive ha visto como se ha evaporado el 15,53% de su capitalización bursátil en las últimas diez sesiones. O lo que es lo mismo: 4,88 millones de euros. El mercado no termina de poner en precio los pedidos que sigue recibiendo el fabricante valenciano de baterías de ion-litio para movilidad eléctrica. Como tampoco haber duplicado su cifra de negocio durante 2021. La empresa fundada por Ander Muelas y Carlos Navarro cae cerca del 20% en bolsa en lo que va de ejercicio.

Otra alicantina, y ligada a FacePhi dado que sus cofundadores son accionistas de referencia, es el CF Intercity. Hablamos del primer club de fútbol cotizando en la bolsa española, cuyo estreno tuvo lugar a finales de octubre de 2021. El equipo, que también está en BME Growth, cede un 9,13% desde el inicio del conflicto bélico, lo que representa casi 416.000 euros menos de su capital. En lo que va de año pierde un 9,63% en el antiguo MAB, pese a que se mantiene en lo más alto de la clasificación de su categoría -Segunda RFEF Grupo 5, lo que vendría a ser la antigua Segunda B- empatado a puntos (46) con La Nucía.

Libertas 7, por el buen camino

Más al norte, ya en la provincia de València, está domiciliada Libertas 7, la histórica compañía de la conocida familia Noguera. Sus acciones retroceden un 8% en estas dos semanas de guerra -y un 11,54% en todo 2022-, lo que significa 2,63 millones de euros menos de capitalización. La cotizada dirigida por Agnès Noguera Borel sigue por el buen camino a la vista de sus últimos resultados. Así, a lo largo de 2021 no solo logró revertir sus pérdidas sino que cuadruplicó sus ventas.

De València a Castellón donde Cuatroochenta es el único representante bursátil de La Plana y más concretamente en BME Growth. La firma especializada en desarrollar e implantar soluciones digitales cloud solo ha perdido un 1,7% en estos tiempos de guerra -un 7,6% en el año en curso-, que representan 672.300 euros. La tecnológica presida por Vicente Montesinos continúa con su crecimiento vía inorgánica. En este sentido hace poco más de un mesa compró la barcelonesa Matrix a través de Pavatis, posicionándose así en el campo del software de gestión documental.

Foto: BME
Por último, la única socimi de la Comunitat, la valenciana Veracruz Properties no ha movido ni una sola acción en lo que va de 2022. La última vez que la empresa dirigida por Salvador Fondeur intercambió títulos en BME Growth se remonta al 15 de septiembre. De ahí que mantenga su capitalización en los 86,28 millones de euros.

Mientras tanto la volatilidad sigue instalada en las bolsas, lo que provoca que los nervios estén a flor de piel. Sin ir más lejos el 'índice del miedo' o Vix Index no termina de situarse por debajo de los 30 puntos, umbral donde advierte de que las cosas no marchan bien. En este sentido no vendría mal recordar lo que catorce expertos financieros recomendaban esta semana a los lectores de este diario, con el fin de no dejarse llevar por el pánico ni mal vender.

Pendientes de Christine Lagarde (BCE)

Desde que Rusia invadiera Ucrania el pasado 24 de febrero, el Ibex 35 se ha dejado en el camino 3,3% al pasar de los 8.440,10 puntos hasta los 8.163,10 puntos de ayer. Pero eso sí, entre medias llegó a hundirse hasta los 7.720,90 puntos el 4 de marzo cuando entró en 'modo pánico'. Ese día acumulaba una caída del 8,52% echando el cierre a su peor semana desde el estallido de la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, este miércoles el barómetro de la renta variable española presentó un espectacular rebote del 4,88% para despedir la jornada en los 8.163,10 puntos. Una explosiva subida con la guerra en curso -y de momento sin noticias positivas- y, muy especialmente, a menos de veinticuatro horas de una de las reuniones más importantes del BCE en los últimos tiempos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme