GRUPO PLAZA

la implantación del sistema nefis, adjudicado en 2019, retrasa la preparación de las cuentas 

La plataforma financiera de la Generalitat enreda la elaboración de los presupuestos en año electoral

Foto: EDUARDO MANZANA
30/06/2022 - 

VALÈNCIA. La elaboración de los presupuestos de la Generalitat suele conllevar, en lo que ya se ha convertido en un clásico, problemas por los enfrentamientos entre los socios de Gobierno. Pero de cara a los de 2023 se añade uno nuevo: el tecnológico. La puesta en marcha de la plataforma para la gestión financiera del Ejecutivo autonómico no parece que esté poniendo fácil la confección de las cuentas e, incluso, podría poner en riesgo la ejecución de algunas partidas. Todo ello en año electoral. 

La historia viene de atrás. El llamado programa Nefis (New Economical Financial Information System), proclamado a los cuatro vientos por miembros del Consell como aquel que venía a solventar el atraso digital que padecía la Generalitat, se encuentra a medio aplicar. A través de él se iba a gestionar el sistema económico y financiero del Gobierno valenciano y sus organismos autónomos. La Comunitat era una de las últimas autonomías en recurrir a él, por lo que no parecía en principio tan complicado que funcionara si en el resto de España se ha logrado y algunos territorios llevan ya usándolo una década. Parecía. 

Adjudicado en 2019 al grupo Inetum –que adquirió Informática El Corte Inglés–, el contrato fue de 16,5 millones de euros con IVA por un periodo de tres años. Finalizaba en diciembre de 2022 y estaba cofinanciado por la Unión Europea a través de los Fondos Feder. Debido a los retrasos para su puesta en marcha, el Consell tuvo que modificarlo, tal como figura en la Plataforma de Contratación. Hace exactamente un año, el plazo de ejecución se amplió a diciembre de 2023, con el consiguiente incremento del coste (en un 25%), que pasó a los 20,7 millones de euros (sin IVA).  La justificación de entonces fue por la necesidad de que el programa se pusiera en marcha al comienzo del ejercicio presupuestario del año que viene.

Los grupos de Les Corts, tras aprobar los presupuestos de 2022. Foto: CORTS/INMA CABALLER   

Ahora, la incógnita es si efectivamente se implementará. Porque las dificultades no son pocas. Fuentes del Consell admiten que la transición del sistema está siendo un problema. Una de las causas es, según indican, la escasez de formación que tienen los funcionarios al respecto, puesto que pocos de ellos recibieron los cursillos necesarios. "Nefis está armado tecnológicamente, pero que se ponga en marcha no es sencillo porque se tienen que formar 3.000 funcionarios y eso es un proceso de transformación importante", señalan, a lo que añaden que existe ciertas reticencias por parte de estos empleados. 

Otro de los motivos son los tiempos. Inicialmente, la intención era que la plataforma entrara en funcionamiento para el presupuesto de 2022, pero la pandemia y la tramitación de asuntos como los fondos europeos lo atrasó todo. Se fijó entonces para 2023, aunque para que las cuentas se ejecuten con ese sistema han de elaborarse con él. Y el periodo de confección ya debería haber empezado. En una situación normal, de hecho, la orden de presupuestos tendría que haberse publicado en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV) a mediados de junio, pero todavía no ha salido. 

Cambios en partidas complicados y ejecución arriesgada

Al enredo del sistema se suma que se trata de año de elecciones, dos razones que podrían estar provocando el retraso. Y que generan ya reflexiones en el seno del Ejecutivo valenciano: "Tal vez se tendría que haber previsto que cambiarlo de cara a las cuentas de 2023 es arriesgado". Algunas fuentes remarcan también que, en este momento, ni siquiera están desarrolladas todas las partidas de ingresos.    

Uno de los riesgos más importantes de la implantación es la posterior modificación y ejecución de los presupuestos. La plataforma reduce bastante la flexibilidad entre las partidas puesto que con Nefis se debe entrar más en el detalle de a qué se destina el dinero. Esto significa que si se compromete una para algo en particular, cualquier cambio a otro destino resulta mucho más complejo. Mientras que con Nepal (el programa que la Administración ha utilizado estos últimos años), los destinos de las partidas son más genéricos y las variaciones son más sencillas de acometer.  

Esta circunstancia, huelga señalar, choca de lleno con el proceso de tramitación en Les Corts, donde se presentan multitud de enmiendas por parte de los grupos políticos que suponen movimientos en numerosas partidas para introducir o retirar millones de euros. Distintas fuentes del Gobierno valenciano señalan que las enmiendas se podrían presentar e incluso aprobar, pero si una partida cambiara de destino... la posterior ejecución quedaría en el aire. 

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Foto: RAFA MOLINA

Pero no solo eso. La menor movilidad que existe entre partidas si el presupuesto se desarrolla con Nefis afectaría también a las modificaciones presupuestarias que se realizan a lo largo del año y que la Conselleria de Hacienda aprueba y publica en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV). 

Algunas fuentes remarcan, asimismo, que con la implementación del sistema habría que adaptar todos los decretos y leyes que se desarrollen a este programa porque ahora mismo son incompatibles. Y no al revés, como ocurría con Nepal, el sistema ahora mismo en vigor. 

En mitad de todo este embrollo, que puede comprometer la elaboración de unos presupuestos clave antes de las elecciones del próximo año, hay quien no descarta que finalmente no se ponga en funcionamiento Nefis para estas cuentas, con lo que el contrato suscrito de más de 20 millones de euros vencería sin haberse implantado el programa. Otra opción sería que se realizara conjuntamente con este sistema y con el anterior, Nepal, para garantizar la ejecución de las partidas. 

Esto es, realizar el presupuesto en ambos programas para garantizar la posibilidad de ejecutar las partidas y no poner en riesgo las cuentas. O como lo resumen fuentes del Consell: "Hacer un programa piloto real". Esto, eso sí, supondría doble trabajo para los funcionarios de la Generalitat. 

Este mismo jueves, la Conselleria de Hacienda había convocado a los subsecretarios a una reunión de coordinación de la plataforma que finalmente ha sido cancelada. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme